Elvis Costello: “Me fascina el español, aunque no lo entienda”

Convertido en un mito, Elvis Costello puede permitirse excentricidades. La última es regrabar un disco de hace 45 años con vocalistas latinos como Juanes, Vega, Jorge Drexler o Luis Fonsi. Lo ha titulado ‘Spanish Model’

A Elvis Costello le salen bien hasta los selfis, como se demuestran en este que ha querido compartir con ICON.
A Elvis Costello le salen bien hasta los selfis, como se demuestran en este que ha querido compartir con ICON.

Habla Elvis Costello (Paddington, Londres, 67 años) desde una habitación de su casa de Canadá, en la que vive con su mujer, Diana Krall, y en la que no ha parado de trabajar desde que comenzó la pandemia. En este tiempo le ha dado tiempo a grabar un nuevo álbum, Hey Clockface, coordinar la reedición de lujo de uno de sus discos clásicos, Armed Forces, y concretar un proyecto que se puede calificar de excéntrico: reconstruir su primer clásico, This Year’s Model, de 1978, en el que le apoyaba el trío The Attractions, usando las grabaciones originales de la música y a 19 vocalistas latinos cantando en español.

Un curioso listado: Juanes, Sebastián Yatra, Pablo López, Luis Fonsi, Vega, Jorge Drexler, Fito Paez, Draco o Morat. A Costello le encantan estos experimentos: lo mismo graba un disco de versiones con la mezzosoprano sueca Anne Sofie von Otter que temas en francés o un álbum con un grupo de hip hop. Este no pasa de una curiosidad. Algunos cantantes están más acertados que otros, pero ninguno resulta especialmente memorable. “La idea surgió en un sueño, de verdad”, dice poniendo esa sonrisa socarrona que le caracteriza y que hace difícil distinguir si habla en serio. “Yo había rehecho con Sebastián una canción del disco con una voz femenina para una serie”, continúa. Mientras, el aludido, Sebastián Krys, famoso productor argentino que ha trabajado con él, le mira desde otra ventana de Zoom. “Sebastián se dio cuenta de que las canciones originales, que se grabaron en 1978, sonaban muy bien, muy compactas y eso significaba que había un montón de posibilidades. Así que se lo solté: ‘¿Por qué no hacemos el disco de nuevo? Entero. En español”.

Superada la sorpresa, Krys se puso manos a la obra. “Lo primero que buscamos fueron voces que funcionaran con cada canción. Algunas nos pedían una mujer. Otras, un hombre. Seleccionaba dos o tres, le mandaba links y él elegía”, explica el productor.

Elvis Costello performs durante una actuación en el verano de 1983 en Nueva York.
Elvis Costello performs durante una actuación en el verano de 1983 en Nueva York.Bill Tompkins (Getty Images)

“Algunas las conocía, pero fue una oportunidad de descubrir grandes cantantes”, remata Costello. “Buscaba muchas cosas. Transformaciones como la que ha hecho Draco, pero también ver en los más jóvenes esa sensación de no tener miedo y descubrir cosas que tenía yo cuando lo grabé. Cuando oigo aquel disco de hace 45 años, escucho el debut de un grupo. Es el sonido de una banda que cuatro meses antes no existía”.

Un poco de historia. En 1975, Elvis, entonces Declan Patrick Aloysius McManus, era un administrativo de Liverpool que con 21 años ya estaba casado y con un hijo. Pero actuaba en pubs y algo debía de tener porque llamó la atención de Stiff Records, un sello independiente que le fichó en 1977. Fue el sello quien le propuso su nombre artístico: Elvis, para provocar, porque era feo y gafotas. Costello era el apellido de soltera de su madre. Al llegar la new wave, su pop sesentero y acelerado encontró un sitio. Enseguida se convirtió en una de las estrellas del momento. Hoy es el que más lejos ha llegado de aquella generación. Una estrella que toca Penny Lane en la Casa Blanca con Barack Obama y Paul McCartney sentados en primera fila. “Cuando grabé This Year’s Model jamás pensé que llegaría a eso. Solo disfrutábamos. Todo era nuevo. Cosas tan emocionantes como la primera gira por Estados Unidos”.

Hay un vídeo en blanco y negro en YouTube de un concierto en New Jersey de esa gira: Elvis Costello & The Attractions era un cuarteto compacto y electrizante. Tenían eso que los flamencos llaman poderío. “He visto ese vídeo. Es verdad que estábamos muy bien. Recuerdo que al final apareció en los camerinos un tipo con una chupa de cuero y una bandana en la cabeza. De repente le reconocí, era Springsteen. Éramos fans mutuos y de lo que hablamos basicamente es de qué sería lo próximo. Y lo próximo supongo que fue otro paso que me terminó llevando a la Casa Blanca, tocando para Paul McCartney, para quien compuse 15 canciones una vez. Otra cosa que nunca pensé que haría”.

Por si se lo pregunta, no. Costello no habla castellano: “Me fascina el español. Siempre me ha gustado el sonido de esa lengua, aunque no la entienda. Mi padre hablaba español. Era el cantante de una orquesta y en su repertorio había canciones en español. Por un motivo o por otro mi padre y yo nunca pasamos mucho tiempo juntos, pero uno de mis primeros recuerdos es estar sentado en el palco de un salón de baile, porque entonces se llevaba a bandas a tocar en directo para que la gente bailase, y él cantando en español. Me encantaba el sonido aunque no sabía qué decía. Con siete u ocho años, ver a tu padre en un escenario, aunque fuera el de una sala de baile casi desierta tenía algo de magia. Nunca lo olvidaré”.

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS