_
_
_
_

Alec Baldwin confiesa que lleva 39 años sobrio después de esnifar “una raya de aquí a Saturno”

El actor, de 66 años, se ha sincerado en un ‘podcast’ sobre sus problemas con las adicciones a las drogas y el alcohol en la década de los ochenta: “La cocaína era como el café”

El actor Alec Baldwin en un evento de 2017 en Los Ángeles (California).
El actor Alec Baldwin en un evento de 2017 en Los Ángeles (California).Axelle/Bauer-Griffin (FilmMagic)
El País

“No suelo hablar mucho de esto”, confesaba el actor Alec Baldwin (Nueva York, 66 años) durante una entrevista en un reciente episodio del podcast Our Way with Paul Anka and Skip Bronson. “Lo cuento de vez en cuando, cuando creo que tiene sentido hacerlo. Llevo 39 años sobrio. Me hice abstemio el 23 de febrero de 1985″. El intérprete de cintas como La caza del Octubre Rojo (1990) o de la popular serie Rockefeller Plaza (30 Rock) no cuenta qué pasó exactamente aquel 23 de febrero que le hizo cambiar, aunque en anteriores entrevistas mencionó haber sufrido una sobredosis. En la nueva entrevista sí relata que se mudó desde su ciudad natal, Nueva York, a Los Ángeles, para probar fortuna en el mundo del cine dos años antes, en 1983: “Tuve un problema serio todos los días durante dos años. Creo que esnifé una raya de cocaína de aquí a Saturno”.

El actor ya había hablado en alguna que otra ocasión de este “problema serio” con el que convivió durante aquel periodo: “Aquellos dos años que viví en ese período blanco, como drogadicto diario, como bebedor diario... fueron para mí una miseria, muchacho, ese fue un momento difícil... sentía realmente mucho dolor”, declaró hace siete años en una entrevista para ABC News para promocionar su libro de memorias, Nevertheless. Ahora se ha decidido a dar más detalles sobre aquellos borrosos años: “Por aquel entonces, la cocaína era como el café. Todo el mundo la consumía todo el día”, resume. Así que dejó la cocaína, pero entonces llegaron otros problemas: “Cuando dejé las drogas, mi consumo de alcohol aumentó, lo cual te dicen que suele pasar. Y pasó. Empecé a beber”. En cuanto a la pregunta de Anka, su entrevistador, sobre cómo lleva el tema de la bebida en la actualidad, Baldwin indica que tras una etapa de aumento de consumo de alcohol después de dejar las drogas, finalmente, también lo dejó: “No echo de menos las drogas, pero sí la bebida. Me gusta beber”, admite.

En sus memorias, el propio Balwin escribió sobre su viaje hacia la sobriedad: “Dios me hizo sobrio. Aquel día, Dios era un trabajador del servicio postal jubilado y negro de 65 años llamado Lenny. Lenny me dijo: ‘Nunca más tendrás que sentirte así si no quieres hacerlo”. El actor se siente orgulloso de haber conseguido dejar las sustancias a las que era adicto: “Me alegro de haberlo logrado, porque no muchas personas logran estar sobrias cuando son jóvenes”, dijo en ABC News.

Alec Baldwin es el mayor de cuatro hermanos que también se dedican al mundo de la interpretación; Daniel, William y Stephen. Todos han disfrutado, en mayor o menor medida, de las mieles de la fama. Y, como Alec, el más popular de la familia de actores, todos han lidiado, también en mayor o menor medida, con problemas de adicción. Daniel Baldwin, de 63 años, conocido principalmente por interpretar al detective Beau Felton en la popular serie policial Homicide: Life on the Street, que se emitió durante los años noventa, protagonizó un enorme escándalo en 1998, tras ser llevado al hospital después de corretear desnudo por el lujoso Hotel Plaza de Nueva York mientras gritaba su propio apellido. Tras ser investigado, le detuvieron por posesión de cocaína, se le acusó de conducta inapropiada y fue sentenciado a tres meses en rehabilitación. Un tiempo más tarde, admitió ser adicto a esta sustancia desde 1989. Estuvo en rehabilitación en nueve ocasiones, y a la décima encontró un programa que funcionó.

Stephen Baldwin, de 57 años, tiene una larga filmografía a sus espaldas, que incluye la interpretación del personaje Búfalo Bill en la serie de televisión Young Riders, de 1989, que fue ganadora de un premio Emmy. Hoy en día, sin embargo, es más conocido por ser el padre de Hailey Bieber, modelo e influencer, dueña de una marca de cosméticos y la esposa del cantante Justin Bieber. Fue precisamente su popular hija quien declaró que su padre tuvo “enormes problemas con la cocaína”, lo cual ha permitido que ella ayude a su marido en su camino hacia la sobriedad.

William Baldwin, de 61 años, no ha vivido problemas de adicción, pero durante años no solo tuvo que lidiar con los de sus hermanos, sino también con los de su esposa, la cantante Chynna Phillips, hija de John y Michelle Phillips, miembros de The Mamas & the Papas. Chynna Phillips y Williams Baldwin se conocieron en 1991 y se casaron en 1995. La cantante fue adicta al alcohol y a las drogas durante su adolescencia. En una entrevista con EHN Canada, el actor habló abiertamente de este asunto: “La mitad de mi familia está en Alcohólicos Anónimos, así que todo el mundo habla de su adicción”, reveló. El actor reconoció que sus padres no solían consumir de alcohol, y que fueron los destellos de Hollywood los que iniciaron en el consumo a sus hermanos: “En mi vida adulta, diría que la primera vez que fui consciente de ello fue a través de mi hermano, Daniel, que estaba casado con su novia de la Secundaria, tuvo un hijo con ella, se divorció y, en nuestros primeros días en Hollywood... nos rodeábamos de gente de Hollywood, de gente que abusaba de las drogas y el alcohol”. William confesó que tuvo que gestionar la adicción de su hermano: “No he luchado con mi propia adicción, pero sí he luchado para poder lidiar con la suya”.

Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_