_
_
_
_
_

El príncipe Enrique habla sobre la salud de su padre, Carlos III, y abre la puerta a una reunificación familiar

El duque de Sussex ha concedido una entrevista en televisión en la que asegura que ama a su familia y agradece haber podido viajar a Londres para visitar al rey

Príncipe Harry habla de Carlos III
El príncipe Enrique y Meghan Markle, en su visita a Canadá para asistir a un evento de los Juegos Invictus, el jueves.Andrew Chin (Getty Images)
El País

El príncipe Enrique ha revelado este viernes que está “agradecido” de haber podido volar al Reino Unido para visitar a su padre, el rey Carlos III, tras su diagnóstico de cáncer. “Amo a mi familia”, ha asegurado en televisión. Es la primera vez que el duque de Sussex, de 39 años, habla públicamente sobre la salud del monarca, de 75, desde que este pospuso sus deberes públicos para comenzar el tratamiento de su enfermedad. Lo ha hecho en una entrevista para el programa Good Morning America de la ABC, donde ha hablado de su breve visita a Londres, sin la compañía de su esposa, Meghan Markle, ni sus hijos, 24 horas después del anuncio del diagnóstico de la enfermedad del rey por parte del palacio de Buckingham el día 5. “¿Cómo te enteraste?”, le pregunta el entrevistador. “Hablando con él”, desvela Enrique. Luego le pregunta sobre su posterior reacción. “Me subí a un avión y fui a verlo tan pronto como pude”, reconoce.

“Estoy agradecido de haberme podido subir a un avión e ir a verlo y pasar tiempo con él”, responde al presentador cuando este le pregunta sobre qué ha significado para él esa visita en el plano emocional. Enrique, que desde 2020 reside en California con Meghan Markle, voló durante unas 10 horas hasta Londres para ver a su padre, en lo que finalmente resultó un corto encuentro de una media hora en Clarence House. Fue su primera reunión formal en persona desde el funeral de la reina Isabel II, en septiembre de 2022. Al día siguiente, el hijo menor del monarca tomaba un avión de vuelta a Los Ángeles, lo que supone un viaje de ida y vuelta de casi 9.000 kilómetros y un gasto de combustible que ha levantado ampollas en la esfera pública. Según cuenta en la entrevista, tiene planes de visitar el Reino Unido y ver a su familia tanto como pueda.

El entrevistador en la nueva aparición televisiva de Enrique de Inglaterra es Will Reeve, hijo del fallecido actor de Superman, Christopher Reeve, que en 1995 sufrió un accidente por el que perdió la movilidad total de su cuerpo. “También he descubierto en mi propia vida que una enfermedad en la familia puede tener un efecto reunificador. ¿Es eso posible en este caso?”, sugiere al príncipe. “Absolutamente. Sí, estoy seguro. Lo veo en el día a día, en muchas familias, la fuerza de la unidad familiar que se junta. Creo que cualquier enfermedad une a las familias”, reconoce él. Estas declaraciones abren una ventana a una posible reconciliación con su hermano mayor, el príncipe Guillermo, con quien hace años que está distanciado. De hecho, Enrique no lo vio durante su viaje a Londres.

A la pregunta de si se sentía estadounidense, el príncipe respondió primero con un “no”, antes de añadir: “No sé cómo me siento”. Ha asegurado, además, que ha llegado a considerar convertirse en ciudadano estadounidense: “La ciudadanía americana es un pensamiento que me ha pasado por la cabeza, pero ciertamente no es algo que sea una alta prioridad para mí en este momento”. Sobre su vida en EE UU, mientras están sucediendo tantas cosas en su familia a miles de kilómetros, dijo: “Tengo mi propia familia, como todos. Mi familia y mi vida están en California”.

Un equipo de grabación liderado por Reeve ha estado siguiendo a Enrique y su esposa desde que volaron a Canadá el martes para un evento de cuenta regresiva para los Juegos Invictus en Whistler y Vancouver. La conversación con el hijo del actor llega en plena semana de novedades para los duques de Sussex, que también ha hecho que sean duramente criticados por los defensores de la realeza británica. El lunes estrenaron nueva página web (Sussex.com), en la que hacen uso de su escudo de armas como duques, algo que no ha pasado desapercibido después de que decidieran dejar de ser miembros activos de la familia real británica en 2020. Tampoco lo ha hecho la decisión de no mencionar a los Windsor en sus respectivas biografías ni la de cambiar los apellidos de sus hijos, Archie y Lilibet, a Sussex. El miércoles, además, Meghan Markle anunciaba el lanzamiento de un nuevo podcast para la plataforma Lemonade Media, donde promete “hacer que la vida sea menos apestosa” con programas sobre sexo, psicología, y cuestiones del colectivo LGTBI.

Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_