_
_
_
_

La BBC libera 3.000 ‘emails’ sobre Lady Di, Martin Bashir y su polémica entrevista en ‘Panorama’

El periodista británico se defendió de las acusaciones sobre los engaños que le llevaron a asegurar su entrevista con la princesa de Gales alegando “celos profesionales”, racismo y clasismo

Lady Di
Un momento de la entrevista de Martin Bashir a Lady Di, en 1995.
El País

Más de 3.000 correos electrónicos escritos entre varios de los directivos y jefes de la BBC y el periodista Martin Bashir, enviados durante un periodo de dos meses en el año 2020, acaban de ser liberados por la cadena británica, después de que el periodista Andy Webb, amparándose en el derecho a la información, consiguiese un fallo judicial a su favor el pasado mes de diciembre.

Webb está investigando sobre la polémica entrevista que Lady Di concedió al programa de televisión Panorama, presentado por Martin Bashir, en 1995. Una entrevista que dio la vuelta al mundo y en la que la princesa habló sin tapujos de sus problemas matrimoniales con el entonces heredero al trono, cuestionó las capacidades de su todavía marido y dejó frases memorables como “Éramos tres en este matrimonio. Estaba un poco superpoblado”, admitiendo la infidelidad de Carlos de Inglaterra ante más de 23 millones de espectadores. La que fuera considerada “la exclusiva del siglo” se reveló como un modelo de mala praxis periodística en el año 2020, cuando un documental titulado The Diana Interview: Revenge of a Princess (La entrevista de Diana: venganza de una princesa), emitido por la cadena ITV, descubrió las malas artes con las que se había conseguido poner a Lady Di frente a las cámaras de la BBC, destapando toda una trama de chantajes y mentiras usadas para convencer a la entonces aún esposa del heredero al trono. Ahora, Webb aspira a conocer más detalles, puesto que sospecha que los directivos de la empresa podían tener más conocimientos de los que han admitido, y busca saber qué sucedió cuando se destapó el escándalo en el que se descubrió que Bashir había conseguido la entrevista mediante engaños y documentos falsos hasta su salida de la BBC, oficialmente, en 2021.

Los correos electrónicos recientemente publicados muestran que Bashir pensó que su clase y raza influyeron en el escándalo, convirtiéndole en el chivo expiatorio de toda la cadena. En un email enviado el 20 de julio de 2020, Bashir le dijo al jefe de historia de la BBC, Robert Seatter, que los documentos falsificados no influyeron en la obtención de la entrevista y que esto habría causado menos controversia si la entrevista la hubiese realizado un periodista “dinástico” como David Dimbleby (periodista político histórico en el Reino Unido, además de hijo y hermano de dos conocidos periodistas). “Lamento oír que esta supuesta historia de ‘falsificación’ ha vuelto a surgir. Esto no tuvo nada que ver con conseguir la entrevista, pero permitió que los celos profesionales, particularmente dentro de la empresa, se colgaran la medallita ante supuestas irregularidades”, escribe Bashir. “En aquel momento, también era evidente que había cierta irritación porque un inmigrante de segunda generación, de raíces de clase trabajadora y no blanco, tuviera la audacia de entrar en el palacio real y realizar una entrevista. ¡Hubiera sido mucho más fácil si una de las familias dinásticas (Dimbleby, por ejemplo) lo hubiera hecho!”, añade.

En aquellos días posteriores a que se conociera que, entre otras cosas, Bashir había mostrado a Charles Spencer, hermano de Diana, extractos bancarios falsificados para que este convenciese a la princesa de Gales de realizar la entrevista, se enviaron numerosos correos dentro de la BBC: “Desde que regresé al Reino Unido en 2015 y me reincorporé a la BBC en 2016, el personal de la Oficina del Príncipe de Gales (para mi sorpresa) ha expresado su gratitud por haber rechazado todas las solicitudes para discutir la entrevista”, afirmaba Bashir.

Webb contra la BBC

“Usted podrá preguntarse, ¿qué más se puede decir sobre la escandalosa trampa tendida por parte de Bashir a Diana?”, escribía el propio Webb en un artículo publicado el 9 de diciembre en The Mail On Sunday. “Sabemos que el periodista solo consiguió su sensacional entrevista de 1995 con la princesa vendiéndole una letanía de mentiras y difamaciones. También sabemos, gracias al informe de Lord Dyson en 2021, que los jefes de la BBC en ese momento encubrieron gran parte de lo que sabían sobre el engaño de Bashir. Pero llevo creyendo, durante mucho tiempo, que aquí hay una historia mucho más grande y que los intentos de la empresa de silenciar este escándalo no terminaron hace 28 años”, expuso el periodista sobre su investigación.

Lady Di y Martin Bashir BBC
La princesa Diana frente al periodista Martin Bashir durante la entrevista realizada en el palacio de Kensington en 1995.Tim Graham (Corbis via Getty Images)

Ahora el periodista afirma que los documentos obtenidos (que, en total, son 3.288 correos electrónicos) muestran que la BBC ocultó pruebas internas importantes relacionadas con las investigaciones que realizaron en torno a la entrevista en Panorama. En un correo del 19 de octubre de 2019, un abogado escribe a un exeditor del programa de televisión para explicarle que “la empresa no está publicando todos los documentos de las investigaciones internas en este momento”.

Tras la liberación de los correos electrónicos, Webb ha afirmado que “la BBC admite claramente que se estaban reteniendo documentos. En mi opinión, eso es un encubrimiento. Y es obvio, incluso a primera vista, que este material es muy relevante, aunque la BBC aseguró ante el juez que era completamente irrelevante”. Desde la cadena pública británica, por su parte, han garantizado que: “A lo largo de este proceso nos hemos tomado muy en serio nuestra responsabilidad de cumplir las instrucciones del Tribunal. No hay nada que respalde las acusaciones de que la BBC actuó de mala fe en 2020 y mantenemos que esta sugerencia es, sencillamente, incorrecta”. Como muestra de esta buena fe, la BBC ha recordado que, en anteriores ocasiones, “lejos de intentar ocultar o encubrir estos asuntos”, ha tomado medidas como, por ejemplo, la de encargar a Lord Dyson que llevase a cabo una investigación independiente, que terminaría publicándose en 2021. Este informe concluyó que la cadena pública “no cumplió con sus elevados estándares de integridad y transparencia”.

Webb no opina lo mismo, puesto que afirma que “carece de sentido” que la cadena haya invertido tanto tiempo y dinero intentando evitar que estos documentos se hicieran públicos, y cree que mostrarán evidencia suficiente de que Bashir no es el único responsable de la entrevista. El hermano de Diana, Charles Spencer, es de la misma opinión, y ha apoyado la investigación que está llevando a cabo: “Los responsables de esto en la BBC se han escondido detrás de abogados caros en un momento en que la BBC, esta gran institución nacional e internacional, está haciendo recortes. Y creo que eso es obsceno”, dijo en el programa Broadcasting House de BBC Radio 4 el pasado diciembre.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_