_
_
_
_
_

Kesha y Dr. Luke llegan a un acuerdo que pone fin a sus 10 años de batalla legal

La cantante acusó al productor musical de violación en 2014, y él contestó con una denuncia contra ella por difamación. Ahora ambos han emitido un comunicado conjunto en el que aseguran que es momento de cerrar ese capítulo

Kesha
La cantante Kesha en la 'premiere' de la segunda temporada de la serie 'Ted Lasso' en West Hollywood (California), el 15 de julio de 2021.MARIO ANZUONI (REUTERS)

La cantante Kesha resolvió este jueves la demanda presentada por su exproductor, Dr. Luke, quien afirmó que ella le había difamado al acusarle de violación en el año 2014. Los términos del acuerdo alcanzado este 22 de junio no se han hecho públicos, pero sí han emitido una declaración conjunta, que han publicado en sus redes sociales, en la que ambos aseguran que ha llegado el momento de cerrar este capítulo y seguir adelante con sus vidas. Un comunicado en el que cada uno de ellos hace una breve declaración. “Solo Dios sabe lo que pasó aquella noche, como siempre he dicho. No puedo recordar todo lo que pasó. Estoy deseando cerrar este capítulo de mi vida y empezar uno nuevo. Solo le deseo la paz a todas las personas implicadas”, expone la artista californiana.

Dr. Luke, cuyo nombre real es Lukasz Gottwald, aprovecha el comunicado para negar todas las acusaciones realizadas por Kesha: “Aunque aprecio que Kesha reconozca que no es capaz de recordar todo lo que pasó aquella noche en 2005, yo estoy completamente seguro de que no pasó nada. Nunca la drogué ni abusé de ella y nunca le haría algo así a nadie. Por el bien de mi familia, he luchado ferozmente para limpiar mi nombre por casi 10 años. Es el momento de dejar todo esto atrás y mirar hacia adelante. Le deseo a Kesha lo mejor”.

El acuerdo se produce poco más de una semana después de que el Tribunal de Apelaciones de Nueva York le diera a la cantante de éxitos como Tik Tok y We R Who We R una importante victoria legal. Este tribunal determinó que el Dr. Luke era una figura pública (previamente, otro tribunal había establecido que no lo era), por lo que tendría que demostrar que la cantante actuó con “malicia real” cuando le demandó en 2014. El tribunal también determinó que Kesha tenía vía libre para presentar contrademandas contra su exproductor —aunque él sigue en la discográfica con la que la artista tiene contrato— por angustia emocional, daños y honorarios legales. Este último fallo revocaba los de los tribunales de instancias inferiores contra la cantante, allanando el camino para que su caso fuera a juicio. De hecho, estaba previsto que el juicio comenzara el próximo mes de julio.

Todo se remonta al año 2014, cuando Kesha presentó una demanda en la que acusaba de violación y manipulación emocional a su entonces productor, Dr. Luke, al que también acusaba de haberla obligado a consumir drogas y de haberle provocado una bulimia nerviosa. Entonces ella tenía un contrato que la vinculaba musicalmente con el sello discográfico Kemosabe Records, perteneciente a la discográfica Sony y cuyo fundador es Dr. Luke, para grabar con ellos los seis próximos discos firmados en su acuerdo. La artista californiana perdió aquella la batalla legal, quedando vinculada profesionalmente a Dr. Luke en sus futuros proyectos. Y así sigue hasta la fecha, como ha sido el caso del disco que publicó el pasado mes de mayo, titulado titulado Gag Order (orden de mordaza, en castellano), un término legal que hace referencia a la prohibición de un juez de hablar en público sobre un proceso penal pendiente.

Songwriter Lukasz "Dr. Luke" Gottwalk poses with singer Kesha after receiving his award at the 28th Annual ASCAP Pop Music Awards in Los Angeles
El compositor Lukasz Gottwalk, más conocido como Dr. Luke, posa con la cantante Kesha después de recibir su premio en la 28ª Entrega Anual de los Premios de Música Pop ASCAP en Los Ángeles, el 27 de abril de 2011.Chris Pizzello (AP)

Casi 10 años más tarde, los frentes seguían abiertos: Dr. Luke demandó a Kesha por difamación, negando todas las acusaciones de la cantante y añadiendo que ella había hecho una serie de declaraciones falsas en redes sociales, en documentos judiciales y en mensajes de texto que le escribió a la cantante Lady Gaga. Con este acuerdo, parece que tanto ambos tienen claro que quieren cerrar un capítulo de sus vidas que ya dura una década y seguir adelante.


Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_