De Geri Halliwell a Geri Horner: la verdadera ‘Spice pija’ no era Victoria, sino ella

La que fuera miembro de Spice Girls cumple este 6 de agosto 50 años hoy vive entre dos lujosas casas de campo orgullosa de ser una madre de dos hijos y una esposa ejemplar

Geri Horner en el año 2019 en el palacio de Buckingham durante una recepción para los ganadores del concurso de ensayos Queen's Commonwealth, el concurso internacional de escritura para escuelas más antiguo del mundo que promueve la alfabetización, la expresión y la creatividad entre los jóvenes.
Geri Horner en el año 2019 en el palacio de Buckingham durante una recepción para los ganadores del concurso de ensayos Queen's Commonwealth, el concurso internacional de escritura para escuelas más antiguo del mundo que promueve la alfabetización, la expresión y la creatividad entre los jóvenes.Getty

Poco queda de aquella Geri Halliwell que, en un acto benéfico en 1997, osó pellizcar el trasero del príncipe Carlos. O la que, ese mismo año, acaparó todas las miradas en la gala de los Brits Awards con un minivestido de la Union Jack. La que fuera miembro de Spice Girls, que este sábado 6 de agosto cumple los 50, ha arrinconado las controversias en favor de una vida mucho más sosegada. Aquel Girl Power (¡Chicas al poder!), el grito de guerra con el que su antigua banda inculcó el feminismo y la sororidad entre los millennials, ya ha pasado a la historia: la nueva Geri es una ama de casa abnegada y rodeada de lujos.

El primer punto de inflexión se produjo el 14 de mayo de 2006, justo cuando dio a luz a Bluebell Madonna, fruto de la relación que mantuvo con el guionista y cineasta Sacha Gervasi. “Solía tener una sensación de poder cuando actuaba, pero he perdido mi ego. No tengo ese impulso de ser una estrella. Quizá tenga algo que ver con el hecho de ser madre. En algún momento el ‘yo, yo, yo’ se vuelve un poco aburrido. Cuando era más joven, me gustaba disfrutar de la adulación. Ahora prefiero estar tocando un piano”, declaró en 2018 a The Guardian acerca de sus prioridades fuera de la industria musical. Desde que en 2017 editara Angels in Chains, un tema con el que homenajeó a su amigo George Michael [el cantante falleció el día de Navidad de 2016], las últimas canciones que ha compartido con sus fans datan de 2020: Rainbow Woman, Travelling Light y Man on the Mountain.

Las Spice Girls en su totalidad posan frente al Arco del Triunfo en París septiembre de 1996.
Las Spice Girls en su totalidad posan frente al Arco del Triunfo en París septiembre de 1996. Tim Roney (Getty Images)

Sin embargo, la persona que la ha transformado por completo es Christian Horner, el expiloto y actual director de la escudería Red Bull de Fórmula 1. El magnate de las carreras Bernie Ecclestone les presentó en 2009, pero entonces no pasó nada entre ellos porque él llevaba 10 años felizmente casado con la empresaria Beverly Allen. Todo cambió en octubre en 2013: a las pocas semanas de nacer la única hija del matrimonio, Olivia, Horner solicitó el divorcio. Apenas unos meses después, en febrero de 2014, ya estaba saliendo de forma oficial con la antiguamente apodada Ginger Spice.

“Cuando conocí a Christian, lo supe automáticamente. De hecho, le dije a una amiga: ‘Creo que he conocido al hombre con el que quiero casarme”, confesó la artista en el programa This Morning del canal ITV. Así fue: el 15 de mayo de 2015 se dieron el “sí, quiero” en la iglesia St. Mary de Bedfordshire. Los padres de Horner se negaron a asistir a la ceremonia porque, según publicó la prensa británica, nunca le perdonaron cómo terminó con su primera esposa. Geri, por su parte, se deshizo para siempre del apellido Halliwell y adoptó el de su marido. Se estima que entre los dos amasan una fortuna de 440 millones de libras, lo equivalente a algo más de 526 millones de euros.

Christian Horner y Geri Horner en la 'premiere' de la película 'Sin tiempo para morir' de la saga de James Bond, en el Royal Albert Hall de Londres en 2021.
Christian Horner y Geri Horner en la 'premiere' de la película 'Sin tiempo para morir' de la saga de James Bond, en el Royal Albert Hall de Londres en 2021. Max Mumby/Indigo (Getty Images)

Junto a Bluebell Madonna, Olivia y Montague George Hector Horner —su único hijo en común, nacido el 21 de enero de 2017— residen en dos espectaculares casas de campo de Oxfordshire y Hertfordshire. La de Oxfordshire, en concreto, es su preferida y la que suele mostrar más a menudo en su cuenta de Instagram [con 1,2 millones de seguidores, muy lejos de los más de 30 millones de Victoria Beckham]. No viven precisamente solos: entre otros, tienen decenas de cabras, gallinas —su ojito derecho se llama Ginger— y tres burros, de nombre Betsy, Bobby y Nelly. “Restaurar la granja ha sido mi pasatiempo: la forma de apartar las carreras de mi mente. La casa principal está terminada, pero ahora se están cambiando los graneros. Actualmente estamos dando los últimos toques a una piscina cubierta”, contaba Christian a Luxury London, en 2019, durante la remodelación de su particular paraíso en la campiña inglesa.

Pese a todo, hay un par de puntos que no todos han asimilado todavía. Primero, unas declaraciones que, en septiembre de 2015, estando ya casada, la ex Spice realizó al suplemento Event del Daily Mail: “Cocino para él, me gusta verle feliz. […] Lo más importante de todo es que puedo ser yo misma con Christian, puedo respirar. No quiero divorciarme nunca”. Cuando el mismo medio le preguntó si, de algún modo, estaba traicionando sus principios feministas, respondió: “Creo en la igualdad, pero también estoy orgullosa de ser una esposa: creo completamente en la unión del matrimonio y en todo lo que conlleva”.

El otro aspecto más cuestionado es su nuevo acento: a oídos de algunos fans y amigos más cercanos, desde que es la señora Horner suena forzosamente pija. Louis Walsh, jurado de talent shows como X Factor o Britain’s Got Talent, bromeó al respecto en el podcast White Wine Question Time de Kate Thornton, basándose en que es originaria “de Watford”. Mel B, su otrora compañera en Spice Girls, tampoco ha obviado su nuevo estatus social. Cuando en 2019 admitió al presentador Piers Morgan que ambas mantuvieron relaciones sexuales una noche, apostilló: “Me va a odiar, porque ahora es muy pija, con su casa de campo y su marido, pero es un hecho. Simplemente ocurrió y nos reímos de ello”. Quizás Geri Halliwell se lo hubiese tomado a risa, pero a la nueva Geri Horner no le hizo ni pizca de gracia: “Ha sido muy decepcionante leer acerca de todos estos rumores de nuevo, especialmente coincidiendo con el Día de la Madre”, explicó la cantante en un comunicado que envió al diario The Daily Mail. Halliwell, además, aseguró que esa historia no es cierta. La señora Horner no echa de menos a Ginger Spice.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS