La BBC pide disculpas al príncipe Carlos y a sus hijos por el “impacto” que les supuso la entrevista de Diana de Gales de 1995

El ente público ha indemnizado a la entonces niñera de Guillermo y Enrique por las “serias consecuencias personales” que tuvo el programa ‘Panorama’, donde Martin Bashir convenció a la princesa para charlar a través de mentiras, y que ya nunca volverá a emitir

La princesa Diana, en su entrevista con Martin Bashir para 'Panorama' en la BBC en 1995.
La princesa Diana, en su entrevista con Martin Bashir para 'Panorama' en la BBC en 1995.

Si una frase de Diana de Gales ha quedado para la posteridad es aquella de “Éramos tres en ese matrimonio. Estaba un poco superpoblado”. La princesa la pronunció en noviembre de 1995, ante 23 millones de espectadores y en la BBC, la cadena pública británica. Aquella entrevista, considerada en una encuesta hecha a más de 3.000 británicos como “la más memorable” del ente público, tuvo lugar en el programa Panorama, que dirigía y presentaba el periodista Martin Bashir. Aquella impactante conversación en horario de máxima audiencia puso en la picota que la unión entre el heredero al trono británico y su esposa estaba absolutamente rota, y que en él había terceras personas. Un tanto que se apuntó Bashir y un hito mediático que, pese a que después Diana mantuvo un alto perfil mediático, ya nunca se repitió. La pareja se divorció en cuestión de semanas.

Sin embargo, a finales de 2020 se supo que esa entrevista se había tejido con una tupida red de mentiras para convencer a la princesa, a través de su entorno y de documentación falsa, de que hablara. Tanto que la BBC tuvo que pedir disculpas e incluso iniciar una investigación al respecto. Esas pesquisas están dando sus frutos con una serie de disculpas, pagos y comunicados públicos que tratan de remendar unos daños ya casi imposibles de reparar. Ahora la cadena pública ha pedido, en un escueto comunicado que ha colgado en su web, públicos perdones para el primogénito de Isabel II y heredero de la corona, Carlos de Inglaterra, y para sus hijos, Guillermo y Enrique. Lo ha hecho al anunciar que indemnizará a la entonces niñera de los príncipes, Alexandra Pettifer (conocida como Tiggy Legge-Bourke) por las “serias consecuencias personales” que aquella entrevista tuvo para ella, puesto que se dejó caer que había mantenido una aventura con el príncipe Carlos. La cantidad del pago, eso sí, se desconoce.

Quien es director general de la BBC desde hace un par de años, Tim Davie, ha explicado que la corporación ha decidido pagar una suma sustancial, según su web, a Pettifer. Pero ha seguido: “Y yo quiero aprovechar esta oportunidad para pedirle disculpas públicas a ella, al príncipe de Gales y a los duques de Cambridge y de Sussex”, ha dicho, en referencia a Carlos de Inglaterra y sus hijos, Guillermo y Enrique, “por el modo en el que la princesa Diana fue engañada y el posterior impacto que tuvo en sus vidas”. “Lamentamos profundamente que la BBC no llegara al fondo de los hechos inmediatamente después de la emisión del programa, donde hubo visibles señales de peligro de que [la entrevista] se había obtenido de manera inapropiada. En cambio, como dijo el propio duque de Cambridge, la BBC falló a la hora de pedir explicaciones más serias. Si hubiéramos hecho nuestro trabajo de forma apropiada, Diana hubiera sabido la verdad en vida. Pero la defraudamos a ella, a la familia real y a nuestra audiencia”, ha reconocido Davie. La princesa murió menos de dos años después de la emisión del programa, en agosto de 1997, y nunca llegó a saber aquellos tejemanejes de Bashir, que hoy está enfermo y apartado de la BBC.

El director general del ente —que no tiene una carrera periodística, pero sí es un gran experto en marketing, tras hacer carrera en grandes corporaciones como Pepsi y Procter&Gamble— ha aprovechado para explicar que, dado el “gran impacto” que en su día tuvo la entrevista, “el programa nunca se volverá a emitir, ni a licenciar para otras emisoras en su totalidad o en parte”. “Por supuesto, sigue formando parte de nuestras grabaciones históricas y en el futuro habrá ocasiones en las que esté justificado, por parte de la BBC, utilizar extractos cortos con motivos periodísticos, pero serán pocos y separados entre sí, y tendrán que ser autorizados por el comité ejecutivo y estar en el contexto en el que hoy día sabemos que se obtuvo la entrevista”, asegura, para finalizar instando a otros a “ejercer similares restricciones” con ese contenido.

La exniñera de Guillermo y Enrique de Inglaterra, Tiggy Pettifer, el 31 de marzo de 2014 en Windsor.
La exniñera de Guillermo y Enrique de Inglaterra, Tiggy Pettifer, el 31 de marzo de 2014 en Windsor.Mark Cuthbert (UK Press via Getty Images)

Las “disculpas sin reservas” que la BBC ha emitido hacia Alexandra Pettifer se realizan por las “muy serias e infundadas acusaciones de que la demandante estaba teniendo una aventura amorosa con el príncipe de Gales”, y reconocen que esas sospechas que se levantaron contra ella fueron “probablemente” porque Panorama buscó conseguir esa entrevista con Diana. El abogado de Pettifer ha afirmado que ella se siente “aliviada” por el hecho de que la BBC acepte que esas denuncias son “completamente falsas y sin ninguna base”. A finales de junio, la BBC ya compensó con una suma que calificaron de “significativa” a Mark Killick, productor que trabajó con Bashir en Panorama y que alertó de que el periodista estaba usando documentación falsa, en concreto extractos bancarios, para poder verse con la princesa, pero al que la cadena prefirió ignorar, acusándole de “estar celoso” del periodista estrella. Y en marzo ya le había pagado una cantidad, de nuevo sin especificar, pero “de miles de euros”, al exsecretario de Diana, Patrick Jephson, por los daños causados. Él lo donó a causas benéficas, y afirmó: “Después de más de 25 años, es un alivio que este lamentable episodio haya concluido finalmente. Doy las gracias a lord Dyson y a los periodistas cuya tenacidad ha logrado que la verdad salga a la luz”.

Lord Dyson es el exmagistrado del Tribunal Supremo del Reino Unido, John Dyson, que fue quien llevó a cabo una profunda investigación (se hizo otra, mucho menos exhaustiva y donde la versión de Bashir primó) sobre qué ocurrió para que Diana llegara a dar esa entrevista y concluyó, en mayo de 2021, de que la corporación pública “no cumplió con sus elevados estándares de integridad y transparencia” a la hora de obtenerla. En el informe, que arrancó tras la emisión de un documental de la cadena ITV emitido en noviembre de 2020, Dyson observó que, entre otros, Bashir le mostró al hermano de Lady Di, hoy el conde Spencer, unos extractos bancarios falsos gracias a los que supuestamente se mostraba que dos guardaespaldas de la princesa habían sido pagados para espiarla; el periodista también le hizo ver que a Diana le abrían el correo o le pinchaban el teléfono, o que el servicio secreto británico había grabado al príncipe Carlos y a su secretario privado, Jephson, planeando “el final”. Todo ello contribuyó a alimentar la paranoia de la aún esposa de Carlos de Inglaterra y la animó a hablar en público.

Cuando se conocieron las conclusiones del informe, la BBC ya mandó cartas privadas de disculpas a los príncipes Carlos, Guillermo y Enrique; ahora ha querido hacer público ese perdón. Guillermo se pronunció al respecto y aseguró que aquella entrevista “contribuyó de modo relevante al miedo, la paranoia y el aislamiento” que sufrió su madre. Su hermano Enrique dijo: “Nuestra madre perdió su vida por esto, y nada ha cambiado. Al proteger su legado, protegemos a todo el mundo, y mantenemos la dignidad con la que vivió su vida. Recordemos quién era ella, y todo lo que defendió”. Guillermo entonces exigió que el programa no se volviera a emitir. Ahora la BBC ha escuchado sus palabras e intenta que la herida, pública y privada, termine de cerrar.

Sobre la firma

María Porcel

Licenciada en Periodismo y Comunicación Audiovisual, es Máster de la Escuela de Periodismo UAM-El País, lleva más de una década vinculada a EL PAÍS. Ha pasado por Cadena Ser, SModa y El HuffPost, donde implementó la estrategia de Redes Sociales y trabajó en la sección de Tendencias. También ha escrito para Vanidad, Business Insider o Marie Claire.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS