La BBC paga miles de euros al ex secretario privado de Lady Di por los daños que le causó la entrevista de Panorama

El periodista Martin Bashir falsificó extractos bancarios para culpar al comandante Patrick Jepshon de estar espiando a la princesa de Gales

La princesa Diana, en su entrevista con Martin Bashir para 'Panorama' en la BBC en 1995.
La princesa Diana, en su entrevista con Martin Bashir para 'Panorama' en la BBC en 1995.

La entrevista, aquella en la que Lady Di pronunció su famosa frase de “éramos tres en este matrimonio, un poco multitud”, ya ha pasado a la historia, pero las consecuencias de las maniobras chapuceras y tramposas con las que el periodista Martin Bashir la obtuvo todavía las está pagando la BBC. La cadena pública ha comunicado este jueves el acuerdo alcanzado con el comandante Patrick Jephson, de 66 años, para compensarle con decenas de miles de libras por los daños que Bashir ocasionó a su reputación. El periodista utilizó unas anotaciones bancarias que encargó falsificar, en las que determinadas cantidades se ingresaban en la cuenta de Jephson, secretario personal de Diana de Gales de 1988 a 1996. Pretendía convencer así a Lady Di de que estaba siendo espiada, y de que era víctima de una conspiración urdida contra ella desde el Palacio de Buckingham.

La corporación televisiva ha expresado además “sus disculpas sin reservas” a Jephson por el daño ocasionado, pero no ha querido revelar la cantidad exacta de la indemnización, que se destinará integramente a la organización caritativa galesa designada por el exsecretario de Diana. “Después de más de 25 años, es un alivio que este lamentable episodio haya concluido finalmente. Doy las gracias a Lord Dyson y a los periodistas cuya tenacidad ha logrado que la verdad salga a la luz”, ha dicho Jephson en un comunicado. Según el periódico The Times, la cifra pagada sería de unos 120.000 euros.

Charles Spencer, hermano de la princesa Diana, ha querido también pronunciarse al respecto y lo ha hecho a través de un tuit en el que asegura que este es el resultado “correcto” y ha calificado de “espantoso” todo lo que ha pasado Jephson como consecuencia del periodismo “grotesco”. “Es terrible que haya sido encubierto durante tanto tiempo por personas de alto nivel en BBC News”, ha añadido, dando por sentado que se conocerán más cosas relacionadas con el caso más pronto que tarde.

La investigación llevada a cabo por el exmagistrado del Tribunal Supremo del Reino Unido, John Dyson, llegó a la conclusión, en mayo del año pasado, de que la corporación pública “no cumplió con sus elevados estándares de integridad y transparencia” al obtener la famosa entrevista de 1995. El periodista Martin Bashir, de 59 años, que consagró su estrellato con esa exclusiva, ya no trabaja para la BBC. Dimitió el año pasado por motivos de salud: ha padecido covid-19 y se ha visto sometido a varias operaciones de corazón. Pero su reputación quedó tocada al admitir el “error” de utilizar documentos falsos para convencer a la familia de Diana Spencer de la necesidad de la entrevista.

La BBC realizó en 1996 su propia investigación interna, ante las revelaciones del engaño por parte de otros medios. Al frente de ella estuvo Tony Hall, quien poco después ascendió al cargo de director general del ente público. Pero no se esforzó demasiado en comprobar la validez de las acusaciones. Creyó sin dudar a Bashir, quien negó el uso de los documentos falsos, le eximió de todo cargo, y ese mismo año recogió el premio BAFTA por el programa Panorama, donde se emitió la entrevista, que había logrado romper los moldes de lo que hasta entonces había sido el modo de informar sobre la familia real británica.

“Ha quedado claro que el proceso llevado a cabo para asegurar [la obtención] de esa entrevista, se quedó muy lejos de lo que nuestros espectadores tienen derecho a esperar de nosotros”, dijo en mayo Tim Davie, el actual director general de la BBC. “Lo lamentamos profundamente. Lord Dyson ha identificado claramente nuestros errores”. La cadena envió cartas de disculpa a los hijos de Lady Di, los príncipes Guillermo y Enrique, al príncipe Carlos de Inglaterra y al hermano de la princesa, Charles Spencer, a quién nunca se tomaron la molestia de entrevistar en la primera investigación. Devolvió el premio BAFTA e ingresó en las organizaciones caritativas designadas por la familia Spencer los casi 1,8 millones de euros que ganó con la distribución internacional de los derechos de la entrevista. La investigación completa de Lord Dyson le costó a la BBC otros 1,6 millones de euros.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Rafa de Miguel

Es el corresponsal de EL PAÍS para el Reino Unido e Irlanda. Fue el primer corresponsal de CNN+ en EE UU, donde cubrió el 11-S. Ha dirigido los Servicios Informativos de la SER, fue redactor Jefe de España y Director Adjunto de EL PAÍS. Licenciado en Derecho y Máster en Periodismo por la Escuela de EL PAÍS/UNAM.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS