Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
MUERTE DE UNA PRINCESA

Diana de Gales y su novio mueren en un accidente de tráfico en París

La princesa, de 36 años, viajaba en el vehículo del magnate egipcio Dodi al Fayed

Restos del coche en que viajaba Diana de Gales en París.
Restos del coche en que viajaba Diana de Gales en París. AP

Diana de Gales murió esta madrugada. La princesa, de 36 años, que comenzaba a rehacer su vida tras divorciarse recientemente del heredero de la corona británica, falleció en París tras sufrir un aparatoso accidente de automóvil que también se cobró la vida de su actual compañero sentimental, el magnate egipcio Dodi al Fayed. Según las últimas informaciones, la colisión se produjo cuando el Mercedes de Al Fayed intentó esquivar una motocicleta en la que viajaban unos fotógrafos de la prensa del corazón que trataban de obtener una instantánea de la pareja. La policía francesa ha detenido a siete paparazzi. Diana murió sobre las cuatro de la madrugada a consecuencia de las heridas internas que sufrió, mientras el dolor y la conmoción cubrían poco a poco el Reino Unido.

La muerte de la princesa fue anunciada por el ministro del Interior francés, Jean-Pierre Chevènement, dos horas después. El palacio de Buckingham, residencia oficial de la Reina Isabel II, confirmaba poco después la noticia. El príncipe Carlos, ex marido de Diana y padre de sus dos hijos, fue informado inmediatamente, tanto del accidente como del fallecimiento de su ex esposa. Carlos de Inglaterra sufrió una profunda impresión al enterarse de la noticia. La reina Isabell II de Inglaterra y su marido, el príncipe Felipe, también hicieron pública su profunda conmoción ante la noticia.

La princesa había sufrido graves heridas en la cabeza, de un brazo y en una pierna. La causa final de su muerte fue una hemorragia pulmonar.

Vídeo incorporado en agosto de 2017: dos décadas sin Lady Di.

Las reacciones no se hicieron esperar y, pese a lo intempestivo de la hora, el primer ministro francés, Lionel Jospin, hizo público un comunicado oficial en el que "expresaba su gran dolor y pena" por el fallecimiento de la princesa. Bill Clinton ha enviado el pésame a la familia real británica y especialmente a los príncipes Guillermo y Enrique.

El ministro de Exteriores británico, Robin Cook, manifestó la "inmensa pérdida" que representa la muerte de la princesa.

Diana tenía Previsto viajar hoy al Reino Unido para reunirse con sus hijos Guillermo y Enrique en el palacio de Kensington.

Siete fotógrafos han sido detenidos por su presunta implicación en la alocada persecución a través de las calles de París que terminó trágicamente cuando el Mercedes negro en el que viajaban Diana de Gales, Dodi al Fayed, un conductor y un guardaespaldas se empotró en un túnel cercano al céntrico puente de L'Alma, a orillas del río Sena.

La pareja, Diana, de 36 años, y el heredero de Harrod's, de 41, había atraído durante el último mes la atención descomunal de la prensa del corazón y sensacionalista inglesa desde que el Sunday Mirror publicara las fotos de ambos en actitud cariñosa en la cubierta de un barco del magnate egipcio.

Arteria rota

La princesa fue trasladada de inmediato al hospital de la Salpétriere de París, donde los médicos la internaron en la unidad de reanimación y posteriormente iniciaron una intervención a vida o muerte para salvar a Diana de Gales, quien finalmente no logró superar la operación. Una arteria de Diana de Gales se había seccionado como consecuencia del accidente. Poco después de producirse la noticia, el teléfono sonó en el número de 10 de Downing Street y el primer ministro británico, el laborista Tony Blair, fue informado del fatal desenlace. "Estoy conmocionado y entristecido por lo que veo como una tragedia conmovedora", dijo.

Guillermo y Enrique, los dos hijos de la princesa Diana, que se encontraban de vacaciones en el castillo de Balmoral, en Escocia, fueron despertados para comunicarles la noticia del fallecimiento de su madre.

El Reino Unido se sumió en un profundo duelo nacional. La BBC interrumpió sus emisiones y presentó en sus pantallas una imagen de la Union Jack, la bandera del Reino Unido, a media asta, mientras sonaban las notas del God Save the Queen, el himno nacional británico. Todas las cadenas comenzaron a emitir informaciones sobre la vida de la princesa y reacciones de todo el mundo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 31 de agosto de 1997

Más información