Cómo Julia Fox, actriz de una sola película, dominatrix y ‘obra maestra’ de internet, se convirtió en meme (e icono) de la generación TikTok

La también modelo, expareja del rapero Ye, ha sabido apropiarse de la viralidad para convertirla en una herramienta con la que aumentar su popularidad

Julia Fox models the LaQuan Smith Fall/Winter 2022 collection at 60 Pine Street during New York Fashion Week on Monday, Feb. 14, 2022, in New York. (Photo by Charles Sykes/Invision/AP)
Julia Fox models the LaQuan Smith Fall/Winter 2022 collection at 60 Pine Street during New York Fashion Week on Monday, Feb. 14, 2022, in New York. (Photo by Charles Sykes/Invision/AP)Charles Sykes (Charles Sykes/Invision/AP)

Julia Fox (Milán, 32 años) sube a TikTok un vídeo en el que baila de manera sensual al ritmo de Material Girl de Madonna, vestida al estilo dominatrix, mientras se come un trozo de pizza: 1,8 millones de visitas. Julia Fox, en lencería, con una chaqueta de cuero y fumando, pasea por las calles de Nueva York: 1,4 millones de visitas. Se viraliza la imagen de Julia Fox de compras en ropa interior, con una chaqueta vaquera oversize sobre sus hombros. También la fotografía de Julia Fox con un pantalón de tiro muy bajo y un bodysuit de tiro muy alto consigue acaparar titulares. ¿Quién demonios es Julia Fox? Actriz de una única película, modelo ocasional, artista autodeclarada, chica Playboy, expareja del rapero Ye (antes conocido como Kanye West) pero, ante todo, meme.

Esta es la clásica historia que tiene poco sentido fuera de internet, como aquellas anécdotas que contadas a personas que no las vivieron terminan con la necesaria coletilla de “esto tendría más gracia si hubieras estado allí”. Los hechos son los siguientes: en 2019, Julia Fox protagonizó su primera película. Diamantes en bruto (en inglés, Uncut Gems) es una película de suspense dirigida por los hermanos Safdie y protagonizada por Adam Sandler, que fue alabada tanto por sus interpretaciones como por su trama, y llegó a ser escogida como una de las mejores 10 películas del año por la asociación de críticos National Board of Review.

En febrero de 2022, Julia Fox y la película se hicieron populares en TikTok cuando los usuarios de la plataforma comenzaron a compartir un fragmento de una entrevista suya en el podcast Call Her Daddy. A la pregunta “¿Qué es una musa?”, Julia Fox respondió: “Quiero decir... yo fui la musa de Josh Safdie cuando escribió Uncut Gems”. El problema es que ella no pronunció exactamente Uncut Gems, sino algo que fonéticamente sonaba parecido a ‘Unca Yaaams’. Y como los caminos de internet son inescrutables, la pronunciación de Fox se tornó viral, generando toda una serie de imitaciones, parodias, vídeos explicativos sobre la viralidad del fragmento y vídeos teoría sobre por qué había pronunciado el título de la película de esa manera (según la propia Fox, fue porque estaba fumada). La modelo Cara Delevingne o la actriz Shay Mitchell fueron algunas de las celebridades que se unieron a la parodia, en la que también participaron marcas como la productora Lionsgate o Spotify. Durante un breve periodo de tiempo, en la página de Wikipedia de Julia Fox estuvo escrito que había participado en la película ‘Unca Yaaams’. Esto tendría más gracia si hubieran estado allí.

El estrellato de Fox ha sido meteórico desde que a principios de 2022 protagonizó titulares al conocerse su relación con el rapero Ye, exmarido de Kim Kardashian. Juntos acudieron a la semana de la moda de París, donde consiguieron eclipsar la entrada de cada desfile y evento al que asistían debido a sus dramáticos y combinados estilismos. Para el desfile de Kenzo escogieron ir a juego con un total look vaquero que recordaba a aquel que lucieron Britney Spears y Justin Timberlake en la década de los 2000. Para el desfile de Schiaparelli ambos combinaron un estilismo de cuero, al estilo dominatrix y sumiso, ella con su ya característico maquillaje de ojos (un agresivo delineado negro llevado a su máxima expresión), él con una braga que le cubría el rostro. Ya de vuelta en Nueva York, la pareja del momento continuó protagonizando titulares debido a sus extravagancias: para el cumpleaños de Fox, Ye le regaló a ella y a sus amigas una serie de bolsitos Birkin, una de las marcas más exclusivas y difíciles de conseguir del mundo. La relación apenas duró seis semanas, pero pareció más tiempo por la cantidad de contenido generado alrededor, incluida su ruptura.

En un perfil en The New York Times tras su ruptura, Fox declaró: “Lo creas o no, Kanye West no ha sido la cosa más interesante que me ha pasado en la vida”, y reconoció que la relación con él fue “increíble” porque “la exposición no tiene precio”. Este parece ser, precisamente, su leitmotiv: la exposición no tiene precio.

Julia Fox y Ye juntos el 23 de enero de 2022, en la semana de la moda de París.
Julia Fox y Ye juntos el 23 de enero de 2022, en la semana de la moda de París.Victor Boyko (Getty Images For Kenzo)

Antes de debutar en el mundo del cine y de salir con Ye, ella ya era una personalidad conocida en Nueva York: una It Girl o chica de moda sin oficio concreto, pero presente en la noche neoyorquina y en el vibrante mundillo artístico. Según declaró a The New York Times, había trabajado de dominatrix en el instituto. Lanzó su propia marca de ropa, Franziska Fox, junto con su mejor amiga de la adolescencia, Briana Andalore, con 23 años. Posó desnuda para la revista Playboy con 25 años. Publicó dos libros de fotografía, Heartburn / Nausea y PTSD, con imágenes que mostraban desnudos, contenido sexual e imágenes violentas. Un perfil de la revista Elle del año 2014 declaró a Fox “la musa más sexy de Nueva York”. En 2017, con 27 años, inauguró una exposición titulada R.I.P Julia Fox, una performance de su propio funeral a través de una serie de obras pintadas con su propia sangre. Julia Fox dijo la verdad en aquella entrevista: fue la musa de Josh Safdie, quien contactó con ella para ofrecerle directamente su personaje en Uncut Gems, que el director había escrito inspirándose en ella y, en concreto, a la imagen de sí misma que la actriz proyectaba en la ya extinta red social de vídeos de corta duración Vine, la plataforma más TikTok antes de que existiera TikTok.

Vine es quizás la clave para entender el secreto de Fox y su relación con la red: la actriz se muestra solícita y amable en cada alfombra roja, donde regala frases cortas y llamativas que pronto se convierten en titulares o en cortes viralizables. Algunos ejemplos recientes: en la alfombra roja de la fiesta de Vanity Fair posterior a los Oscar de este año apareció con un look firmado por Han Kjøbenhavn, que incluía una mano de látex negro sujetando su cuello, y declaró que no recordaba el nombre del diseñador, porque “tiene un apellido alemán” y no era capaz de pronunciarlo. La marca es danesa. En el mismo evento, reveló que estaba escribiendo un libro. Cuando el periodista le preguntó si podía dar más detalles, ella respondió: “Por el momento no quiero decir mucho más porque soy una persona supersticiosa y no me gusta hablar de proyectos que no están terminados pero, por ahora... es una obra maestra”. Pronto internet se llenó de personas utilizando la frase “por ahora... es una obra maestra” en vídeos humorísticos en distintos contextos, por ejemplo, en el que un jefe pregunta a un empleado qué tal llevaba un proyecto que todavía no se ha puesto en marcha.

Julia Fox no solo se viraliza cuando hace una declaración, también consigue hacerlo a través de sus looks. Si durante su breve relación con Ye algunos medios apuntaron que él fue el artífice de su peculiar estilo, lo cierto es que ella ya colaboraba con su amiga de la infancia, Briana Andalore, en la selección y elaboración de sus conjuntos. Tal y como afirmó Andalore en una entrevista en Dazed, Ye participó en la selección de varios estilismos y les dio acceso a grandes firmas como Balenciaga, pero desde la ruptura Fox ha seguido su propio camino. Uno de los conjuntos más memorables fue cuando decidió ir a la compra en ropa interior y, por supuesto, su atuendo se viralizó. En parte, porque la propia actriz lo compartió a través de sus redes sociales.

Con Julia Fox es imposible determinar dónde empieza la persona y acaba el personaje, quizás porque lleva toda la vida dedicada a la performance, aunque haya sido en 2022 cuando ha conseguido acaparar los focos para su constante actuación. Sea fruto de la casualidad o de su amplio conocimiento de las redes sociales y del convencimiento de que la exposición no tiene precio, ya se ha ganado el favor de la generación TikTok, convirtiéndose primero en meme y, después, en ese icono que, al menos todavía, es capaz de controlar. Parafraseando un conocido meme de Internet: por ahora... Julia Fox es una obra maestra.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS