La infanta Cristina, de fiesta por Madrid con Antonio Resines

La hermana de Felipe VI regresó a España por trabajo y para participar en un acto del Comité Olímpico Español, y aprovechó su estancia para visitar a algunos amigos

La infanta Cristina durante el homenaje a los deportistas españoles que participaron en los Juegos Olímpicos de Calgary y Seúl 1988, el 12 de mayo en la sede del COE, en Madrid.
La infanta Cristina durante el homenaje a los deportistas españoles que participaron en los Juegos Olímpicos de Calgary y Seúl 1988, el 12 de mayo en la sede del COE, en Madrid.ZIPI ARAGON (EFE)

Han pasado cuatro meses desde que la vida de la infanta Cristina dio un giro. Fue entonces, el pasado mes de enero, cuando se hicieron públicas las imágenes de su esposo, Iñaki Urdangarin, paseando de la mano de otra mujer, una compañera del bufete de Vitoria en el que trabaja. Aquello precipitó los acontecimientos y una semana después anunciaban la interrupción de su relación matrimonial, que duraba casi 25 años. Ahora, la hermana del rey Felipe VI, asentada en Suiza, se ha dejado ver en Madrid en distintos actos sociales, muy sonriente y acompañada de varios amigos. Entre ellos, Antonio Resines.

Cristina de Borbón y el actor —que pasó casi 50 días hospitalizado y en estado grave a causa de la covid— acudieron juntos a una fiesta celebrada en la capital. Ambos son retratados por la revista Semana, que les coloca en la portada de su número de este miércoles y, aunque no aparece en las imágenes, también les acompañó la esposa de Resines, la productora de cine Ana Pérez-Lorente, con la que lleva más de 30 años de relación y con quien se casó en octubre de 2020.

Según explica la publicación, la infanta Cristina se unió al intérprete y a más amigos para acudir a la fiesta de cumpleaños de un amigo común. Tras pasar un rato en la casa del matrimonio que celebraba el evento, salió de la misma junto a Resines y Pérez-Lorente, pero al poco se separó de ellos para desplazarse ella sola, en un coche con conductor, al alojamiento en el que se hospeda cuando está en Madrid, según Semana. La infanta no se escondió de los fotógrafos ni de la prensa y, aunque evitó hacer declaraciones, se mostró sonriente.

También la revista ¡Hola! retrata así a la infanta, relajada y sonriente, en Madrid, en una situación muy distinta de la que reflejaban sus anteriores imágenes en Suiza, Barcelona o Abu Dabi. En una serie de fotografías tomadas la semana pasada, se observa a Cristina de Borbón en un acto en Madrid, aunque anteriormente estuvo trabajando en Barcelona (donde se desplaza con cierta frecuencia al trabajar en la Fundación La Caixa) y Girona, según la publicación.

La infanta estuvo en Madrid sin sus hijos, y en la capital acudió el pasado jueves a un acto del Comité Olímpico español, pues fue la primera mujer en ser la abanderada española en unos Juegos Olímpicos, en este caso en los de Seúl (Corea del Sur) en 1988. Allí el presidente del Comité Olímpico Español, Alejandro Blanco, le entregó un diploma durante el homenaje a los deportistas españoles que participaron en los Juegos de Calgary y de Seúl en ese año de 1988. Allí saludó a algunos excompañeros y dejó ver que todavía lleva la alianza de casada.

Desde que se conoció primero el distanciamiento y después la interrupción de su matrimonio, en enero, la infanta Cristina ha viajado en varias ocasiones desde Ginebra a Barcelona. Ha vuelto a coincidir con Urdangarin en la capital catalana a causa de algunos actos asociados con sus hijos, pero según diversas publicaciones hacen vidas completamente separadas y el divorcio, que se oficializará en España, está en camino.



Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS