Jennifer Lawrence da a luz a su primer hijo

La actriz, que comenzó su relación con el galerista de arte Cooke Maroney en junio de 2018, ha sido madre de un bebé cuyo sexo se desconoce

Jennifer Lawrence, embarazada, después de asistir a un evento en Nueva York.
Jennifer Lawrence, embarazada, después de asistir a un evento en Nueva York.Janet Mayer/Startraksphoto.com (Janet Mayer/Startraksphoto.com / Cordon Press)

La oscarizada Jennifer Lawrence ha dado la bienvenida a su primer hijo junto al galerista de arte Cooke Maroney. El bebé, cuyo sexo y fecha exacta de nacimiento no se ha confirmado aún, ha nacido en Los Ángeles (EE UU), según ha confirmado la web dedicada a noticias sobre celebridades TMZ en una exclusiva.

Ya en septiembre de 2021 aparecieron las primeras imágenes de la actriz de Hollywood en las que se apreciaba la existencia de un posible embarazo, pero no fue hasta unos meses después, al regresar a las alfombras rojas con motivo de la promoción de la película No mires arriba, cuando comenzó a presumir públicamente de un embarazo bastante avanzado. En el estreno, donde posó acompañada de DiCaprio, evitó dar declaraciones. Sin embargo, sí que había hablado de ello en una reciente entrevista con la publicación Vanity Fair en su edición estadounidense, donde afirmó que no pretendía compartir nada de su hijo y su privacidad.

Lawrence, de 31 años, y su marido, de 37, comenzaron su relación en junio de 2018, y se comprometieron tan solo ocho meses después, anunciándolo con la celebración de una gran fiesta previa a la boda a la que acudieron algunos familiares y amigos, como Cameron Diaz, Sienna Miller, Joel Madden y Nicole Richie, entre otras muchas caras conocidas. El 19 de octubre de 2019, se dieron el “sí quiero” en la Mansión Belcourt en Newport (en el estado de Rhode Island), un edificio inspirado en el pabellón de caza de Luis XIII en el Palacio de Versalles, diseñado en 1894 por el arquitecto estadounidense Richard Morris Hunt.

“Es la mejor persona que he conocido en toda mi vida. Fue una decisión muy, muy fácil”, aseguró entonces la intérprete de Los juegos del hambre en una entrevista para Entertainment Tonight, afirmando que no se lo pensó dos veces a la hora de aceptar su propuesta de matrimonio.

Su proyecto más reciente es No mires arriba, que supuso su vuelta a la gran pantalla después de unos años de tranquilidad tras su gran salto a la fama en 2012. Ha sido en esta producción donde afirmó que se drogó para grabar una escena. “Todo el mundo se metía conmigo, supongo que porque estaba drogada. Era fácil hacerme rabiar”, señaló Lawrence en una rueda de prensa en diciembre de 2021, tras aclarar que “no estaba embarazada en ese momento”.

Por su parte, Cooke Maroney siguió los pasos de su padre y se dedica al arte. Actualmente trabaja como director de la galería Gladstone, situada en la ciudad de Nueva York, que cuenta con una lista de clientes de alto perfil. Antes de alcanzar este puesto llegó a trabajar con el pintor Carroll Dunham y el escultor Matthew Barney, exnovio de la cantante Björk. Desempeñó su primer trabajo en la galería Gagosian después de completar su licenciatura en historia del arte de la Universidad de Nueva York.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS