Pamela Anderson se divorcia por quinta vez después de 13 meses de matrimonio

La actriz se enamoró durante la pandemia de su guardaespaldas, Dan Hayhurst, después de divorciarse de su cuarto marido, el productor Jon Peters, con quien estuvo casada tan solo 12 días

Pamela Anderson en un evento en París, el 19 de mayo de 2019.
Pamela Anderson en un evento en París, el 19 de mayo de 2019.JB Autissier / Panoramic via www.imago-images.de (imago images / PanoramiC)

La primera vez que Pamela Anderson pasó por el altar lo hizo a los 28 años, en la cima de su carrera, con el músico Tommy Lee. Tras 26 años desde el enlace con su primer y mediático amor, la actriz de Los vigilantes de la playa se ha casado con otros cuatro hombres y ha pasado por algunos matrimonios más efímeros que otros. Este último ha sido uno de ellos. Después de solo 13 meses compartiendo sus vidas, Anderson y su guardaespaldas, Dan Hayhurst, del que se enamoró durante la pandemia, han decidido tomar caminos distintos.

La noticia llega tras unas fotografías en las que la modelo, de 54 años, aparece en Malibú (California, EE UU) sin anillo de compromiso, algo que ya hizo saltar las alarmas de una posible separación. Aunque la artista no ha confirmado nada aún, ha sido una fuente cercana la que ha asegurado a la revista Rolling Stone que ya ha empezado a tramitar el divorcio en Canadá, donde la pareja ha estado viviendo desde que se dieron el “sí, quiero” la pasada Navidad de 2020.

“Pamela ama como vive” ha asegurado esta fuente a la prensa, tras calificar el breve matrimonio de Anderson como un “torbellino pandémico”, que se ha ido desvaneciendo con el paso de los meses. La actriz conoció a Dan Hayhurs en septiembre de 2020, solo siete meses después de separarse de su anterior esposo, el productor Jon Peters, a quien estuvo unida por solo 12 días tras los que confesó que en este tiempo le abonó más de 180.000 euros en facturas y renovó su armario, asegurando que Anderson se casó con él solo para pagar sus deudas. “Dejé todo por Pam. Ella debía 200.000 dólares [más de 180.000 euros] en facturas y no tenía forma de pagarlo. Así que lo hice yo y este es el agradecimiento que he recibido. No hay más tonto que un viejo tonto”, se lamentó en febrero de 2020 el productor a la revista Page Six.

Semanas después se embarcó en una nueva aventura junto a Hayhurst. Tras compartir momentos juntos luchando por los derechos de los animales estuvieron muy involucrados en una granja santuario de la que él era constructor, y fue allí donde surgió su amor. Durante los primeros días de la pandemia la pareja no se separó ni un solo instante y meses después decidieron formalizar la relación con una boda íntima sin invitados y en el patio de la casa de Vancouver de la actriz. Han pasado solo varias semanas desde que bromeó en una entrevista para The Daily Mail, afirmando que había sentido que su primer año juntos había “durado como siete”, aunque añadió que los dos se enamoraron perdidamente y encajaron “de forma natural”. Algo que no parece haber sido suficiente para que su unión perdurara.

Anderson, que tiene doble ciudadanía, había estado viviendo con su marido en Canadá después de pasar años en Malibú, donde consiguió el éxito internacional por su interpretación de CJ Carter en la famosa serie de los noventa Los vigilantes de la playa. Ahora, según las recientes imágenes que han salido a la luz, la actriz se ha marchado de la casa conyugal y está de vuelta en California, donde también residen sus hijos Brandon y Dylan, fruto de su tumultuosa relación con el rockero y miembro de Motley Crüe Tommy Lee.

Después de separarse del artista, se casó y se divorció del también músico Kid Rock en 2006. Un año más tarde, repetía con el productor musical Rick Salomon, con quien se casó en dos ocasiones, primero en 2007 y nuevamente en 2013. Tras todos esos años de idas y venidas ha forjado una personalidad activista. Actualmente escribe en medios de comunicación y usa las redes sociales para difundir sus campañas en defensa de los derechos de los animales y expresar sus opiniones, no siempre exentas de polémica, entre las que se encuentran la influencia del porno en los jóvenes, el escándalo de Harvey Weinstein o la independencia de Cataluña.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS