Billie Eilish confiesa que fue adicta a la pornografía a los 11 años: “Destruyó mi cerebro”

En una entrevista con Howard Stern, la cantante ganadora del Grammy ha asegurado que sufría pesadillas porque parte del contenido que veía era muy violento y abusivo

Billie Eilish posa en la gala LACMA Art+Film de Los Ángeles, California, en noviembre de 2021.
Billie Eilish posa en la gala LACMA Art+Film de Los Ángeles, California, en noviembre de 2021.MARIO ANZUONI (Reuters)

Con solo 19 años, Billie Eilish se ha convertido en una de las grandes voces en la industria, no solo a nivel musical sino también como representación de los problemas y asuntos más relevantes para la Generación Z. Su última confesión llega a través de una entrevista en The Howard Stern Show, en la que desvela una adicción que lleva atormentándola desde una edad muy temprana y que llegó a dejarla, en sus propias palabras, “increíblemente destrozada”. “Como mujer, creo que la pornografía es una vergüenza. Seré honesta: solía ver mucho porno. Empecé cuando tenía 11 años”, relata, y asegura que de niña pensaba que eso la ayudaría a sentirse “como uno de los chicos” de su edad.

Pero el vicio terminó por afectar a su salud mental. “Creo que destruyó mi cerebro”, añade tras confesar que llegó a sufrir pesadillas debido a que parte del contenido que veía era muy violento y abusivo. De niña no fue capaz de atisbar el daño que podía llegar a hacerle este pasatiempo, algo de lo que hoy se arrepiente por las consecuencias que ha tenido en su forma de vivir sus primeras experiencias sexuales. “No me negué a hacer cosas que no eran buenas las primeras veces que tuve sexo. Y fue porque pensé que eso era lo que se suponía que me debía gustar”, explica. Eilish, que fue educada en Los Ángeles y cuenta con siete premios Grammy, es bien conocida por sus letras a menudo oscuras. En la balada Male Fantasy de su segundo álbum de estudio, Happier Than Ever, canta a la soledad que sufrió tras una ruptura y cuenta que recuerda distraerse en casa con pornografía.

La cantante, que se convirtió en 2020 en la persona más joven de la historia en llevarse cuatro Grammy en una misma edición —incluyendo los de artista revelación, mejor álbum y canción del año—, también habla en la entrevista de la forma en la que ha afectado la fama a sus recientes relaciones amorosas. “Es realmente difícil conocer gente cuando los demás te temen o creen que estás fuera de su liga”, se lamenta durante su charla con Stern.

No solo ha expresado su preocupación por el efecto del cine para adultos en los adolescentes y su manera de distorsionar el cuerpo de la mujer, sino también por la crisis aún vigente del coronavirus y los efectos que ha tenido en ella tras contraerlo a principios de año. Con firmeza, ha afirmado que estar vacunada le “salvó la vida”. “La vacuna es asombrosa y también salvó a [su hermano y colaborador musical] Finneas de contraerlo. Salvó a mis padres y a mis amigos de tenerlo”, declara al manifestar su apoyo total al fármaco. La joven sufrió los efectos de contraer el virus durante dos meses, cuando, como revela, lo pasó “muy mal”. “Quiero que quede claro que la razón por la que estoy bien es la vacuna”, recalca.

La cantante, que aspira a volver a ganar un Grammy en su futura edición de 2022, sigue sufriendo algunas de las secuelas de su enfermedad, pero espera estar completamente recuperada para el inicio del próximo año. Por ello, hace un llamamiento a sus admiradores para que se vacunen, algo que ya comentó a principios de mes en una entrevista concedida a la revista Vanity Fair en la que expresó su preocupación por el ascenso de casos infectados en Estados Unidos.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS