BRITNEY SPEARS

El padre de Britney Spears se gastó más de 1,5 millones de euros de su hija en su defensa para mantener la tutela

La administradora de la cantante asegura que no todos los gastos que han sido solicitados a Jamie Spears, quien controla el patrimonio de la artista, “han sido aprobados”

Britney Spears, durante el estreno de una película en Los Ángeles, en 2019.
Britney Spears, durante el estreno de una película en Los Ángeles, en 2019.MARIO ANZUONI / Reuters

En la lucha de Britney Spears por recuperar el control de su vida y deshacerse de la tutela impuesta hace 13 años -y que ostenta su padre-, la administradora de la cantante, Jodi Montgomery, parece dispuesta a seguir librando la batalla junto a la artista. Este viernes Montgomery presentó unos documentos en los que ha arremetido contra el padre de la artista, Jamie Spears, asegurando que es “irónico” que su progenitor “quiera que la tutela ‘refleje sus deseos’ [en referencia a la cantante pop], ya que no es ningún secreto que la señora Spears ha deseado que su padre salga de su vida durante años”. Así lo recoge la web estadounidense TMZ, que ha tenido acceso a los documentos presentados por la abogada de Montgomery, Lauriann Wright, y otros medios como el Daily Mail británico y People. Según el escrito, Jamie Spears gastó “más de dos millones de dólares de su hija” (unos 1,7 millones de euros) en su propia defensa para conservar el mando de la tutela.

Más información

En su alegación, presentada frente a un tribunal de Los Ángeles, en California, Montgomery desmiente que ella esté tomando decisiones sin contar con Jamie Spears, como él sugiere, ya que que todas aquellas que implican el uso de fondos de la cantante pasan por él y que “todo cuesta dinero”. “No se pueden realizar gastos sin pasar por el señor Spears”, continúa en el documento, y añade: “No todos los gastos solicitados han sido aprobados, lo que ha generado algunas de las preocupaciones planteadas por la señora Spears el 23 de junio de 2021”. En dicha fecha, la cantante pidió ante la jueza el fin de la tutela legal impuesta en 2008. “No estoy contenta, no puedo dormir. Estoy muy enfadada y deprimida. Lloro todos los días”, afirmó entonces la artista ante la magistrada Brenda Penny. La tutela impuesta en 2008 permite al padre de la artista manejar una fortuna que supera los 60 millones de dólares, unos 50 millones de euros y recibir 16.000 dólares mensuales (13.432 euros) como sueldo mientras limita el gasto de su hija a 2.000 dólares (1.680 euros).

El pasado miércoles, según People, Montgomey presentó una petición para un tutor ad litem, -designado por un tribunal para satisfacer de la mejor forma los intereses del tutelado- para que asista a la cantante en la elección de su abogado sin necesidad de somerterse a una evaluación médica. Una solicitud que llegó después de que el hasta ahora abogado de la cantante, Sam Ingham, y su bufete presentaran su renuncia y pidieran la designación de un nueva defensa. En los documentos presentados ante el tribunal, Montgomery hace también referencia a este hecho, asegurando que Britney Spears no está de acuerdo con la petición de Ingham de que su salida entre en vigor en el momento en el que el tribunal elija un nuevo abogado. “Después de 13 años de tutela, ella quiere elegir su propio abogado sin una evaluación médica adicional”, afirma en el escrito.

Ingham no es la única persona que se ha apartado de la cantante en las últimas semanas. A principios de esta semana, Larry Rudolph, quien fuera su manager durante 25 años, dejaba su cargo alegando que Spears pretende retirarse de la música. Además, Bessemer Trust, el el fondo de inversión que junto a su padre, Jamie, cosupervisa el patrimonio de Spears, ha pedido apartarse de su tutela legal para “respetar” los deseos de la artista.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50