Famosos

Caitlyn Jenner, que fue padrastro de las Kardashian, quiere ser gobernadora de California

Ganó una medalla de oro en los Juegos Olímpicos, vivió un cambio de sexo en 2015 y se convirtió en abanderada de los derechos trans. Ahora busca gobernar el estado más poblado de EE UU con el partido republicano

Caitlyn Jenner en una fiesta en Los Ángeles, California, en febrero de 2020.
Caitlyn Jenner en una fiesta en Los Ángeles, California, en febrero de 2020.Sipa USA / Cordon Press

De atleta olímpica a estrella televisiva, de ahí a abanderada de los derechos trans y, ahora, a posible candidata a gobernadora del estado de California, en Estados Unidos. Caitlyn Jenner, de 71 años, está considerando seriamente presentarse al máximo cargo político del llamado Estado Dorado de EE UU, el más poblado del país.

Ha sido el medio político Axios el que ha dado a conocer que hasta tres fuentes distintas cercanas a Jenner han confirmado que está planteándose seriamente dar el paso al mundo de la política desde el partido más conservador, el republicano. En ese caso se enfrentaría al demócrata Gavin Newsom, el que es el 40º gobernador del Estado, y que anteriormente fue vicegobernador (entre 2011 y 2019) y alcalde de San Francisco (entre 2004 y 2011). Según este diario digital, los republicanos buscan hacer una campaña fuerte contra Newsom porque están descontentos con sus políticas de inmigración y de impuestos, así como con su gestión de la pandemia. Algo similar a lo que ya pasó en el año 2003, cuando Gray Davis perdió contra el actor Arnold Schwarzenegger.

Jenner se postularía por el partido republicano, del que siempre ha sido una gran defensora y del que llegó a convertirse en todo un estandarte. De hecho, llegó a demostrar públicamente su apoyo por Donald Trump, aunque en febrero de 2017 se retractó. “De una republicana a otro, esto es un desastre”, le espetó vía Twitter. “Usted prometió proteger a la comunidad LGBTQ. Llámeme”, le decía también. En octubre de 2018, escribió una columna de opinión del Washington Post que tituló: “Creía que Donald Trump ayudaría a la comunidad trans. Me equivoqué”.

Según Axios, a Jenner la está ayudando en sus deliberaciones una gran donante de los republicanos llamada Caroline Wren, a la que conoció en una asociación republicana centrada en asuntos de la comunidad LGTB. Para las pasadas elecciones de 2020, Wren trabajó en una campaña de obtención de fondos para el expresidente llamada Trump Victory y fue una de las organizadoras de la arenga que Trump protagonizó el 6 de enero, justo antes del asalto al Capitolio de EE UU.

Poco se sabe de las políticas que tratará de llevar a cabo Caitlyn Jenner si finalmente concreta su propósito. En una entrevista con la revista People el pasado mes de junio, explicó que se identificaba como “conservadora en lo económico, progresista en lo social” y también afirmó que “se necesita igualdad para todos, independientemente de quién esté en la Casa Blanca”. Ya en 2017 Jenner estuvo a punto de presentarse como senadora, también en California. Ahora querría ir incluso más allá.

Caitlyn Jenner lleva casi medio siglo siendo popular en Estados Unidos. Su salto a la fama llegó cuando, todavía como Bruce Jenner, participó en los Juegos Olímpicos de Montreal (Canadá) de 1976, en los que se alzó con la medalla de oro en el decatlón. A partir de ahí, empezó a ser bastante famoso en su país. Allí se casó tres veces, y tuvo dos hijos en cada uno de sus matrimonios. El último ha sido el que le ha dado el mayor reconocimiento mediático, puesto que se casó con Kris Kardashian (ahora Kris Jenner) en 1991. Junto a ella crió a los cuatro hijos del primer matrimonio de ella (Kourtney, Kim, Khloe y Rob) y juntos tuvieron otras dos hijas, las hoy modelo Kendall Jenner y la empresaria Kylie Jenner. Fue con esta variopinta familia con quien se convirtió en un personaje televisivo secundario por sus apariciones en el programa de telerrealidad Las Kardashian.

Pero su gran exposición pública llegó en 2015, cuando se supo que dejaba de ser Bruce Jenner para convertirse en Caitlyn. Lo anunció en la portada de la revista Vanity Fair, donde posaba de forma glamurosa con un body blanco en un reportaje titulado: “Llamenme Caitlyn”. Entonces se convirtió en todo un referente para la comunidad LGTB, e incluso recibió premios en su nombre. Jenner llegó a tener un reality show propio o a posar en Sports Illustrated con su medalla olímpica, así como a escribir una biografía que no dejó a nadie indiferente.

Cinco años después de su cambio de sexo, Jenner explicó que su transición fue emocionante, pero que también tuvo dudas al respecto. “Me pregunté: ¿acaso merece Bruce ser desechado de esta manera? Ha hecho muchas cosas buenas. Ha criado a 10 hijos. Pero no había vuelta atrás”, reflexionaba en People sobre su anterior identidad. “Bruce hizo todo lo que pudo, crió a esos 10 chicos... ¿ahora qué va a hacer Caitlyn?”, se preguntaba. Además, también contó que gracias a su cambio vio oportunidades para visibilizar el colectivo. “Pensé que estaba ante una gran oportunidad para cambiar el mundo y cómo piensa. El 51% de las personas trans tratan de suicidarse. Y la tasa de homicidios... hemos perdido a una mujer negra trans cada dos semanas”. Ella misma contaba que se sentía orgullosa de su pertenencia: “Amo mi comunidad. Quiero ayudar de verdad”. Por eso se ha enfocado en ayudar a los jóvenes trans y en darles becas a estudiantes. “Este es mi recorrido. Sí, es distinto al de otras personas trans, y lo asumo. Pero al final, cuando me levanto cada mañana, me siento feliz conmigo misma”.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50