Caitlyn Jenner no deja títere con cabeza en su biografía

De O.J. Simpson a Kris Jenner y cómo puede enfadar a las Kardashian

Caitlyn Jenner, durante una charla el pasado enero.
Caitlyn Jenner, durante una charla el pasado enero.CORDON PRESS

Quedan nueve días para que la autobiografía de Caitlyn Jenner, The Secrets of My Life (Los secretos de mi vida, en castellano), salga a la venta —el 25 de abril—, pero ya no se habla de otra cosa. La primera bomba mediática, que saltó esta semana, de que Caitlyn ya se ha sometido a una operación de reasignación de género dejó claro que queda mucha artillería y que lo mejor no son los secretos que guardaba sobre sí misma, sino los que ha acumulado por presenciar las vidas de los demás.

Más información

Así, la web que ha conseguido en primicia el ejemplar del libro, Radar.com, está haciendo el agosto dejando caer a cuenta gotas los jugosos titulares. El primero fue dedicado al exmarido de su exmujer: al fallecido Robert Kardashian. Según Caitlyn, este le insinuó en una conversación que era consciente de que O.J. Simpson, a quien defendió en el llamado juicio del siglo, era culpable. O lo que es lo mismo: que ganó el caso sabiendo que exculpaba a un asesino múltiple. “Me hubiese parecido bien si lo hubiesen pillado en el primer juicio”, asegura Jenner que le dijo el patriarca de las Kardashian. “Era obvia la connotación de que creía que O.J era culpable”, explica en el libro. El deportista estaba acusado de matar a su mujer, Nicole Brown Simpson, y a su amigo Ron Goldman, y Robert Kardashian consiguió que fuera absuelto en 1995, aunque luego sí se encontraron pruebas para condenarle por ambas muertes en un juicio civil. Brown era, además, la mejor amiga de Kris Jenner y por esa razón Cailtyn apunta que la decisión de Kardashian de demostrar la inocencia de O.J Simpson fue una especie de compensación de su virilidad herida tras ver que su exmujer se iba con un deportista de élite como era Caitlyn Jenner, entonces Bruce. “Me pregunto si era la manera de decirle a ella lo que ella le estaba diciendo a él cuando se casó conmigo: jódete”, escribe.

La familia Brown ya ha reaccionado y apoya la teoría de Caitlyn Jenner. Pero también lo han hecho las Kardashian. Poner en duda la integridad ética del difunto patriarca K no es la mejor manera de ganarse a sus hijastras y acercarse a su exmujer, y parece que la unidad del clan Kardashian-Jenner nunca volverá a suceder, no solo por el caso O.J. Simpson, sino porque el otro suculento titular que se ha filtrado es que, siempre según Caitlyn Jenner, Kris supo desde el primer momento que su marido quería cambiar de sexo y todo lo demás fue orquestación mediática marca de la calculadora momager.

El pacto con su exmujer

“Le dije que había habido una mujer dentro de mí toda mi vida”, relata. ¿Qué fue, entonces, ese momento tan televisivo en el que Kris Jenner lloraba al conocer la noticia en el reality familiar? “Toda esa reacción se vio un poco desconcertante entonces y ahora más todavía”, explica en el libro, para a continuación describir su pacto. “Llegado el momento, Kris y yo llegamos a un acuerdo: llevar a Caitlyn con nosotros, pero que no ejerciera en nuestra casa o en sus lugares de nacimiento. Fin de la discusión”. Por eso, aunque asegura que ya había empezado su tratamiento hormonal hacía cuatro años, lo detuvo y hasta pidió al médico que le quitara los ya incipientes pechos, que, dice, llegaron a tener entonces talla 36B.

View this post on Instagram

Happy Thanksgiving to all my friends and family :)

A post shared by Caitlyn Jenner (@caitlynjenner) on

A pesar de que Caitlyn y la familia Kardashian dieron, a su manera, un buen ejemplo en lo que se refiere a la aceptación de la transexualidad en el núcleo familiar, en el libro su autora asegura que Kim Kardashian se sintió muy decepcionada cuando decidió que su nombre empezara con C y no con K, como todas las hijas de Kris Jenner. “De ninguna manera iba a ponérmelo. Eso hubiese sido demasiado inquietante”. Su primera elección fue llamarse Heather, pues le recordaba a una canción que tocaba un grupo en su universidad. Luego pensó en Mary (aunque acabó dejándose Marie como segundo nombre) y después barajó Kate. Pero fue su asistente y amiga Ronda la que sugirió el nombre que finalmente tiene hoy y con el que ha ocupado grandes titulares.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción