Mudanzas

Melania Trump abandonó Washington con su marido en un brazo y aferrada a un bolso de 75.000 dólares en el otro como emblema de la vulgaridad arrogante

Disfruté con el recital de Amanda Gorman durante la toma de posesión del presidente Biden. Apropiándome de esa expresión que utilizan hasta la saciedad las pijas caraqueñas, “¡La amé!” por su comunicación fluida, su joven sensibilidad y porque demostraba que después de un desastre como es la violencia, hay eso que ella describió: “Tras las penas que acarreamo...