La boda secreta de Felipe de Grecia, primo del rey de España, con la millonaria Nina Flohr

El hijo pequeño de Ana María y Constantino ha contraído matrimonio en Suiza con solo dos invitados

Nina Flohr y Philippos de Grecia en la boda de Eugenia de York y Jack Brooksbank en Windsor en octubre de 2018.
Nina Flohr y Philippos de Grecia en la boda de Eugenia de York y Jack Brooksbank en Windsor en octubre de 2018.Max Mumby (Getty)

El pasado sábado 12 de diciembre, por sorpresa, sin celebraciones y con solo dos invitados se casaba en la villa suiza de Saint Moritz Felipe de Grecia. El quinto y más pequeño de los hijos de Ana María y Constantino, quienes fueron reyes de Grecia, contraía matrimonio con Nina Flohr, su prometida desde septiembre. Sin embargo, la boda ha sido muy distinta a lo que se preveía. La antigua familia real griega suele organizar grandes fiestas para este tipo de eventos, con cientos de invitados. Pero no ha sido la ocasión.

A causa de la pandemia, probablemente, o quizá de la delicada salud de Constantino, los novios han decidido casarse ya y de forma íntima. El antiguo rey heleno acudió a la ceremonia, celebrada por lo civil, y en las tres fotografías que se han filtrado del enlace se le ve sentado en una silla de ruedas y muy sonriente. También acudió a la boda Thomas Flohr, el padre de la novia.

Los tres hombres estaban vestidos con trajes oscuros y corbata, mientras que la novia llevaba un traje de chaqueta y falda o vestido en lana blanca, zapatos blancos de pulsera y tacón y un lazo también blanco en la cabeza. En las imágenes, tomadas por el fotógrafo de Zurich Marvin Zilm, los novios se abrazan con un Saint Moritz nevado de fondo. Al parecer, habrá una ceremonia religiosa más adelante.

La célebre estación de esquí ha sido el lugar elegido para la boda porque Flohr, de 28 años, es suiza, como lo es su padre, el millonario magnate de los aviones Thomas Flohr. La familia posee una gran mansión allí que cuenta con 3.300 metros cuadrados en los que hay biblioteca, pista de squash, cine, spa, bodega, bolera y hasta una pizzería. Thomas Flohr está divorciado de la madre de Nina, Katharina Flohr, y es el creador y dueño de una de las empresas de vuelos privados más importantes del mundo, llamada VistaJet. Flohr fundó la empresa, que tiene sede en Malta y oficinas en Nueva York y Londres, en el año 2004 y ya cuenta con más de 70 aviones. Es un apasionado de la Fórmula 1 que ha llegado a correr con Ferrari, a la que patrocina, como aficionado. También en los primeros tiempos de la pandemia mostró su faceta solidaria al poner a disposición de gobiernos e instituciones sus aviones, para que estos repatriaran a ciudadanos o transportaran medicinas y equipos médicos.

La fortuna de Thomas Flohr, de 50 años, se calcula en casi 1.900 millones de euros, según la revista Forbes. Durante un tiempo su única hija trabajó para VistaJet como directora creativa, pero decidió dejarlo para dedicarse a crear un resort de tintes ecológicos en la isla de Benguerra, en Mozambique, al que ha llamado Kisawa, que pretende que sea un alojamiento de lujo pero también un punto de observación y cuidado del medio marino y que proporcione empleo local de calidad. Entre las amistades de Nina Flohr están algunas de las grandes fortunas mundiales, como Tatiana Santo Domingo, Eugenie Niarchos, Poppy Delevingne o Sabine Getty.

Su ya marido, Felipe de Grecia, es seis años mayor que ella. Nacido y criado en el exilio, en Londres, a sus 34 años es el último hijo del matrimonio y ahijado de Felipe de Edimburgo, Diana de Gales, el emérito rey Juan Carlos I y la infanta Elena. Sus hermanos mayores son Alexia (55 años), casada desde hace 21 años con el español Carlos Morales, con quien tiene cuatro hijos; Pablo (53 años), casado con la socialité y millonaria empresaria Marie-Chantal Miller y con cinco hijos; Nicolás (49 años), casado desde hace una década con Tatiana Blatnik; y Teodora (37 años), que busca ser actriz en Hollywood. La más joven se iba a casar el pasado mayo con el abogado estadounidense Matthew Kumar en una gran ceremonia en la isla griega de Spetses, pero han decidido posponerla por la pandemia.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS