Australia

Luke, el mayor y más desconocido de los hermanos Hemsworth que quiere ser Lobezno

Acaba de cumplir 40 años y lleva media vida en el mundo de la interpretación pero sin tanto éxito como Liam y Chris. Ahora ha decidido regresar a su Australia natal en busca de nuevos proyectos

De izquierda a derecha los hermanos Hemsworth: Chris, Luke (también actor, aunque menos conocido) y Liam en la presentación de 'Vacaciones', en Los Ángeles, en 2015.
De izquierda a derecha los hermanos Hemsworth: Chris, Luke (también actor, aunque menos conocido) y Liam en la presentación de 'Vacaciones', en Los Ángeles, en 2015.Getty

Con el permiso de Nicole Kidman, Cate Blanchett y Hugh Jackman, probablemente los hermanos Hemsworth son, desde hace una década, los máximos exponentes de Australia en el mundo de la interpretación. La familia Hemsworth pasa largas temporadas en Estados Unidos, pero siempre presume y pone en valor las bondades de su Australia natal. Liam (de 30 años) y Chris (de 37) se dejan ver allí siempre que pueden junto a sus padres, parejas, hijos... y con un hermano que es menos conocido para el gran público pero muy popular en su país natal. Se trata de Luke, el primogénito de la tríada, que acaba de cumplir 40 años y que se postula como nueva estrella cinematográfica.

Luke es actor, pero su carrera no ha sido tan fulgurante como la de sus hermanos menores. Ha estado más centrada en su país natal, en series y algunas producciones cinematográficas, y ha llegado a aparecer en casi una treintena de títulos. Su papel de más importancia le llegó hace menos de un lustro, cuando desde 2016 empezó a participar en la superproducción de ciencia ficción de HBO Westworld, donde interpreta al jefe de seguridad Ashley Stubbs, uno de los protagonistas. Algo que le hizo llegar a vivir en Los Ángeles (California), pero en marzo tomó la decisión —como hizo su hermano Chris hace unos años— de regresar con su familia a su tierra natal y asentarse allí, cerca de los suyos, junto a su esposa y cuatro hijos.

Sin embargo, Hemsworth quiere más. Con sus dos hermanos en la cresta de la ola de la fama gracias a importantes papeles en Hollywood, él también apunta a la meca del cine. De hecho, hace un par de años hizo un cameo en Thor: Ragnarok. Por eso ha declarado que su intención, o quizá por ahora simplemente su sueño, es entrar de lleno en el mundo de los superhéroes y ser el próximo Lobezno. Él mismo lo ha declarado en una entrevista reciente. Afirma que le encantaría ponerse en la piel del personaje que hasta ahora ha interpretado precisamente su compatriota Hugh Jackman desde el año 2000.

“Me encantaría hacerlo. Crecí con ellos”, decía en el medio especializado ScreenRant en relación a esos superhéroes. “Aprendí a dibujar gracias a los cómics, copiándolos desde que tenía 10 años. Me encantaba Spawn, el de Todd McFarlane. Y también Batman. ¡Me habría peleado contra Robert Pattinson por esos guantes! Y Lobezno, claro”, fantasea. “Estoy como diciéndoles: ¡Venga, que pase a otro ya! ¡Dádselo a otro australiano'. Me tendría que dejar algo de pelo en el pecho, pero estoy listo para Lobezno".

Aunque bromeando, en tono informal, las intenciones de Hemsworth van muy en serio. Como una estrella de tamaño medio, pretende relanzar su carrera con más fuerza y ponerse a la altura de las de Liam (con éxitos como la saga de Los juegos del hambre) y la de Chris, que se ha convertido en la imagen de Thor en buena parte de las películas de la saga de Los Vengadores e incluso de algunas protagonizadas por él mismo en el papel del forzudo dios del trueno.

También en las redes sociales su exposición es menor que la de sus dos hermanos pequeños. Mientras que Liam tiene nada menos que 13,7 millones de seguidores en Instagram y Chris alcanza los 45 millones, Luke se queda con 204.000, nada despreciables pero muy lejos de las de las estrellas.

En su divertido perfil, Luke retrata los planes que hace en Australia, así como sus paisajes y algunos de sus animales (aviso a los poco amigos de las serpientes o las arañas: cuidado). De hecho, toda la familia Hemsworth pasó unos días a mediados de octubre en la paradisíaca isla Lord Howe. El mayor acudió acompañado de su esposa y sus hijos. Luke y Samantha, también de 40 años, se casaron en 2007 y tienen cuatro hijos: Holly (nacida en 2009), Ella (de 2010), Harper Rose (de 2012) y Alexandre (de 2013).

Precisamente sus hijos han sido el revulsivo que ha hecho que la familia regrese a Australia tras pasar siete años en California. Como contó el actor en un programa de radio en marzo, estaban preocupados por la seguridad de los pequeños. “No queríamos que los niños fueran al instituto allí, donde hay armas y esas cosas. Así que sí, era el momento de regresar”, contó, asegurando que los pequeños estaban “muy felices” de asentarse en Australia. “De vuelta a Byron Bay, de vuelta a la tierra madre”.

Lo más visto en...

Top 50