Deportistas

Ona Carbonell anuncia que va a ser madre

La deportista olímpica se retiró temporalmente de la natación sincronizada en septiembre para cumplir su sueño de formar una familia junto al exgimnasta Pablo Ibáñez

Ona Carbonell posa en el CN Sabadell, el club al que pertenece.
Ona Carbonell posa en el CN Sabadell, el club al que pertenece.JUAN BARBOSA

Ona Carbonell va a ser madre primeriza. Así lo ha anunciado este lunes en su cuenta de Instagram. La nadadora olímpica, de 29 años, ha publicado una fotografía en la que se aprecia su incipiente tripa de embarazada y rodeada de las integrantes del equipo español de natación artística. “Las buenas noticias siempre son mejores cuando las compartes con tus compañeras. ¡El equipo aumenta!”, ha escrito en su perfil en esta red social, sin desvelar aún de cuánto tiempo está ni el sexo del bebé.

La deportista ha logrado su ansiada maternidad acompañada de su pareja Pablo Ibáñez, exgimnasta de 34 años. La pareja lleva junta once años, pero siempre ha intentado mantener su relación fuera del foco mediático. No hicieron su primera aparición pública hasta 2016, durante la Gala del Día Mundial de la Infancia en favor de la Fundación Vicente Ferrer. Uno de los muchos eventos solidarios en los que participa la deportista. La pareja se conoció en un centro de alto rendimiento cuando él era aún gimnasta de la selección española.

Carbonell anunció el pasado mes de septiembre su retirada temporal de la natación sincronizada —y por tanto, su renuncia a los Juegos Olímpicos de Tokio, que hubieran sido sus terceros— para cumplir su deseo de formar una familia. “Quiero dedicar más tiempo a mi familia, cuidarla como se merece, y también ampliarla. Como mujer y deportista, conciliar mi vida profesional con la personal implica asumir decisiones como esta y dejar el deporte a un lado temporalmente, sin que esto signifique que vaya a renunciar a mi carrera como nadadora”, escribió entonces.

Una decisión que, aunque sorprendió a muchos, no resultó extraño para otros si se tiene en cuenta lo importante que siempre ha sido la familia para la deportista. Ese lado más sentimental salió a relucir cuando participó en la tercera edición de MasterChef Celebrity, de la que resultó ganadora. Durante el programa, la nadadora se mostró igual de luchadora entre los fogones como lo ha sido siempre en el agua y cada plato que mostraba a los chefs lo hacía pensando o dedicado a alguien de su familia. Hija de padres médicos, reumatólogo él y traumatóloga ella, y un hermano doctor en biología sintética al que se siente muy unido, Carbonell tiene muy presente a su familia en su día a día. Tanto que no ocultó sus emociones por ellos en el concurso de cocina. “Estoy pasando por un momento personal muy difícil. Un familiar mío está a punto de fallecer y con las emociones... La intensidad, la presión, la responsabilidad. La verdad que ha sido un día difícil”, reveló.

View this post on Instagram

Hola a tod@s . Tengo grabada en la memoria mi primera participación en unos JJOO. Fue en Londres, y lo recuerdo como uno de los momentos más especiales de mi vida. Un sueño de niña que se convirtió en realidad y que, además, tuve la gran suerte de poder repetir en Rio de Janeiro. Sin embargo, este año, a las puertas de un nuevo reto olímpico, me hallo en una situación personal diferente. Tras meditarlo mucho con mi familia, hablarlo y valorarlo detenidamente con mi entrenadora, y con el resto del equipo, he decidido que en este momento quiero dar un paso a un lado . El último año ha sido espléndido en experiencias y resultados, al lado de un gran equipo, tanto en el aspecto humano como profesional. Además, la sintonía con mis compañeras y todo el equipo técnico ha sido como nunca hasta ahora, y el trabajo que hemos desarrollado juntas es para estar orgullosas. Sin embargo, en este inicio de temporada mis circunstancias personales y familiares son diferentes. Tras toda una vida dedicada al deporte, en la que la natación ha ocupado el primer lugar en la lista de prioridades, siento que debo priorizar una parte de mi vida que demasiadas veces he tenido que dejar de lado. Aunque el momento pueda sorprender, hay factores personales que me empujan a ello. Quiero dedicar más tiempo a mi familia, cuidarla como se merece, y también ampliarla. Cómo mujer y deportista, conciliar mi vida profesional con la personal implica asumir decisiones como esta y dejar el deporte a un lado temporalmente, sin que esto signifique que vaya a renunciar a mi carrera como nadadora . No os podéis ni imaginar lo que me cuesta dar este paso ahora, pero creo que tengo que ser honesta conmigo misma, y por supuesto con mis entrenadoras y compañeras, y aceptar que mi cabeza y corazón me piden más tiempo para mí y para mi familia . Pero mientras esto dure no estaré lejos. Seguiré vinculada al equipo, apoyando a mis compañeras y trabajando de una manera diferente, para más adelante poder volver a estar en el agua con ellas en futuros compromisos deportivos. . Para finalizar, me gustaría agradecer a mis entrenadoras, compañeras y a todos los aficionados, su apoyo constante e incondicional.

A post shared by Ona Carbonell (@ona_carbonell) on

Con su familia ha celebrado cada una de las 23 medallas (un oro, 11 platas y 11 bronces) que acumula en su palmarés y ellos, su familia, han sido los primeros a los que consultó antes de tomar la decisión de su retiro temporal. “Tras meditarlo mucho con mi familia, hablarlo y valorarlo detenidamente con mi entrenadora, y posteriormente con el resto del equipo, he decidido que en este momento quiero dar un paso a un lado”, escribió en su mensaje de despedida.

Salir de la piscina significa para Ona Carbonell volver a tener una vida normal. La que durante todos estos años en la élite no había tenido. Así lo explicó en una entrevista con EL PAÍS el pasado julio, cuando le preguntaron si nunca llega el momento de decir basta. “Lo más duro es el camino, más que competir. Pero llevar 15 años en la selección española levantándome cada día a las seis de la mañana, entrenando 10 horas al día, ocho horas en el agua, seis días a la semana, tener muy pocas vacaciones..., no podemos subir las escaleras tranquilas temiendo por si tal vez me tuerzo un tobillo, llegar a casa y ponerme el hielo, ir con el pañuelo para que nunca me constipe porque si no me saltaré el entrenamiento. Es que no tengo una vida normal, porque toda mi vida la prioridad número uno es eso”, contestó.

Gran aficionada a las redes sociales, agrupa sus historias de Instagram (con más de 200.000 followers) según las distintas facetas de su vida. Eventos, deporte, moda, medios de comunicación, solidaridad y ocio. Estudia Diseño de Moda y sueña con dedicarse a ello en un futuro, aunque ya tiene su propia línea de bañadores. Entre sus aficiones también está el arte, y le encanta dibujar, especialmente retratos. También ha demostrado su potencial publicitario, y se convirtió en la primera deportista española en protagonizar una campaña mundial de la firma Nike. Fue una colección de ropa técnica que promocionaron junto a ella figuras como Rafa Nadal, Neymar o Kevin Durant.

Más información

Lo más visto en...

Top 50