_
_
_
_

Huevos con sobrasada y puré de boniato

Mikel López Iturriaga

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo

¿Quieres añadir otro usuario a tu suscripción?

Si continúas leyendo en este dispositivo, no se podrá leer en el otro.

¿Por qué estás viendo esto?

Flecha

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo y solo puedes acceder a EL PAÍS desde un dispositivo a la vez.

Si quieres compartir tu cuenta, cambia tu suscripción a la modalidad Premium, así podrás añadir otro usuario. Cada uno accederá con su propia cuenta de email, lo que os permitirá personalizar vuestra experiencia en EL PAÍS.

En el caso de no saber quién está usando tu cuenta, te recomendamos cambiar tu contraseña aquí.

Si decides continuar compartiendo tu cuenta, este mensaje se mostrará en tu dispositivo y en el de la otra persona que está usando tu cuenta de forma indefinida, afectando a tu experiencia de lectura. Puedes consultar aquí los términos y condiciones de la suscripción digital.

Termino esta semana dedicada a la cocina ligera con un platito de esos que a buen seguro encantará a los fans de la ensalada con dos gotas de aceite y la pechuga de pavo a la plancha. Se trata de una especie de atentado terrorista contra la línea compuesto de huevos fritos, sobrasada y puré de boniato, al que ningún amante de la buena comida se podrá resistir por mucho que esté a régimen.

Todos sabemos que el huevo frito y la patata parecen haber nacido para estar siempre juntos. Sin embargo, nunca había probado esta combinación con el tubérculo en puré hasta que la tomé en la barra del restaurante Coure, en Barcelona, acompañada de sobrasada. Me pareció, como todo en este local, una absoluta delicia, y casi siempre la suelo pedir cuando voy a cenar allí.

Ésta es una variación con boniato puramente especulativa -no tengo la receta del Coure-, pero os aseguro que está buenísima, con un contraste brutal de sabores dulces y salados y un colorido fantástico. Si no encontráis este vegetal, que ahora está en plena temporada, hacedlo igual con patatas. Lo importante es que la sobrasada sea buena, porque el sebo con pimentón de ese que venden por ahí arruinará el invento.

Consciente de que es un plato un tanto bomba, he puesto dosis moderadas, que pueden ser aumentadas en caso de que los comensales sean tragones.

Dificultad: Para cortos.

Ingredientes

  • 4 huevos
  • 500 gr. de boniato
  • 250 gr. de sobrasada de calidad
  • 1 diente de ajo
  • 60 gr. de mantequilla
  • 150 ml. de leche entera
  • 1 pizca de nuez moscada
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta negra

Instrucciones

1.
Pelar y cortar en trozos grandes el boniato, y ponerlo inmediatamente en una cazuela cubierto de agua para que no se oxide. Añadir el ajo partido en dos y sin el brote interior. Salar y poner la cazuela a hervir durante unos 15-20 minutos, o hasta que el boniato esté muy tierno.
2.
Poner a calentar la leche. Escurrir el boniato y el ajo reservando parte del caldo (unas tres o cuatro cucharadas). Devolver el boniato y el ajo a la cazuela con este caldo, añadir la mantequilla e ir aplastando y añadiendo leche muy caliente hasta conseguir una textura espesa pero cremosa.
3.
Pasar por el chino si queremos que quede más fino, ponerle un poco de nuez moscada, salpimentar y reservar. Hasta aquí se puede hacer con antelación.
4.
Desmenuzar en trozos la sobrasada. Freír los huevos en aceite caliente abundante, salándolos ligeramente. En la misma sartén, y habiendo retirado todo el aceite, saltear brevemente la sobrasada, lo justo para que coja un color rojo intenso.
5.
Servir los huevos sobre una base de puré (puede sobrar) y con los trozos de sobrasada por encima.

Sobre la firma

Mikel López Iturriaga
Director de El Comidista, web gastronómica en la que publica artículos, recetas y vídeos desde 2010. Ha trabajado como periodista en EL PAÍS, Ya.com o ADN y colaborado en programas de radio como 'Hoy por hoy' (Cadena Ser), 'Las tardes de RNE' y 'Gente despierta'. En televisión presentó programas como El Comidista TV (laSexta) o Banana split (La 2).

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_