_
_
_
_

Habilidades que sirven en el universo ‘fintech’

El sector busca perfiles que aúnen tecnología, negocios, derecho, ‘marketing’, ingeniería, sociología, diseño, recursos humanos o comunicación

Extra Formación II 18/09/22
Westend61 (Getty Images/Westend61)

Las fintech se caracterizan por ser compañías financieras audaces, flexibles, resilientes, abiertas al cambio y con la cultura de la innovación en su ADN. Siempre en búsqueda de la tecnología de vanguardia capaz de mejorar sus procesos y actividad. Eso, sin olvidar sus perspectivas de crecimiento que, debido a la pandemia, han logrado multiplicarse.

De acuerdo con Markets and Research, si el sector alcanzó una valoración global superior a los siete billones de dólares en 2020, para mediados de esta década se estima que la cifra supere los 31 billones. Sin duda son motivos más que suficientes para querer desarrollar una carrera profesional trabajando en ellas, pero ¿cómo hacerlo?, ¿qué perfiles buscan?, ¿qué titulaciones son las más demandadas por este tipo de compañías?

Según un informe de Robert Walters, en el mercado fintech español las empresas buscan con urgencia perfiles como desarrolladores de software e ingenieros de datos que les ayuden a impulsar su crecimiento. “En particular, la ciberseguridad es un área de especialización nicho en España y, por tanto, a las fintech les resulta más complicado encontrar el talento adecuado en este campo”, afirma el estudio.

Otro campo es el de blockchain y la criptoeconomía. A sabiendas, el IEB ha desarrollado el programa especializado en Blockchain e Innovación Digital, donde se profundiza en fundamentos de esta tecnología y en la criptoeconomía, tanto desde los aspectos financieros como legales.

Pero es un hecho que la escasez de talento es una situación que se ve agravada por la falta de estudiantes y profesionales STEM (carreras relacionadas con la ciencia, la tecnología o las matemáticas) en el país. Por ello, las empresas se ven abocadas cada vez más a explorar vías educativas alternativas, como campamentos de programación IT para capacitar el talento más competitivo. Un ejemplo de ellos son los 500 cursos con temáticas fintech que ofrece Tutellus. Con una formación 100% práctica, su producto estrella es el Bootcamp DeFi o Finanzas descentralizadas, ya que mezcla conceptos financieros con criptoeconomía, tokens e inversión.

“Las profesiones clásicas ya no son suficientes. Los nuevos universos empresariales demandan especialistas en nuevos campos; muchos pertenecen a formación no reglada, pero responden a nuevas necesidades profesionales con competencias digitales en sectores como criptoeconomía, inteligencia artificial, nuevas tecnologías y ciberseguridad que requieren, por ejemplo, el fomento de las 5C: pensamiento computacional, crítico, creativo, colaboración y comunicación”, señala Gabriela Roberto Baró, cofundadora y chief business officer de Nash21.

“En Bitnovo nos vale más que un candidato nos enseñe un porfolio o GitLab de sus trabajos o proyectos que un título, especialmente cuando hablamos de perfiles puramente tecnológicos, como desarrolladores o diseñadores”, apoya su business controller, Javier Castro-Acuña.

Alta demanda

La realidad, tal y como señala Leyre Celdrán, business manager director de la Asociación Española de Fintech (AEFI), es que hay poca oferta para cubrir las vacantes. “Tanto es así que incluso muchos perfiles son contratados en sus últimos años de carrera. Pese a ser una industria amplia, con diferentes verticales de especialización y atractiva profesionalmente, existen complicaciones para encontrar ingenieros informáticos disponibles y listos para una rápida incorporación a un ecosistema que demanda una veloz capacidad de reacción, resolución e innovación”, afirma. Además, señala que también hay carencias en profesionales de la comunicación con los conocimientos financieros necesarios como para interiorizar bien los retos del sector y entender la composición de la industria. Porque, aunque pueda parecer una obviedad, la formación financiera juega un papel fundamental en la base de conocimientos de los profesionales del sector y muchas veces es un requisito olvidado en estos perfiles.

En todo caso, como ocurre en cualquier empresa, incluso en mayor medida, las fintech necesitan reunir diferentes perfiles. “Hay que tener presente que juntan un sector más tradicional como es el financiero y una nueva rama dentro de éste que implica ideas novedosas y constante innovación”, exponen desde Finnovating. Desde la empresa, analizan que, por una parte, se precisan perfiles que requieren de más experiencia y antigüedad, que vengan de trabajar en banca y conozcan bien los procesos. Y, por otro lado, el aspecto tech y más de start-up de contratar perfiles con mente más enfocada en innovación, inquietud por buscar soluciones revolucionarias y capaces de tener la mente abierta para innovar constantemente en el ecosistema y adaptarse rápidamente a los cambios.

En todo caso, el sector precisa de “perfiles híbridos que sean capaces de entender en 360 grados lo que se necesita para desarrollar productos globales. Hablamos de tecnología, negocios, derecho, marketing, ingeniería, sociología, diseño, recursos humanos…”, detalla la cofundadora de Nash21. “Buscamos profesionales que den respuestas creativas a problemas actuales (el famoso pensamiento fuera de la caja) y que sean capaces de desarrollar soluciones con las que poder adelantarnos a las necesidades de nuestros clientes”, añade Giorgio Semenzato, CEO y cofundador de Finizens. Pero asegura que la innovación no es el único aspecto que desde la empresa tienen en cuenta. “También buscamos que sean profesionales que compartan nuestros valores corporativos: integridad, honestidad y orientación al cliente. Que sean multidisciplinares, perfeccionistas y que cuenten con una fuerte ética humana y profesional”, sostiene.

Imprescindible saber idiomas

Precisamente, el desarrollo de las soft skills o habilidades blandas son también un requisito indispensable. Es por ello por lo que en el Máster sobre Transformación Digital de las Finanzas de OBS incluyen bootcamps (programas intensivos) voluntarios, cuyo objetivo es el desarrollo de diferentes habilidades blandas. Desde el centro recomiendan para este sector el de Liderazgo y Gestión del Cambio. El centro cuenta con un acuerdo con la AEFI para transmitir la necesidad de estos perfiles en foros y encuentros donde se tratan temas sobre el futuro de la industria financiera.

Finnovating también destaca, como condición indispensable, el dominio de otros idiomas, “sobre todo el inglés, ya que es un sector global con una alta escalabilidad e, internamente, los equipos suelen ser muy multiculturales e internacionales”. Pero en todo caso resaltan que lograr trabajar en cualquier fintech está más ligado a una actitud que a una titulación. “Trabajar en equipo, flexibilidad ante el cambio, actitud de aprendizaje, colaboración, humildad para transmitir conocimientos dentro y fuera de la compañía, y creatividad para encontrar soluciones de lo que aún no está creado” son las actitudes resaltadas por Gabriela Roberto Baró, de Nash21. A las que Castro-Acuña, de Bitnovo, añade el pensamiento crítico, la mentalidad analítica y la capacidad de planificación.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_