_
_
_
_
_

Monasterio pierde a su mano derecha en Vox a las puertas de la Asamblea general del partido

El diputado José Luis Ruiz Bartolome, número dos de la formación en Madrid, deja el acta de diputado en la Asamblea para volver a la actividad privada entre un reguero de bajas en la formación

La diputada de Vox Rocío Monasterio junto a José Luis Ruiz Bartolomé e Íñigo Henriquez de Luna, la pasada semana en una visita a Alcalá de Henares.
La diputada de Vox Rocío Monasterio junto a José Luis Ruiz Bartolomé e Íñigo Henriquez de Luna, la pasada semana en una visita a Alcalá de Henares.Guillermo Martínez (EFE)

José Luis Rodríguez Bartolome, número dos de Vox en Madrid, ha anunciado este jueves que deja su acta como diputado en la Asamblea regional. Su marcha voluntaria deja a la líder regional de la extrema derecha, Rocío Monasterio, sin uno de sus principales apoyos, y pone aún más en cuestión su futuro tras haber abandonado la formación su marido y exportavoz en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros. Una salida difícilmente separable de la Asamblea General extraordinaria que celebrará este sábado Vox y que servirá para proclamar a Santiago Abascal como líder hasta 2028.

“Concibo la vocación de servicio público de ida y vuelta”, ha escrito Ruiz Bartolomé en sus redes sociales. “Mi viaje en la Asamblea de Madrid termina y vuelvo al sector privado, donde defenderé los mismos principios”, ha añadido. “Gracias, Vox, por haber confiado en mí; gracias Rocío, por haberme embarcado en la aventura”.

Así le ha despedido Monasterio. “Le traje convenciéndole de que debía dedicar unos años a lo público, para que así la política no acabe en manos de gente que no tiene ni idea de casi nada”, ha dicho durante una rueda de prensa en la Asamblea a la que también ha asistido el ya exdiputado. “Con dolor de mi corazón, porque la verdad es que me da mucha pena, nos dice hasta luego. Vuelve a la empresa privada. Gracias por tu trabajo y tu entrega a España”.

Y sobre la crisis del partido, ha dicho: “Todos los que no quieren hablar de la inmigración, sobre la seguridad en los viajes, ¿de qué intentan hablar? De crisis del partido. Pues no es así. Estamos todos a una defendiendo un programa que entiendo que molesta”.

La salida del hasta ahora diputado, que fue número dos en la candidatura de Vox a la Asamblea de Madrid en las últimas elecciones autonómicas y que acompañó a Monasterio la pasada semana a una reunión con la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, lo que evidencia su peso interno, debilita aún más la posición de Monasterio en Vox.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La presidenta regional del partido ultra vio cómo en mayo del año pasado Ayuso obtenía mayoría absoluta y Vox perdía su capacidad de influir en la política regional, como hizo entre 2019 y 2023. Además, Monasterio se ha quedado fuera de la lista de Abascal al Comité Ejecutivo Nacional (CEN) de su formación, a pesar de que este se ha ampliado notablemente y ha incorporado a representantes de los distintos territorios, lo que dimensiona su peso interno, y la mantiene bajo los focos tras la dimisión de su marido, Espinosa de los Monteros, en agosto pasado.

Además, la salida de Ruiz Bartolome no es la única que se ha producido en Vox Madrid en las últimas semanas. Así, la diputada Carla Toscano, mano derecha de Javier Ortega Smith y portavoz adjunta del partido en el Ayuntamiento de la capital, renunció a su escaño en el Congreso el pasado día 11. En solo cinco meses de legislatura era la tercera dimisión en el grupo parlamentario ultra, tras la de Espinosa de los Monteros y la del doctor Juan Luis Steegmann, quien renunció a ocupar el escaño que dejó vacante el anterior.

Algo parecido habría pasado ahora en Madrid, pues Monasterio ha avanzado que Javier Pérez será el sustituto de Bartolome, lo que significa que Pablo Gutiérrez de Cabiedes, que le precedía en la lista electoral, ha renunciado a hacerlo.

La excandidata de Vox a la Junta de Andalucía, Macarena Olona, muy crítica con su antiguo partido, apuntaba el miércoles en Tele 5 que Rocío Monasterio es “el único cabo suelto que Vox tiene dentro una vez que han conseguido callar a [el exsecretario general] Javier Ortega” y llamaba a seguir de carca sus movimientos.

Suscríbete aquí a nuestra newsletter diaria sobre Madrid.

Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_