_
_
_
_
_

Tres padres de Madrid denuncian a la policía la inclusión de sus hijos menores en un chat sexual y violento

Los niños, de 11 y 12 años y alumnos de colegios de Ciudad Lineal, comenzaron a recibir mensajes de asesinatos, ejecuciones o pornografía infantil en un grupo de WhatsApp con más de un millar de participantes

Violencia sexual Madrid
Una adolescente, con su móvil en Madrid.Claudio Álvarez

Y otro caso más, ahora en Madrid. Tres padres de la capital han denunciado en la comisaría del distrito de Ciudad Lineal de la Policía Nacional la inclusión de sus hijos menores, sin su consentimiento, en un chat multitudinario de contenido muy violento y sexual y pornográfico, ha informado a este diario un portavoz de la Jefatura Superior de la Policía de Madrid. El caso lo investiga el grupo 8 de la Brigada Provincial de la Policía Judicial, que a lo largo de la mañana detallará el alcance y la gravedad de dichos mensajes.

Los niños, de 11 y 12 años, alumnos de colegios del distrito, comenzaron a recibir de un grupo de WhatsApp con más de un millar de participantes mensajes de asesinatos, ejecuciones o pornografía infantil, con actitudes machistas, racistas y homófobos, tal y como ha adelantado el jueves al mediodía el programa 120 Minutos de Telemadrid.

Todo ello sin el consentimiento de los menores. Además, algunos de ellos recibieron también mensajes privados y directos de ese chat. Por ello, avisaron a sus padres que, ante la gravedad de los hechos, contactaron con otros progenitores y decidieron denunciar los hechos en comisaría, que ya están siendo investigados. De momento son tres los padres que han acudido a denunciar, pero no se descarta que, al divulgarse la noticia, haya más denuncias.

“A mí me han sobrecogido las imágenes, y eso que tengo una edad, no ha sido agradable verlas, por lo que el efecto en un niño de 12 años me imagino que será mucho mayor”, contó a Telemadrid uno de los padres de estos menores, que ha evitado que su hija las viera al tener siempre custodiado el teléfono de la menor.

Además, El Mundo ha desvelado este viernes otro caso similar también en Madrid: los padres del instituto José García Nieto, en Las Rozas, denuncian que sus hijos han sido incluidos en un grupo de WhatsApp donde se distribuye desde material pedófilo a imágenes y vídeos con sexo explícito o muy violento. El centro escribió un correo electrónico a las familias para advertirles de dicha situación. “Hay un chat peligroso tratando de captar a alumnos. Se llama Meter a todas las personas de WhatsApp que conozcáis. En él hacen administradores a los chicos para que metan a otros compañeros”, dice el correo. Según confirma a este diario la Guardia Civil, hay hasta el momento una denuncia de un padre que tiene varios hijos en el García Nieto. Está investigando los hechos el equipo Arroba, dedicado a delitos telemáticos, de Las Rozas.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

En la Comunidad de Madrid, para atajar al menos el problema en las aulas, desde el curso 2020-2021 está prohibido expresamente el uso de los teléfonos móviles y de dispositivos electrónicos no relacionados con la actividad lectiva durante la jornada escolar en todos los colegios e institutos de la región, mientras que cada vez es mayor el debate y la concienciación entre los padres sobre la raíz del problema: la edad a la que dan un móvil a sus hijos. El tope ya ha descendido a los nueve años, por lo que el abuso de esta tecnología alcanza también a la Educación Primaria.

Los casos de mal uso entre los menores de las apps de mensajería e instantánea y de los móviles y las nuevas tecnologías en general se suceden desde hace años y son especialmente recurrentes en este curso, desde que a finales de septiembre en Almendralejo (Badajoz) varios menores usaron la inteligencia artificial para modificar imágenes de niñas con el fin de simular desnudez o imágenes eróticas.

Apenas una semana después, los padres del colegio concertado San José, en El Astillero (Cantabria) denunciaron que sus hijos estaban recibiendo contenidos pedófilos y ultraviolentos a través de grupos de WhatsApp. Los progenitores de los adolescentes denunciaron que un menor sufría episodios de acoso virtual por su sexualidad y fue incluido en un grupo de desconocidos donde se le realizaron propuestas eróticas. Otra chica aseguró que uno de sus compañeros, presunto emisor de los archivos, la amenazó porque ella protestó y pidió que se detuviera el envío de esas fotos y vídeos.

En octubre, los Mossos d’Esquadra abrieron una investigación sobre un grupo de WhatsApp con pornografía y proclamas de odio, denominado Niños toda España, que se había viralizado entre menores de 12 años en Barcelona. Y hace tan solo dos días, hubo otro caso en San Sebastián, donde la Ertzaintza investiga dos grupos de WhatsApp donde se comparte contenido pornográfico, homófobo, machista y fascista a los que están siendo invitados cientos de alumnos adolescentes de al menos cuatro colegios. Entre ambos grupos habría más de 1.000 chavales de los centros Aldapeta María, Zurriola Ikastola, San Patricio y Deutsche Schule.

Suscríbete aquí a nuestra newsletter diaria sobre Madrid.

Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_