_
_
_
_

Tres ejemplares de búho real, los nuevos inquilinos de El Retiro y el Jardín Botánico de Madrid

El Ayuntamiento de Madrid cree que proceden de El Pardo, donde abunda esta especie

Buho real Retiro Madrid
Uno de los búhos reales que se ha podido avistar en El Retiro.Antonello Dellanotte
Mai Montero

Buenas noticias para la fauna madrileña. Hace dos meses que la ciudad tiene nuevos vecinos: tres ejemplares de búho real. Dos de ellos, un macho y una hembra, se encuentran en el parque del Retiro. A un segundo macho se le ha podido escuchar en el Jardín Botánico. La novedad de esta llegada ha sorprendido a expertos y a técnicos municipales, que creen que la elección se debe a que han encontrado en las inmediaciones del parque un ecosistema favorable para desarrollar su vida adulta.

El colaborador del Ayuntamiento de Madrid y fotógrafo Antonello Dellanotte cuenta a EL PAÍS que desde hace muchos años no se veía un ejemplar de esta especie en la capital, y desde la Administración ya se ha pensado en facilitar a los dos ejemplares de El Retiro un punto para que aniden. “En el parque ya hay otras especies nocturnas como mochuelos o cárabos, pero es una alegría que el búho real se pueda avistar en la ciudad. Esta pareja ya ha hecho cópula y seguramente se instalen en distintos puntos. Es una población en auge”.

Santiago Soria, subdirector de Parques y Viveros, considera que las aves han llegado desde El Pardo, donde la presencia de esta especie es abundante. “Es posible que hayan sido desplazados porque hay numerosos ejemplares allí y no hay espacio ni alimento para todos. Además, con la pandemia hemos comprobado que muchas especies se han trasladado a zonas urbanas para subsistir”, declara el responsable municipal.

El búho real, también conocido como gran duque, es considerado la rapaz nocturna más grande de la fauna europea, tanto por su corpulencia como por sus poderosas garras y su voluminosa cabeza, rematada por largas orejas y en la que resaltan sus llamativos ojos anaranjados. Al ser un ave principalmente noctámbula despliega su actividad durante las primeras horas después del atardecer y las últimas horas antes del amanecer. Los búhos reales son muy sedentarios y normalmente mantienen su actividad en un solo territorio durante su periodo adulto.

Se trata de una especie de gran envergadura, capaz de atacar y matar presas muy grandes. Además, su dieta es mucho más diversa que la de cualquier otra rapaz de su tamaño. Puede adaptarse a presas muy pequeñas cuando es el único alimento disponible y a piezas grandes cuando estas son abundantes. La llegada a El Retiro no supone amenaza para la fauna, como señala Soria, quien manifiesta que su figura será “positiva” y permitirá reducir la presencia de roedores.

Estos ejemplares se alimentan principalmente de pequeños mamíferos como topillos, ratas, ratones, conejos y liebres. Su dieta también incluye aves, reptiles, anfibios, peces, insectos y otros invertebrados.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El Ayuntamiento de Madrid ha indicado que agradece la colaboración de los ciudadanos para que el entorno en el que se encuentran las aves no se vea perturbado y se pueda garantizar la permanencia y posible cría de los nuevos vecinos de la capital. “Las rapaces nocturnas son especies protegidas por ley. Por lo tanto, la Administración y la ciudadanía tienen la obligación de protegerlas”, añade Dellanotte.


Suscríbete aquí a nuestra newsletter diaria sobre Madrid.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Mai Montero
Es editora de portada en el equipo digital de EL PAÍS y escribe reportajes para otras secciones. Antes trabajó en otros medios como Periódico Magisterio, especializado en educación, y en Cambio16. Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y Máster de Periodismo de EL PAÍS, actualmente cursa el Grado de Derecho en la UNED.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_