La nueva apuesta fiscal de Ayuso: 44 euros de ahorro para las rentas bajas y 189 para las altas

El Gobierno de Madrid envía a la Asamblea el proyecto para deflactar todos los tramos del IRPF en la declaración sobre el ejercicio 2022, que depende de Vox

El portavoz del gobierno de la Comunidad de Madrid, Enrique Ossorio, el pasado 11 de octubre.
El portavoz del gobierno de la Comunidad de Madrid, Enrique Ossorio, el pasado 11 de octubre.COMUNIDAD DE MADRID (Europa Press)

El Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid ha aprobado este miércoles la deflactación de la tarifa y los mínimos exentos del IRPF en un 4,1% para todos los tramos de renta, que se aplicará al ejercicio 2022. El plan ayudará a que los contribuyentes combatan los efectos de la inflación, reducirá la recaudación en unos 200 millones y beneficiará especialmente a las rentas más altas. La reforma, que verá la luz si tiene el apoyo de Vox en la Asamblea, lleva el sello del PP más liberal: en otras regiones gobernadas por el partido de Alberto Núñez Feijóo solo se deflactarán los tres tramos por debajo de los 35.000 euros (caso de Andalucía y Galicia), o los cuatro que hay hasta los 60.000 (Murcia), por lo que los que más ganan no serán necesariamente los que más se beneficien en términos absolutos, como sí ocurrirá en Madrid. Ese balance ha provocado este miércoles protestas encendidas en la oposición de izquierdas (Más Madrid, PSOE y Unidas Podemos) al Gobierno de Isabel Díaz Ayuso.

“La medida es muy importante”, ha defendido el portavoz gubernamental, Enrique Ossorio, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno. “Nadie más aficionado que nosotros a bajar impuestos, en la Comunidad de Madrid llevamos 19 años bajando impuestos”, ha seguido, omitiendo que en 2019 no se rebajó ninguno por el choque entre PP, Cs y Vox. “Todos sabemos que se está produciendo una inflación que no conocíamos en España desde hace muchos años, y frente a eso lo que hace Madrid es lo que no ha querido hacer el Gobierno de la nación, deflactar todos los tramos de la tarifa”, ha añadido, recordando que la medida afectará a los madrileños que suban de tramo impositivo en el IRPF como consecuencia de un aumento de salario. Y ha rematado: “Es progresivo. Cuanto más renta tienes, el beneficio es menor”.

Sin embargo, esa afirmación solo se sostiene en términos porcentuales, no en términos absolutos. Así, la reforma supone una rebaja de la cuota del 6,26% para un sueldo bruto anual de 20.000 euros; del 2,71% para un sueldo de 32.600; y del 1,49% para un sueldo de 90.000. Al mismo tiempo, eso supone que un contribuyente menor de 65 años con dos hijos (uno de ellos menor de tres años), e ingresos brutos de 20.000 euros, se ahorre 44,34 euros, mientras que uno de las mismas características, y con ingresos brutos de 90.000 euros, se ahorrará 189,72. Una diferencia de 145 euros a favor del tributante de renta alta (que también es el que más tributa en términos absolutos) que se mantiene con cualquier otro ejemplo. Así, un soltero sin hijos menor de 65 años que ingrese 20.000 euros brutos al año tendrá un ahorro fiscal de 30,57 euros con la deflactación, por los 108,06 que beneficiarán a ciudadanos en circunstancias similares que ganen 45.000 euros, y los 175,95 que ganen 70.000 euros o más.

No es la primera vez que el Gobierno de Díaz Ayuso apuesta por esta vía. En junio de 2021, el Ejecutivo regional aprobó una rebaja de medio punto en todos los tramos del IRPF valorada en 330 millones y que beneficia especialmente a quien más gana, al aplicar un recorte de medio punto a todos los tramos. La razón es que, al igual que ocurre con la deflactación, las rentas altas se benefician de la rebaja en todos los tramos de la escala del impuesto. Y la unión de las dos reformas multiplica, en su caso, las ventajas.

Así, un contribuyente menor de 65 años con dos hijos (uno de ellos menor de tres años), e ingresos brutos de 20.000 euros, obtendrá un ahorro total del 10,81% (80,49 euros), mientras que uno de las mismas características, y con ingresos brutos de 90.000 euros, se ahorrará el 4,39% (577,54 euros). Una diferencia de 400 euros a favor de quien más cobra.

Quejas de la oposición

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Ese balance ha despertado la indignación en la oposición de izquierdas de la Asamblea regional. Por su parte, Vox no solo apoya la medida, sino que reclama al PP que vaya más allá en la rebaja. “Estas medidas fiscales son un regalo envenenado”, se ha quejado Mónica García, líder de la oposición como portavoz de Más Madrid. “Es una maniobra de trilerismo: cuando abres el cubilete de los que más tienen, se ahorran 600 euros, y cuando abres el de los que menos tienen, se ahorran seis, y te encuentras con que van a tener que pagar de su bolsillo un seguro privado por los servicios públicos que se dejan de pagar con la deflactación”, ha seguido. “Más que una deflactación es una deflagración de los servicios públicos”.

“Otra vez el PP con la misma trampa, lo que hace es un descuento de entre 0 a 10 euros a la inmensa mayoría de las familias en Madrid, mientras que se rebajan miles de euros a unos pocos grandes patrimonios”, ha lamentado por su parte Juan Lobato, el líder del PSOE. “Desde el PSOE de Madrid lo que se propone es bajar los impuestos a las clases medias de Madrid”.

“Todo lo que sea seguir en esta deriva que pasa por la injusticia fiscal y por aumentar la desigualdad social es contrario a los intereses de los madrileños”, ha rematado Alejandra Jacinto, de Podemos. “Las rentas altas en la Comunidad de Madrid llevan ya demasiado tiempo deflactadas como para seguir haciéndolo”.

Suscríbete aquí a nuestra newsletter diaria sobre Madrid.

Sobre la firma

Juan José Mateo

Es redactor de la sección de Madrid y está especializado en información política. Trabaja en el EL PAÍS desde 2005. Es licenciado en Historia por la Universidad Complutense de Madrid y Máster en Periodismo por la Escuela UAM / EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS