Ayuso planea una reforma “severa” y “profunda” del sistema sanitario madrileño

La presidenta autonómica estudia cambios para septiembre en las listas de espera y los servicios de urgencias de los centros de salud y plantea implantar la telemedicina

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, el 11 de julio en la capital.
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, el 11 de julio en la capital.Marta Fernández Jara - Europa Pr (Europa Press)

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, prepara una reforma “severa” y “profunda” del sistema sanitario regional para presentar el nuevo diseño durante el próximo debate del estado de la región, que se llevará a cabo en septiembre. Tras dos años de pandemia que han dejado al descubierto las carencias de personal, infraestructura, e inversión, el Gobierno regional apostará por la telemedicina, con el objetivo de descongestionar los centros; presentará un plan específico para reducir las listas de espera, en las que se consumen 53 días de media para ver a un especialista; y trabajará para reabrir los 37 servicios de urgencias de atención primaria (SUAP), que se han pasado cerrados a cal y canto los dos años de pandemia.

“Vamos a hacer propuestas en materia sanitaria, anunciaremos unas reformas severas en el sistema sanitario, profundas, de aquí hacia adelante”, ha dicho este miércoles Ayuso durante una entrevista en Es Radio. “No nos engañemos”, ha subrayado. “Somos cada vez más ciudadanos, vamos a vivir cada vez más años, y el sistema ha de seguir siendo público, pero tiene que ser efectivo, y tiene que además atender a las nuevas patologías que tenemos por el hecho de vivir tantos años”, ha argumentado. “Afortunadamente, esto es algo que tiene también que ver con su sanidad pública”.

Los 8.784 millones de euros que recoge el Presupuesto regional de 2022 para gastar en sanidad suponen una cifra récord. Al mismo tiempo, son 178 millones menos que el gasto consolidado de hace dos años (8.962 millones de euros, según la Estadística de Gasto Sanitario Público del Ministerio de Sanidad). Esa diferencia entre lo presupuestado y lo gastado resume que Madrid estaba cuando se aprobaron esas cuentas públicas (finales de 2021) en los últimos puestos de la tabla en cuanto a gasto sanitario por PIB, y en el penúltimo en cuanto a gasto total por habitante y año. En ese contexto llegan los cambios que planea Díaz Ayuso.

La reapertura de los SUAP se produce tras la movilización ciudadana y de la oposición de izquierdas (Más Madrid, PSOE y Podemos) en contra de los cierres. A finales de junio, el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz-Escudero, anunció una reordenación de estos centros: se procedía al cierre de las 37 de los centros de salud, y a la apertura de 17 puntos de atención continuada (siete sin médicos). Tras dos años de cierre de los SUAP por la pandemia, parecía el golpe definitivo. Sin embargo, solo diez días después, Díaz Ayuso rectificó: todos los centros se reabrirían cuando fuera posible, dijo, sin especificar cuándo. Lo previsible es que la presidenta autonómica detalle sus planes durante el debate del estado de la región.

Lo mismo ocurre con las listas de espera. Madrid es la segunda comunidad en espera quirúrgica, tras el País Vasco, según los datos publicados el 31 de diciembre por el Ministerio de Sanidad. Pero el gran problema de la sanidad madrileña son las consultas con especialistas: la espera media en días (53) coloca a Madrid en la mitad de la tabla y el porcentaje de quienes esperan más de 60 días sitúa a la región en antepenúltimo lugar, solo superada por La Rioja y Canarias. Así, el 70% de los 500.107 madrileños que aguardaban a final del año pasado para ver a un especialista debían soportar tiempos superiores a 60 días

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

En cuanto a la telemedicina, la Comunidad de Madrid tiene desde 2020 un proyecto piloto en el hospital público Infanta Leonor, que atiende por esta vía a 700 pacientes. El corazón del planteamiento es liberar camas de los centros para que los ciudadanos sigan los tratamientos en sus hogares, mientras siguen en contacto con los profesionales en remoto.

“Una vez que el paciente ingresa en el domicilio, el equipo de médicos y enfermeras de la Unidad de Hospitalización a Domicilio le asigna un plan de cuidados personalizado en función de sus características, antecedentes y patologías, y es monitorizado mediante un programa digital personalizado”, explican en la Consejería de Sanidad. “Así, a través de sensores que controlan las constantes vitales y de cuestionarios de síntomas, que los propios enfermos y cuidadores responden en sus domicilios a través de una aplicación móvil y de dispositivos médicos que se les facilitan, los profesionales del Hospital público Infanta Leonor pueden comprobar el estado de salud de los pacientes en cualquier momento de forma remota”.

¿Qué dolencias se tratan así? Desde infecciones respiratorias (neumonía y EPOC) a patologías quirúrgicas (pacientes con fracturas de tobillo o de rodilla que utilizan la telemedicina en sus domicilios y vuelven al hospital para entrar directamente en quirófano), geriátricas u oncohematológicas (con leucemia mieloide aguda o síndromes mielodisplásicos que pueden recibir quimioterapia en su domicilio sin necesidad de acudir al hospital).

No obstante, lo previsible es que los cambios propuestos por Ayuso superen estos tres aspectos. Si no, la reforma del sistema sanitario que prepara no seria “profunda”, ni “severa”.

Suscríbete aquí a nuestra newsletter diaria sobre Madrid.

Sobre la firma

Juan José Mateo

Es redactor de la sección de Madrid y está especializado en información política. Trabaja en el EL PAÍS desde 2005. Es licenciado en Historia por la Universidad Complutense de Madrid y Máster en Periodismo por la Escuela UAM / EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS