Ayuso, al borde de las lágrimas tras el archivo del caso de las mascarillas: “Aquí no hay corrupción”

La bancada del PP ovaciona en la Asamblea a la líder conservadora, que se acuerda implícitamente de Casado al agradecer el apoyo de Núñez Feijóo

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, interviene durante una sesión plenaria, en la Asamblea de Madrid, a 23 de junio de 2022.Foto: CARLOS LUJÁN/ EUROPA PRESS | Vídeo: EUROPA PRESS

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, entra este jueves en el hemiciclo de la Asamblea de Madrid justo al mismo tiempo que las alertas de los móviles empiezan a transmitir con apremio que la Fiscalía Anticorrupción ha archivado la investigación sobre el contrato con la Administración regional que permitió al hermano de la líder, Tomás Díaz Ayuso, ganar, según su hermana, 55.850 euros más IVA por importar mascarillas de China. De golpe, los 65 diputados del PP se ponen en pie para acompañar los pasos de la baronesa. Es un momento eléctrico. Inesperado. Y para Díaz Ayuso, emocionante: lleva el gesto torcido, no hay ni una sonrisa, ni se dirige a sus compañeros. Calla. Se sienta en su escaño. Y luego, cuando toma la palabra para defender el nombramiento de Enrique Ossorio como vicepresidente, habla con voz temblorosa. Al borde de las lágrimas.

“Esto es así porque en la Comunidad de Madrid no hay corrupción, ni ha habido corrupción, porque no he tomado una sola decisión desde que soy presidenta para ayudar a un solo familiar o a un solo amigo para beneficiarse del patrimonio de los madrileños”, dice la presidenta de la Comunidad de Madrid. “Señorías de la izquierda, van 20 veces que me llevan a la justicia y que la justicia ha dicho que son todo falsedades”, afea a los diputados de Más Madrid, PSOE y Podemos, que denunciaron el polémico contrato ante la Fiscalía. “Han utilizado el Parlamento y las instituciones para manchar mi honor 20 veces, será que la justicia es de extrema derecha, será que el sistema está corrompido, pero son 20 veces donde se ha demostrado el uso torticero que están haciendo ustedes de la justicia”, se queja. “Gracias a mi grupo parlamentario por haber confiado siempre en mí, a mi consejo de Gobierno, que lo ha pasado francamente mal durante estos meses, y especialmente al presidente de mi partido, Alberto Núñez Feijóo, porque gracias a que ha confiado en mí hoy soy presidenta del grupo y del partido que sostiene a mi Gobierno”.

No es una referencia cualquiera. La alabanza, implícitamente, es un ataque a Pablo Casado, el ya expresidente del PP. Porque el origen de la guerra civil que desangró a la formación conservadora durante los meses de febrero y marzo estuvo precisamente en la desconfianza que provocó en el líder conocer que el hermano de la presidenta de Madrid había cobrado de un amigo de infancia de los Ayuso, Daniel Alcázar, que había hecho negocios con la Comunidad.

Así, su empresa, Priviet, obtuvo 1,5 millones de euros por traer 300.000 mascarillas desde China. El acuerdo se firmó después de que la compañía presentara una breve oferta comercial de tres líneas. Y supuso que Tomás Díaz Ayuso, el hermano de la presidenta, comercial sanitario desde hace décadas, lograra una comisión de más de 55.000 euros pagada por la compañía por facilitar el acceso a las mascarillas a través de sus contactos en China.

Ese negocio fue considerado sospechoso por Pablo Casado de manera inmediata. El conflicto interno consecuente desangró al PP durante semanas, acabó con Núñez Feijóo al frente del partido, y dejó tocada a Díaz Ayuso.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

“De mi familia, poco puedo decir más que pedirles disculpas, y darles las gracias”, dijo la presidenta regional durante el congreso del PP de Madrid. “Disculpas porque es una familia normal y corriente a la que han robado la tranquilidad y el anonimato, que están pagando como nadie apellidarse Díaz, y no digamos Ayuso, pero que nunca eligió esta situación”, añadió. “Y gracias por ser un ejemplo. Nunca le han podido quitar el humor, la autenticidad, y la fortaleza”, siguió. “Y así me contestan siempre: nosotros estamos bien si tú estás bien”.

La oposición pide investigar más

El triunfo de Díaz Ayuso en aquel cónclave popular fue doble: logró la ansiada presidencia del PP de Madrid, negada por Casado ante las dudas que le despertaba el contrato con Priviet, y sometió al antiguo líder al castigo del olvido. No hubo ni una referencia a él en los vídeos. Tampoco en las intervenciones, con la excepción de la de Ana Camins, la secretaria general regional saliente, defenestrada por su amistad con Casado. Lo mismo le pasó la semana pasada al consejero Enrique López, que ha perdido su posición como número dos del Ejecutivo regional por su cercanía al expresidente, lo que ha favorecido que Enrique Ossorio haya sido nombrado ahora como vicepresidente. Señales de que la herida que ha provocado el caso en Díaz Ayuso no estaban cerradas. Quizás, hasta este jueves. Un día en el que la presidenta ha celebrado al borde de las lágrimas que la Fiscalía Anticorrupción ya no investiga a su hermano, aunque en realidad la Fiscalía europea sigue haciéndolo, como recuerdan los partidos de la oposición.

“El caso no está en absoluto cerrado, todavía esperamos la resolución de la Fiscalía europea”, señala Alberto Oliver, de Más Madrid, el partido que lidera la oposición. “No solo apreciamos irregularidades, sino que además pensamos que la presidenta Ayuso ha mentido a todos los madrileños”, prosigue. “Todavía hay que seguir investigando bastante más para poder llegar hasta el final de este asunto”.

En la misma línea se expresa Alejandra Jacinto, coportavoz de Unidas Podemos: “No hay que olvidar que la Fiscalía europea sigue investigando. Nadie sabe si finalmente de esta causa se librará [Díaz Ayuso], pero sí sabemos de la falta de ética de su hermano aprovechándose de los peores momentos de la pandemia”. Finalmente, Juan Lobato, líder de los socialistas madrileños, opina: “Una cosa es la justicia y la legalidad, y otra cosa es la ética”. Y le espeta a la presidenta regional: “Usted suspende en la ética, señora Ayuso”.

Suscríbete aquí a nuestra newsletter diaria sobre Madrid.

Sobre la firma

Juan José Mateo

Es redactor de la sección de Madrid y está especializado en información política. Trabaja en el EL PAÍS desde 2005. Es licenciado en Historia por la Universidad Complutense de Madrid y Máster en Periodismo por la Escuela UAM / EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS