Ayuso modula su discurso tras un día con 284.000 consultas por covid

Desde el lunes, Madrid acumula 16.892 nuevos contagios, ha duplicado la incidencia acumulada en solo cinco días

Isabel Díaz Ayuso, el viernes 17 de diciembre,Foto: ALBERTO ORTEGA (EUROPA PRESS)

“No vamos a tener libertad si no tenemos salud”. Tras apostar durante toda la pandemia por mantener la hostelería abierta, Isabel Díaz Ayuso moduló este viernes su discurso por primera vez durante una visita al hospital de La Paz: sin llegar a anunciar restricciones contra el virus, pidió prudencia en los encuentros familiares y anunció un refuerzo de las unidades covid del sistema de atención primaria. Mientras, el puente de la Inmaculada, las reuniones prenavideñas y la variante ómicron formaban el contexto perfecto para la explosión de contagios que ha sucedido esta semana. Solo desde el lunes, Madrid ha sumado 16.892 nuevos contagios; y la incidencia acumulada ha pasado de 240 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días, a los 482 de este viernes.

Ese incremento exponencial de casos pone a prueba la capacidad del sistema sanitario regional para realizar pruebas diagnósticas, registrar los nuevos positivos y hacer el seguimiento de sus contactos estrechos. Aunque las consecuencias del virus no han llegado aún con fuerza a los hospitales —que mantienen creciente, pero lenta, su curva de ingresos, tanto en planta como en UCI—, sí lo ha hecho ya a los centros de salud, saturados y muchos sin citas disponibles de covid hasta dentro de 14 días. Así, han duplicado el número de pacientes que tienen en seguimiento desde el lunes (de 2.022 a 4.016), y sumando los contactos estrechos de los nuevos positivos, ascienden a 6.441 personas. El jueves Madrid registró el número más alto de consultas por covid en los últimos meses, según informa la propia Comunidad: 284.000.

“Ahora vamos a vivir unas semanas complicadas con la nueva variante de ómicron, que como estamos viendo es muy contagiosa y lo que tenemos que ir es preparándonos para ver nuevas noticias de nuevos contagios, de nuevos brotes”, ha dicho este viernes la presidenta de la Comunidad de Madrid. “Es importante incidir nuevamente en lo necesario de realizarse test, de las vacunas, y tener mucho cuidado en las celebraciones en los domicilios, en los espacios cerrados, en los lugares donde no llega la administración”, ha seguido. “Estamos viendo que las cifras de contagio seguirán creciendo por esta variante, que es muy contagiosa, pero también recordar que no está incidiendo sobremanera en la presión hospitalaria”, ha añadido. “Estimamos que después de Navidades, unas semanas más tarde, ya la situación vuelva a estar contenida”.

Pero, en este momento, la transmisión dista de estar contenida. El número de pruebas diagnósticas para confirmar o descartar la infección fue, solo el jueves, de 27.998, “de las que en concreto 16.661 corresponde a test de antígenos (con tasa de positividad de 21%) y un total de 11.337 pruebas PCR”, informó este viernes la Comunidad en una nota de prensa. Además de los 1.769 positivos de los test de autodiagnóstico de covid (comprados en las farmacias) que confirmaron los profesionales de los centros de salud ese mismo día.

Ante esos datos, ¿habrá restricciones de cara a las tres próximas semanas? ¿Aforos u horarios reducidos? No, al menos por ahora. Mientras que cuatro comunidades —Navarra, Galicia, País Vasco y Canarias— han propuesto acotar el número de asistentes a las reuniones familiares, y una quinta —Andalucía— ha activiado la obligatoriedad de tener el certificado covid para disfrutar de la hostelería, en Madrid este viernes no había nada previsto.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

De hecho, este fin de semana, restaurantes y bares están repletos de reservas. Discotecas y pubs venden entradas para Nochebuena, Navidad y Nochevieja, muchas ya agotadas. Y en espacios como el WiZink Center, donde también se vacuna, hay programados dos grandes eventos —Rock en familia Christmas Party (el 5 enero) y La música con la palma (el 8 de enero)— y seis conciertos de aquí a que termine la Navidad, con entradas agotadas para tres de ellos, los de José Luis Perales, Rafael y Dani Martín.

Un tono distinto

Sin ser una rectificación, las declaraciones de la líder conservadora sí muestran un tono distinto con respecto al de las últimas semanas. Desde el viernes pasado, cuando el PP mandó una carta a sus organizaciones territoriales recomendando que cancelaran las cenas y copas de Navidad, Díaz Ayuso ha defendido que la situación de Madrid no obligaba a tomar nuevas medidas.

Un posicionamiento en favor de no aplicar nuevas restricciones para combatir la pandemia que a Díaz Ayuso también le ha servido en la lucha interna que hay en el PP por controlar la organización de Madrid: como la dirección nacional de Pablo Casado defiende cancelar citas sociales, y el gobierno de la Comunidad lleva meses promocionando lo contrario, la líder conservadora ha encontrado en el conflicto un argumento para ejemplificar que partido y ejecutivo deben estar bajo su mando, para no caer en mensajes contradictorios.

“Pero lo que no puede ser es que suba la curva de contagios y las redes sociales del PP de Madrid parezcan un fiestódromo”, lamentó una fuente popular con galones a mediados de semana. “Isabel se empeña en hacer de todo un pulso, pero le estamos haciendo casi un favor con esto, llamando a la prudencia”, añadió. “Sus declaraciones se le van a volver en contra, porque es imposible que en Madrid no suba la incidencia”.

Y eso, interpretan en el PP, es precisamente lo que ha ocurrido este viernes, cuando Díaz Ayuso ha rebajado el tono y su Gobierno ha anunciado el refuerzo de la atención primaria: la Comunidad de Madrid ha cursado instrucciones para que se concentre en las 28 unidades covid existentes a la mayor parte de los 1.500 profesionales contratados en Atención Primaria (prácticamente en su totalidad personal de Enfermería) como refuerzos frente a la pandemia, según un comunicado gubernamental, con el objetivo de que se sumen a la labor que estas unidades realizan en el rastreo de contactos, seguimiento de la situación clínica y estudios de confirmación por la mayor utilización de test de autodiagnóstico.

Con los últimos datos —los de la estadística diaria del Ministerio de Sanidad, de este viernes—, la previsión es que Madrid continúe viendo crecer el número de contagios: la incidencia acumulada a siete días está en 369, lo que indica que posiblemente la próxima semana en la Comunidad ese marcador supere los 700 casos por cada 100.000 habitantes. Varios especialistas de Medicina Interna e Intensiva consultados por este diario explican que aún con las cifras de población vacunada que ya se alcanzan en la región (88,6% con la pauta completa) y por muy bajo que sea el porcentaje de personas a los que la enfermedad se les agrave, el volumen de contagios es tal que en mayor o menor medida, los hospitales, como ya ocurre en los centros de salud, se verán afectados.


Suscríbete aquí a nuestra newsletter diaria sobre Madrid.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS