De tele-Espe a tele-Ayuso

José Antonio Sánchez, al que el PP ya dio el mando de Telemadrid con Aguirre, reorganiza la compañía con cargos de su etapa de TVE con perfil conservador

Sala de control del programa 120 Minutos, de Telemadrid.
Sala de control del programa 120 Minutos, de Telemadrid.Olmo Calvo

El PP ha aprovechado el verano para tomar las riendas de Telemadrid y controlar todos sus resortes. El mes y medio que ha transcurrido desde que Isabel Díaz Ayuso nombró al polémico José Antonio Sánchez como Administrador Provisional del ente ha servido para eliminar cualquier vestigio de la dirección anterior, que recuperó la audiencia y el prestigio de la cadena tras ser elegida por la Asamblea. El cambio es drástico. Un viaje al pasado. Fruto del entendimiento del PP con Vox, en la Telemadrid de Díaz Ayuso vuelven a mandar quienes pilotaron la TVE de Mariano Rajoy entre denuncias de manipulación informativa, y los cargos de responsabilidad periodística están siendo ocupados por profesionales de perfil conservador.

“Lo que está ocurriendo es muy fuerte, porque es una vuelta a un pasado que ya sabemos lo que supuso en términos de audiencia y crédito: no pinta bien”, opina una fuente de la compañía, que recuerda que Sánchez está haciendo nombramientos cuando aún no ha sido ratificado por la Asamblea, para lo que el PP necesita el apoyo de Vox. “Y va y cambia a todo el staff directivo, empezando por la dirección de informativos”, lamenta sobre el Administrador Provisional, un cargo de nueva creación que el directivo ha ocupado tras declararse votante del PP y reconocer que aparece en los Papeles de Bárcenas. “Son personas de la etapa de (los expresidentes autonómicos) Aguirre e Ignacio González, más de lo mismo. Los designados son de la escuela de Sánchez”.

¿Y cuál es esa escuela que llega a Telemadrid tras una modificación legal aprobada en la Asamblea que ha permitido al PP y a Vox controlar la compañía?

La misma que provocó en TVE la etapa de los viernes negros, cuando la plantilla se vestía de luto para protestar contra el bloqueo en la renovación de la dirección del ente; o la campaña Así se manipula, en la que se relataban malas prácticas y presiones para dirigir las informaciones. La que llevó al consejo de Informativos de TVE a trasladar un catálogo de “manipulaciones” a la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo. Una forma de hacer, finalmente, marcada por la polémica.

En la nueva Telemadrid de Díaz Ayuso se han reencontrado piezas clave de aquella vieja TVE de Mariano Rajoy. Entonces, como ahora, Sánchez designó como responsables de los informativos a José Antonio Álvarez Gundín (exsubiderector de opinión de La Razón) y José Gilgado. Entonces, como ahora, contó con Ramón Camblor, que será el nuevo director de contenidos en la autonómica. Y entonces, como ahora, hubo nombramientos y decisiones organizativas en la redacción que fue difícil separar de las afinidades políticas.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

“Hay una purga en la redacción con los periodistas que han tenido puestos de responsabilidad con la anterior dirección”, cuenta una fuente de Telemadrid sobre la reorganización iniciada tras la destitución del anterior director general, José Pablo López, enfrentado al equipo de Díaz Ayuso, y que perdió su puesto tras un cambio legal aprobado por PP y Vox que recortó en dos años su mandato.

Aunque Telemadrid no lo confirma oficialmente, tres fuentes de la compañía aseguran que un periodista de la casa hijo de un antiguo diputado y senador del PP ha tomado el mando en la sección de nacional, y que tres integrantes del Sindicato Independiente de Telemadrid han llegado a puestos clave (subdirección de informativos, edición de informativos del fin de semana y jefatura de Economía) con el cambio de dirección. El PP lleva meses actuando como altavoz de los intereses de esta organización. Casualmente, sus representantes se reunieron antes del verano con Alfonso Serrano, portavoz del PP en la Asamblea, y Almudena Negro, diputada regional, para interesarse sobre los cambios normativos que preparaba el partido para la cadena.

No han sido los únicos movimientos. También los ha habido al frente de distintas secciones informativas, donde antiguos miembros de la redacción paralela impulsada por Aguirre y González están ganando peso. Y en los presentadores de informativos.

La primera en irse fue Silvia Intxaurrondo, que ha fichado por TVE-1 tras convertirse en el rostro visible de la anterior etapa de la televisión pública: dejó en fuera de juego a Díaz Ayuso durante una entrevista en directo en la que la presidenta no supo aclarar con qué personal iba a dotar al hospital Isabel Zendal. Además, integrantes de la compañía saben del interés del PP por incorporar al ente a Víctor Arribas, presentador de dilatada trayectoria, con el que Sánchez coincidió en TVE, y que también vivió una larga etapa en Telemadrid, donde llegó a copresentar las noticias con la actual jefa de prensa de Pablo Casado.

El resto de presentadores, según una fuente de la cadena, saben que su puesto pende de un hilo, y en la redacción apuestan porque no lo mantendrán, cuando ya queda menos de una semana para el arranque de la nueva temporada.

“Nos están ninguneando”, resume un tercer interlocutor que conoce las interioridades del ente público madrileño, donde preocupa que los cambios alteren la buena marcha en las audiencias lograda con la dirección anterior. Para empezar, el verano ha sido negativo, aunque no sea achacable a una dirección recién aterrizada.

Así, la audiencia de Telemadrid en agosto ha sido del 4,9%, frente al 5,7% de 2020 y el 6,4% de 2019, según datos de Kantar Media sin consolidar para 2021. La cuota de los informativos también ha sufrido un mordisco negativo: del 9,2% de mayo de 2021 al 7,4% actual. De hecho, la noche del 27 de agosto el telenoticias 2 se hundió hasta el 1,7%, reuniendo a menos de 20.000 espectadores, y el 26 de agosto únicamente hubo un telenoticias autonómico con menos espectadores que el del mediodía madrileño (5%): el de La7 de Castilla y León.

El PP sabía lo que hacía al elegir a Sánchez como Administrador Provisional de la compañía, una figura de nueva creación introducida en una reforma legal impulsada gracias al triunfo de Díaz Ayuso en las elecciones del 4-M. Este directivo firmó el ERE que en 2013 dejó en la calle a más de 800 trabajadores de la compañía. Bajo su mandato se consolidó tele-Espe, el malicioso mote con el que la oposición etiquetó a una cadena al servicio de la presidenta regional de entonces, Aguirre. Un decenio después, el equipo de la actual líder del PP, capitaneado por su poderoso jefe de gabinete, Miguel Ángel Rodríguez, ha repetido estrategia. De tele-Espe a tele-Ayuso.

Suscríbete aquí a nuestra newsletter diaria sobre Madrid.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Juan José Mateo

Es redactor de la sección de Madrid y está especializado en información política. Trabaja en el EL PAÍS desde 2005. Es licenciado en Historia por la Universidad Complutense de Madrid y Máster en Periodismo por la Escuela UAM / EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS