ARTE

El arte como elemento transformador

El festival MadBlue propone instalaciones, exposiciones, talleres y conferencias en el centro de la ciudad

El artista Patrick Hamilton posa con su obra 'El invernadero rojo', en el patio del Centro Condeduque, para MadBlue 2021.
El artista Patrick Hamilton posa con su obra 'El invernadero rojo', en el patio del Centro Condeduque, para MadBlue 2021.Víctor Sainz

El rojo nos puede llevar a pensamientos negativos, las redes de mar adquieren los colores intensos de los océanos en los que faenan los barcos y la intervención del ser humano sobre la naturaleza puede aprisionar y convertir la base de un árbol en un estercolero. Son algunos de los elementos que tres artistas han utilizado para crear otras tantas instalaciones en el patio del Centro Cultural Condeduque dentro del festival MadBlue 2021.

El miércoles, Carlos Garaicoa (La Habana, 54 años) finalizó la instalación Línea rota de horizonte, una pieza de grandes dimensiones, hecha en bronce, madera, hierro y cemento. El artista asume que su obra “establece un diálogo con las estructuras de la propia ciudad y su relación con la naturaleza, maltratada y descuidada en ocasiones o, como, en este caso, mutilada”. Garaicoa se fijó en los árboles de las calles de la ciudad enrejados en las aceras y que sus huecos se convierten en ceniceros urbanos.

La obra es parte del festival MadBlue 2021, un encuentro que tiene entre sus objetivos convertir Madrid durante esta primavera en la capital europea de innovación y cultura hacia el desarrollo sostenible en el marco de la Agenda 2030. El director de esta iniciativa privada, Luis Prieto, busca “impulsar la economía a través de la innovación en múltiples sectores de actividad. La finalidad es conseguir un desarrollo sostenible, ciudades inteligentes, economía circular y ecológica e inversiones en nuevas tecnologías”, puntualiza.

'Línea rota de horizonte' del artista Carlos Garaicoa forma parte de MadBlue 2021, en Conde Duque.
'Línea rota de horizonte' del artista Carlos Garaicoa forma parte de MadBlue 2021, en Conde Duque. Víctor Sainz

La instalación del artista cubano convive con otras dos obras. Una pertenece al gallego Manolo Paz, titulada Los mares del mundo. En ella rescata las redes de los marineros para generar una pieza de grandes dimensiones a medio camino entre el minimalismo y el arte povera. Las redes de tonos intensos del amarillo al fucsia reproducen los colores de las aguas en las que los barcos faenan en busca de peces. “El color es la resonancia del color del mar donde las redes se camuflan con los tonos del fondo marino”, según el artista. Estas redes tendrán una tercera vida en el mundo textil, acabando en prendas de moda.

La otra pieza es la del chileno Patrick Hamilton. El invernadero rojo es una escultura que consiste en un invernadero metálico cuyos cristales han sido sustituidos por metacrilato rojo. La obra tiene un carácter interactivo que “nos lleva a infinitas asociaciones como el cambio climático —gases efecto invernadero—, el color —sangre o fuego— así como peligro en la mar —bandera roja—. Y en economía, el rojo es el de los gráficos en las caídas bursátiles o de los números en negativo”, señala el artista chileno.

'Los mares del mundo', de Manolo Paz, para el festival MadBlue 2021.
'Los mares del mundo', de Manolo Paz, para el festival MadBlue 2021.Víctor Sainz

El responsable de elegir a los autores de estas piezas es David Barro, director de arte e innovación de MadBlue. “Los artistas que participan en el festival son capaces de entender y proyectar la importancia de las buenas prácticas hacia un desarrollo sostenible, en algunos casos desde la temática y en otros desde los procesos, pero siempre desde una responsabilidad en lo que se cuenta y en cómo se cuenta”, asegura. Por ejemplo, Carlos Garaicoa “reflexiona habitualmente sobre la ciudad, sus arquitecturas y los sueños latentes basándose en el pasado para hacernos reflexionar sobre el presente y el futuro”.

El artista, que lleva 13 años alternando su vida entre España y Cuba, sostiene que los tiempos de pandemia, en los que hemos estado encerrados más de lo habitual en nuestras casas, nos ha permitido visualizar más de cerca el comportamiento de la naturaleza y como esta lucha por sobrevivir en la urbe. “Las plantas o los árboles sobreviven en espacios que son como pequeñas tumbas de esa naturaleza o un pequeño cementerio arbolado”, sintetiza. Precisamente, Línea rota de horizonte es un conjunto de árboles talados y encerrados en su base entre rejillas donde destaca un único árbol de bronce que renace sobre todo ese conjunto o paisaje comprimido.

El artista Carlos Garaicoa y su obra 'Línea rota de horizonte'.
El artista Carlos Garaicoa y su obra 'Línea rota de horizonte'. Víctor Sainz

El festival MadBlue es encuentro internacional en innovación, tecnología y cultura, que cuenta con el apoyo del Ayuntamiento de Madrid, la Comunidad de Madrid y el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico. “Nuestro objetivo es la creación de un movimiento capaz de promover económicamente la región de Madrid a través de la inversión en innovación y en soluciones y tecnologías que formen parte de la nueva economía hacia el desarrollo sostenible, generando nuevos trabajos”, explica Prieto.

El arte como elemento transformador es uno de los ejes de MadBlue 2021 con instalaciones artísticas, acciones culturales y exposiciones comprometidas con la diversidad, la igualdad, la ecología, la innovación y con un modo de estar en el mundo económicamente más responsable. Las próximas obras previstas son de los artistas Amparo Sard (Rompiendo el mar, 2021), tratando las consecuencias medioambientales irreversibles, y de Isidro Blasco, que reflexiona sobre nuestra forma de mirar y contextualizar los lugares. Además, esta prevista una exposición colectiva El crimen perfecto, comisariada por David Barro, que persigue mostrar “cómo nuestro paraíso terrenal se ha convertido en un paraíso perdido, más allá de las apariencias”.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50