El sindicato de enfermería de Madrid calcula que se tardarán meses en vacunar en las residencias

“No se ha formado a las enfermeras y enfermeros que han de ocuparse de esta tarea”, critica Satse Madrid

Vacunación contra la covid-19 en la residencia de mayores DomusVi de Leganés.
Vacunación contra la covid-19 en la residencia de mayores DomusVi de Leganés.Olmo Calvo (EL PAÍS)

El Sindicato de Enfermería Satse Madrid critica la “falta de planificación” de la Comunidad de Madrid en el plan de vacunación contra la covid-19, que está provocando que el Gobiern regional “no haya vacunado ni al 5% de la población susceptible de hacerlo con las vacunas de las que se dispone”, apunta este jueves en un comunicado. Por ello, calcula que, con las condiciones actuales, se tardarán “meses en vacunar a los residentes y profesionales sanitarios de las residencias de mayores y centros de dependientes”.

“No se ha formado a las enfermeras y enfermeros que han de ocuparse de esta tarea, las plantillas enfermeras siguen siendo escasas y así es casi imposible que se cumplan los planes de vacunación anunciados por el Gobierno regional”, denuncian desde el Sindicato de Enfermería. Para Satse Madrid, la falta de transparencia de la Comunidad de Madrid “está generando un ralentizamiento de la capacidad de vacunación de la sanidad pública que se lleva, casi exclusivamente, desde los centros de salud”.

La presidenta Isabel Díaz Ayuso y el vicepresidente regional, Ignacio Aguado, han prometido a través de las redes sociales vacunación contra la covid-19 incluso en festivos, tras verse a la cola en el ranking de comunidades en cuanto a número de dosis suministradas a la población. Pero ese prometido acelerón tampoco se activó el Día de Reyes. De hecho, Madrid solo ha vacunado durante cinco de los 11 días de campaña.

“De nada vale afirmar que se va a vacunar de lunes a domingo y las 24 horas del día si las profesionales que deben hacerlo, las enfermeras de los centros de salud, desconocen los presuntos planes del Gobierno y no han sido formadas para hacerlo y contratar recursos externos sólo servirá para gastar un dinero público muy necesario en la actualidad”, indican desde SATSE Madrid.

La Comunidad ha buscado ayuda externa de entidades privadas como Casablanca, que tiene ocho residencias en la Comunidad de Madrid y Cruz Roja, que aportará 24 empleados para que, entre otras cosas, vacunen en las residencias de las pequeñas y medianas empresas. El contrato con Cruz Roja asciende a 804.000 euros y se prolongará hasta junio. La oposición a Ayuso ha visto el acuerdo como una prueba más de la tendencia de la Comunidad de Madrid a convertir la sanidad en un negocio.

El Sindicato de Enfermería en Madrid reitera que si han sido “capaces de vacunar a más de un millón de madrileños en la campaña de la gripe”, lo serán en la campaña de inmunización contra la covid-19 “pero con la debida planificación de las acciones y, sobre todo, disponiendo de la información necesaria para hacerlo”. Por eso, Satse insiste en “la necesidad de dotar correctamente las plantillas de enfermeras y enfermeros de los centros de salud para evitar que, durante meses, los usuarios que necesitan acudir a las Consultas Enfermeras no puedan hacerlo por la falta de estas profesionales”.

“No debería repetirse lo que ocurrió cuando se abrió el Ifema y cuando casi se paralizó la atención a la población más vulnerable que es la que acude a los centros de salud y a las Consultas Enfermeras en demanda de atención y cuidados enfermeros”, concluyen los enfermeros de Madrid.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS