Ayuso se lanza en tromba contra Cataluña

“El nacionalismo catalán se está hundiendo y han necesitado remover el espantajo contra Madrid. Solo roban al resto de los españoles”, dice la presidenta de la Comunidad de Madrid durante el pleno

La presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, durante su intervención en el pleno de la Asamblea de Madrid este jueves. En vídeo, Ayuso acusa al nacionalismo catalán de remover la situación en Madrid y robar a todos los españoles.FOTO Y VÍDEO: EFE

Hay alegría en el PP. Isabel Díaz Ayuso ha sonreído más que nunca este jueves en la Asamblea de Madrid. Las encuestas internas que maneja elevan la autoestima de cualquiera. Nadie de su equipo esconde que si hubiese elecciones ahora mismo ondearía una contundente victoria. Si a esto se suma el descenso de contagios en la región, la inauguración de un nuevo hospital sin quirófanos —qué sentido tiene un quirófano en un centro sanitario—, y una reciente gira por Cataluña para presumir de su gestión… Todo son buenas noticias. Pero la sesión de control a su Gobierno ha comenzado de nuevo con una pregunta zancadilla de Unidas Podemos:

— Señora Ayuso, ¿cuándo va a presentar los presupuestos?— .

La cuestión de la portavoz Isabel Serra llevaba un gran argumento dentro. “Para gobernar se necesitan presupuestos”, ha dicho. Esto a veces se olvida y conviene recordarlo en los plenos. Los madrileños tienen las cuentas prorrogadas desde 2019. “Usted ha hecho un paraíso fiscal de Madrid. ¡Llaman clase media a los que tienen medio millón de euros! ¡Gobiernan para una minoría privilegiada!”. Ayuso, cómoda siempre en los golpes contra la bancada contraria, ha contestado con una respuesta que ha traído escrita de casa: “Los presupuestos están en proceso de valoración”.

En Madrid hay que valorarlo todo siempre. De hecho, este miércoles, la presidenta lanzó el zendal como una nueva unida de medida para valorar cantidades, en referencia al nuevo hospital Enfermera Isabel Zendal. Un zendal equivale a 100 millones. “Los catalanes pagan 34 zendales en impuestos”, dijo. Ya está en la calle. El bote del Euromillón de este viernes, por ejemplo, serían dos zendales. Ayuso, que apenas ha hecho mención al nuevo centro sanitario, sí ha vuelto a sacar a ETA y a los independentistas para hablar sobre los nuevos presupuestos. Es cierto que este jueves la banda terrorista y los nacionalistas catalanes han salido más tarde que de costumbre. Concretamente, a los tres minutos. “Ustedes se dedican una y otra vez a hacer favores al entorno político de ETA y a los independentistas”, ha observado Ayuso. “¿Tenemos que armonizar los impuestos con los independentistas? Nuestras medidas hacen de Madrid un paraíso de la libertad y no un paraíso fiscal”. Tras este rifirrafe con Unidas Podemos, ha sido el turno de Vox, que se encuentra algo incómodo en medio de este oasis madrileño.

A los 12 diputados de la formación de Santiago Abascal en la región les resulta muy complicado arrancar titulares compitiendo contra la poderosa maquinaría mediática de Ayuso. “¿Tiene un plan alternativo al plan fiscal de Sánchez contra Madrid?”, ha preguntado la portavoz de la formación Rocío Monasterio. La presidenta ha despachado la cuestión muy rápido: “Madrid es un paraíso de libertad. Aquí se pelea mucho, se trabaja mucho y no vamos a permitir que todo ese esfuerzo sea para sufragar el negocio del independentismo, ¿entiende?”.

Monasterio lo ha entendido perfectamente: “Rufián nos acusa de dumping fiscal cuando es el rey del dumping electoral. Mientras, Otegui y los suyos quieren derruir España. Así estamos”, ha dicho. Las dos han mostrado en público que están de acuerdo en atacar a Cataluña y en usar a ETA como argumento para cualquier cosa. De paso, y en este clima de cordialidad, Monasterio ha anunciado que votará sí a los nuevos presupuestos siempre y cuando incluyan una nueva reducción en el IRPF de todos los madrileños.

Tras este buen tono de PP y Vox ha llegado el cruce de reproches entre Más Madrid y el PP. El diputado Pablo Gómez Perpinyà ha preguntado a la presidenta por la situación de la educación en la región. “Solo le falta construir un gran colegio de pandemias al lado del Zendal”, ha dicho. “Comprométase aquí y contrate hasta el final de curso a esos 1.500 profesionales que van a despedir en diciembre”. La presidenta le ha contestado con contundencia: “Todas las personas que crean empleo no suelen escucharle. La educación pública es mi responsabilidad. Somos la comunidad que más aporta a la misma”. Este dato es falso. De hecho, es la que menos, según el estudio Diferencias educativas regionales 2000-2016, de la fundación del BBVA.

— Yo le pregunto por su reciente viaje a Barcelona—.

El diputado del PP, Alfonso Serrano, se ha desmarcado de los problemas de los madrileños y ha preguntado a la presidenta por su reciente viaje a Cataluña. No hay que olvidar nunca que Madrid es España y tiene a Cataluña dentro. “Nos sirvió para comprobar que el nacionalismo catalán se está hundiendo y han necesitado remover el espantajo contra Madrid”, ha dicho Ayuso. “Solo roban al resto de los españoles”. Tras los aplausos de la bancada popular —y algunos tímidos de Ciudadanos— ha llegado la mesura y la calma de Ángel Gabilondo. El portavoz socialista ha preguntado a la presidenta por los centros de educación especial de la región. “Se invierte menos que en 2011 y los dos centros prometidos siguen construirse” ha observado. “Además, ustedes lanzan una campaña contra la nueva ley de educación con frases que no son verdad. No se van a cerrar estos centros”. Ayuso, lejos de retractarse, ha contestado: “Aquí nunca nadie se entera de nada y la izquierda lo entiende todo”. Y después, se ha marchado a entregar a Rafa Nadal la Gran Cruz de la Orden del 2 de mayo en el edificio central de la Puerta del Sol.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Buscador de restricciones: ¿Qué puedo hacer en mi municipio?

- Así evoluciona la curva del coronavirus en el mundo

- Descárguese la aplicación de rastreo para España

- Guía de actuación ante la enfermedad

Sobre la firma

Manuel Viejo

Es de la hermosa ciudad de Plasencia (Cáceres). Cubre la información política de Madrid para la sección de Local del periódico. En EL PAÍS firma reportajes y crónicas desde 2014.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS