El hospital Isabel Zendal: 111 voluntarios y 558 vacantes sin cubrir a seis días de la apertura

Este lunes terminó la inscripción voluntaria para ser parte de la plantilla del nuevo centro de emergencias y solo un 16,5% de las plazas han sido cubiertas

Vista general del centro de emergencias Isabel Zendal el pasado 11 de noviembre de 2020.
Vista general del centro de emergencias Isabel Zendal el pasado 11 de noviembre de 2020.Eduardo Parra (Europa Press)

Lo anunció este martes la presidenta Isabel Díaz Ayuso: la fecha de apertura del centro de emergencias Isabel Zendal es el 1 de diciembre. A seis días de esa inauguración, faltan 543 personas para completar la plantilla. La Consejería de Sanidad cifró en 669 profesionales los necesarios para el primero de los módulos en el que se atenderán pacientes, el número 2, y dejó varias semanas para que especialistas en Medicina y Enfermería, técnicos, auxiliares y celadores se presentaran voluntarios a ocupar esas plazas. Este lunes terminó ese proceso de inscripción y el recuento final ha sido de 111.

La Comunidad completará esta semana la plantilla con aquellos profesionales que tienen “contrato covid”, es decir, la suma de los que han sido reclutados para reforzar el sistema sanitario durante la pandemia y los que ya formaban parte del Sistema Madrileño de Salud, un amplio porcentaje que la Consejería nunca ha cifrado y a los que, aplicando mejoras en sus condiciones laborales, incluyeron dentro de ese número de refuerzos del que informan: 11.324. Este miércoles por la mañana, la Comunidad ha ampliado esos contratos seis meses más de lo que tenían previsto, hasta el 30 de junio de 2021.

La Consejería no especifica a qué perfiles corresponden los 111 voluntarios ni en qué situación está ahora el proceso que tiene que seguir Recursos Humanos para conseguir los que falta

De esos 1.067 facultativos, 5.063 enfermeras, 3.274 técnicos en cuidados auxiliares de enfermería (TCAE) y 1.247 profesionales de distintas categorías no sanitarias, 543 serán informados esta semana de su nuevo puesto de trabajo en el centro de Valdebebas. Los requisitos para ese primer módulo que será cubierto con tres turnos son 103 facultativos —entre Medicina Interna, Intensiva, de Urgencias, Neumología, Anestesiología y Reanimación, entre otras especialidades—, 247 enfermeras de hospitalización, de cuidados intensivos, intermedios y radiodiagnóstico y 179 técnicos en cuidados auxiliares de Enfermería, ocho fisioterapeutas, seis trabajadores sociales, un profesional de prevención de riesgos laborales, 39 de radiodiagnóstico, seis de laboratorio, siete auxiliares de Farmacia y 13 de Administración y 60 celadores.

La Consejería no especifica a qué perfiles corresponden los 111 voluntarios ni en qué situación está ahora el proceso que tiene que seguir Recursos Humanos para conseguir los que faltan. Sí informan de que a lo largo de esta semana se analizará y se tratará con los sindicatos, con los que ya se reunieron esta mañana y a los que se ha emplazado de nuevo el próximo lunes para tratar de forma monográfica la cuestión del personal del nuevo centro.

El Isabel Zendal se anunció en mayo como un hospital de pandemias de casi 40.000 metros cuadrados en tres pabellones modulables que tendrían 960 camas de agudos y 48 de críticos y cuidados intermedios para tratar a pacientes de covid. Ese primer objetivo y la configuración han ido variando con los meses, también el presupuesto inicial, que era de alrededor de 50 millones de euros y ya acumula un sobrecoste por las modificaciones que supera los 100. Ya no son tres sino cuatro módulos y no será abierto al completo. La Comunidad ha informado ya de que, por el momento, estará operativo solo el pabellón número 2, en el que habrá 240 camas, 16 plazas de UCI y 32 de cuidados intermedios. Y tampoco se alude ya solo de coronavirus, sino que, en comunicado oficial, la Consejería explica que “se destinará principalmente a disminuir la presión asistencial del resto de hospitales del Servicio Madrileño de Salud, para que estos puedan ir recuperando progresivamente la actividad no COVID, tanto de lista de espera, como actividad quirúrgica y actividad de consultas”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Un salón, un bar y una clase: así contagia el coronavirus en el aire

Gráfico de Materia que muestra que la ventilación y el uso de mascarillas en el aula son determinantes para evitar brotes.
Gráfico de Materia que muestra que la ventilación y el uso de mascarillas en el aula son determinantes para evitar brotes.MARIANO ZAFRA Y JAVIER SALAS

Los interiores son más peligrosos, pero es posible minimizar los riesgos si se ponen en juego todas las medidas disponibles para combatir el contagio por aerosoles. Estas son las probabilidades de infección en estos tres escenarios cotidianos dependiendo de la ventilación, las mascarillas y la duración del encuentro

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Aplicación de rastreo para España

- Guía de actuación ante la enfermedad

Sobre la firma

Isabel Valdés

Corresponsal de género de EL PAÍS, antes pasó por Sanidad en Madrid, donde cubrió la pandemia. Está especializada en feminismo y violencia sexual y escribió 'Violadas o muertas', sobre el caso de La Manada y el movimiento feminista. Es licenciada en Periodismo por la Complutense y Máster de Periodismo UAM-EL PAÍS. Su segundo apellido es Aragonés.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS