Patio de vecinos

“En el Rayo las jugadoras aún no podemos vivir solo del fútbol”

La jugadora Alicia Gómez se retira tras 15 años en el club vallecano y critica la gestión del equipo femenino por parte del presidente Raúl Martín Presa

Alicia Gómez, portera del Rayo Vallecano, se retira tras 15 años en el club
Alicia Gómez, portera del Rayo Vallecano, se retira tras 15 años en el clubINMA FLORES / EL PAIS

Con seis años Alicia Gómez jugaba en el equipo de su pueblo, Fuente el Saz,en el noreste de la Comunidad de Madrid. Un día faltó el portero y se puso ella a parar goles. Desde ese día no ha salido de la portería. “De delantera yo no valía”, dice riendo. Pasó por equipos de Alcobendas y Pozuelo, pero desde los 18 años se instaló en el Rayo Vallecano. Después de 15 años en la formación madrileña, los siete últimos como capitana, a principios de julio anunció su retirada por una lesión de rodilla de la que no ha conseguido recuperarse. Asegura que lo está viviendo lo está viviendo como una ruptura amorosa: “Porque yo soy vallecana ya”, declara.

En su carta de despedida dijo que “el Rayo engancha como una droga”, ¿por qué?

Porque no puedes dejarlo. A mí me han dicho muchas veces “vete del Rayo, con la de problemas que tienes ahí…”, pero al final hay cosas que te llenan más, como la afición y a la marca Rayo, que engancha. Es como una pequeña familia, todo el mundo que viene a Vallecas y vive un partido del Rayo, se engancha.

Ha rechazado ofertas de otros equipos a pesar de que las condiciones eran mejores.

No he querido vivir otra cosa, no he tenido ganas de irme. Nunca he dudado, aunque las ofertas fueran mejores económicamente.

¿Si no hubiese sido por la lesión seguiría?

Sí, yo tenía como objetivo llegar a los 400 partidos con el Rayo, y llegar a superar a Jesús Diego Cota, que tiene el récord de partidos jugados con 403. Esa espinita se me ha quedado.

¿Alguna parada que se lleve en el recuerdo?

Un penalti que le paré a Ruth [Levante Unión Deportiva], allí en Valencia, era un partido importante. Otro que le paré a Sonia Bermúdez [exjugadora], porque yo paré el penalti y en la siguiente jugada metimos el gol de la victoria.

En los años que ha jugado, ¿ha notado un cambio en el reconocimiento en el fútbol femenino?

Sí, en general se ha dado un gran cambio. Antes era muy difícil tener una referente femenino, ahora hay niñas que vienen a vernos al Rayo y nos tienen de referente. De hecho les preguntas por alguien del masculino que les guste y no saben decirte. “Quiero ser como Ali, como Jennifer Hermoso”, por ejemplo. Eso no tiene precio, eso es un logro: que las niñas piensen que pueden ser futbolistas

¿Usted tenía a futbolistas mujeres como referente?

No. En la tele solo ponían a los chicos entonces a mí me gustaba Buffon [Juventus], Iker Casillas [exportero del Real Madrid], Víctor Valdés [exportero del Barça] y en Molina [Atlético de Madrid y Deportivo de la Coruña] porque siempre jugaba fuera del área. No había posibilidad de ver los partidos en la tele ni había tanta cantera de chicas como ahora.

¿Y en el Rayo, se valora igual al equipo de chicas que al de chicos?

No. Si en general el fútbol femenino ha ido creciendo, en el Rayo yo creo que ha sido todo lo contrario. El presidente [Raúl Martín Presa] no hace nada para que el equipo femenino sea un proyecto fiable y tenga progresión. Si no tratas bien a las jugadoras, se te van a ir a otros clubes y se irán también las niñas, que dejarán de pagar sus cuotas. Además en el Rayo ya lo tienes hecho, ya tienes al equipo y a la afición, pero si no lo cuidas...

Alicia Gómez, portera del Rayo Vallecano, se retira tras 15 años en el club.
Alicia Gómez, portera del Rayo Vallecano, se retira tras 15 años en el club.INMA FLORES / EL PAIS

¿Cuáles serían los principales problemas para las jugadoras del equipo?

Algunas jugadoras del fútbol profesional pueden vivir de ello, pero en el Rayo los sueldos no son suficiente. Si tenemos menos salario, no podemos dedicarnos cien por cien a ello porque tenemos que tener otro trabajo.

¿Le han ofrecido algún puesto en el Rayo?

No. Ni siquiera me van a hacer un homenaje, ni me han llamado ni me han mandado un mensaje directo. Cuando volví de Cádiz mi madre me organizó una fiesta de despedida con mis compañeras y amigas, para mí ese es el homenaje.

¿Va a dejar totalmente el fútbol o se plantea seguir de alguna manera?

No tengo pensado tener ninguna relación con el fútbol. Yo lo que quiero es jugar, y como no puedo hacerlo, prefiero alejarme. Porque me hace daño, no me veo capacitada de tomar ninguna responsabilidad dentro del fútbol.

¿Le hace daño?

Sí. El año pasado ya lo pasé mal viendo a mis compañeras jugar desde la grada, no quiero otro año así, prefiero alejarme porque “ojos que no ven, corazón que no siente”.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50