LA CRISIS DEL CORONAVIRUS

Cinco ancianos trasladados de San Martín de la Vega a Ciempozuelos dan positivo

La alcaldesa considera "inadmisible" la gestión que está realizando la Comunidad de Madrid en las residencias

Un trabajador introduce una silla de ruedas en la residencia de Mayores "San Marcos" en San Martin de la Vega, en Madrid, este jueves.
Un trabajador introduce una silla de ruedas en la residencia de Mayores "San Marcos" en San Martin de la Vega, en Madrid, este jueves.David Fernández / EFE

Cinco de los ocho mayores trasladados la semana pasada desde la residencia San Marcos, en San Martín de la Vega, hasta un centro de Ciempozuelos han dado positivo en coronavirus, según denunció ayer la alcaldesa de esta localidad, la socialista Raquel Jimeno. Esta mostró su malestar porque el geriátrico estaba libre de covid-19 y porque además es un centro de día para los ancianos del municipio. Ahora se han tenido que suspender este servicio, al igual que las visitas de los familiares.

La residencia San Marco, que había permanecido sin fallecimientos por covid o por síntomas compatibles con la enfermedad durante los meses más duros de la pandemia. El brote saltó a los medios de comunicación el pasado miércoles cuando 43 mayores y siete trabajadores dieron positivos a las pruebas de coronavirus. El 24 de julio una residente fue trasladada al hospital Infanta Elena, aquejada de una neumonía grave. Dio positivo en coronavirus y falleció a los dos días. Un segundo residente murió el pasado jueves. Ante esta situación, se decidió aislar a los residentes que estaban contagiados.

El geriátrico fue cerrado y se procedió a una desinfección profunda de todas las instalaciones. Las primeras investigaciones apuntan a que este brote estaba relacionado con el bar Lindero, en el que se dieron positivo tres trabajadores y que se encuentra a tan solo 50 metros del centro. Ahora permanece cerrado.

“Libre de coronavirus”

Los 25 mayores que dieron negativo en las pruebas PCR fueron evacuados por orden de la Comunidad de Madrid. Los lugares elegidos fueron dos centros en Ciempozuelos y Valdemoro. “En el día de ayer [por el sábado], cinco de los ocho residentes trasladados a Ciempozuelos han dado positivo, lo que ha convertido a una residencia que estaba libre de coronavirus en un nuevo foco”, destacó el Ayuntamiento de esta localidad en un comunicado de prensa. “La residencia, que además tiene centro de día, ha tenido que suspender este servicio a los mayores y las visitas a los familiares”, añade.

La alcaldesa de Ciempozuelos criticó que la política de gestión de los centros afectados “sea dispersar a los mayores a centros libres de coronavirus”. También consideró “inadmisible” que por esa gestión, “decenas de familias se queden sin centro de día y sin poder visitar a sus familiares”. Jimeno exigió a la Comunidad de Madrid que asuma su responsabilidad y que cumpla sus compromisos con la residencia de Ciempozuelos.

Más información

Lo más visto en...

Top 50