GETAFE

La alcaldesa de Getafe: “Ayuso debe a Getafe 600.000 euros”

La socialista Sara Hernández asegura que Madrid guarda desde hace dos meses su parte del fondo extraordinario para la financiación de los servicios sociales municipales

La socialista Sara Hernández alcaldesa de Getafe posa en el salón de plenos del Ayuntamiento de Getafe, el pasado 19 de julio.
La socialista Sara Hernández alcaldesa de Getafe posa en el salón de plenos del Ayuntamiento de Getafe, el pasado 19 de julio.Víctor Sainz

Las estanterías colmadas de libros en el despacho de Sara Hernández podrían sugerir que la regidora de Getafe llega a la política sin pensar en fecha de salida. Esta abogada socialista ha personalizado un espacio, su lugar de trabajo, que otras veces acostumbra a ser frío y aséptico. De las paredes cuelgan varios carteles de convocatorias feministas, que combinan con una insignia del Atleti y varias portadas de la prensa local. Los vecinos la han colocado por segunda vez al frente del Consistorio, mejorando incluso los anteriores resultados electorales.

Pregunta. En una de las primeras entrevistas que concedió como alcaldesa usted dijo que deseaba enorgullecerse de Getafe. ¿Se siente satisfecha con la reacción del municipio a la pandemia?

Respuesta. Completamente. Llevo 33 años viviendo aquí y desde el primer minuto me advirtieron de que esta es una ciudad muy reivindicativa y participativa, hecha a sí misma. Evocaban las luchas de la clase obrera o las movilizaciones por la democracia durante la Transición. Esta es la primera ocasión que tengo, como alcaldesa y como vecina, de ver con mis propios ojos ese espíritu combativo. Puedo decir que me siento muy orgullosa de ser vecina de un municipio que se ha volcado para salir de esta situación tan difícil.

P. Los datos situaron a Getafe como uno de los epicentros del virus a partir de la segunda fase del confinamiento. ¿El municipio está preparado para un rebrote?

R. Los datos son objetivos y nos nutren de información para poder actuar, pero su gestión en Madrid no ha sido muy transparente. Mantenemos reuniones permanentes con el Hospital Universitario de Getafe y con la Dirección General de Atención Primaria. Contrastamos los números y siempre nos han dicho que aquí la situación se encontraba bajo control. No se han dado nuevos repuntes. Si hay cifras más elevadas de contagios es porque cada vez se llevan a cabo más pruebas; eso es señal de que estamos haciendo las cosas bien. En lo que se refiere a las competencias municipales, estamos preparados para lo que pueda venir. Ya lo demostramos con el empuje de los primeros días, cuando tomamos rápidamente medidas de atención social, acompañamiento a los mayores solos y ayudas a parados o autónomos. El Ayuntamiento está haciendo acopio de material sanitario de protección, por si hubiera que repartir a la población mascarillas y gel desinfectante. Y hemos diseñado unos talleres para septiembre que nos enseñen a todos los ciudadanos a mantener la cautela con la covid-19.

P. Durante lo peor de la epidemia, ¿se sintió respaldada por la oposición política?

R. Por parte de los partidos de la derecha ha habido situaciones que dejaron mucho que desear. Pero ni siquiera las voy a mencionar. Primero, porque quiero quedarme con todo lo bueno, aquello que nos ha hecho aprender y mejorar nuestra vocación de servicio público. Y después, porque hemos llevado a cabo una comisión de reconstrucción que ha llevado al pleno muchas medidas acordadas entre el equipo de Gobierno, Podemos, Más Madrid y Ciudadanos. Para mí es un orgullo. Esas cuatro formaciones representamos a la inmensa mayoría del pueblo de Getafe. Hemos hecho muchos esfuerzos para que todo el mundo se sintiera representado. Pero el que se quiera salir de la foto, que lo haga.

P. ¿La presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, está incluida en esa instantánea?

R. Al Gobierno de España es necesario reclamarle que se mejore la financiación municipal o que podamos invertir los remanentes de tesorería en aplacar las consecuencias sociales de la crisis sanitaria. Eso lo tengo clarísimo. Y me siento en confianza para hacérselo llegar al presidente, porque siempre ha mostrado sensibilidad y disposición al diálogo. El caso de Ayuso es el opuesto. La Comunidad no ha puesto a día de hoy ni un solo céntimo para los Ayuntamientos. Sánchez aprobó en marzo un Fondo Extraordinario para la financiación de las prestaciones básicas de los servicios sociales autonómicos y municipales. Por ese programa, Madrid recibió casi 39 millones de euros, que debieron repartirse entre las diferentes administraciones hace dos meses. Desde entonces. Ayuso debe a Getafe 600.000 euros.

P. En los plenos telemáticos de su municipio también ha habido hueco para la tensión. El edil de Vox Ignacio Díaz se refirió a la alcaldesa como “presidente”. Una expresión masculina a la que usted respondió con “muchas gracias, concejala fascista”.

R. Todos los grupos me han mostrado su apoyo en este tema, que me parece de un absoluto machismo, excepto PP y Vox. Soy alcaldesa, soy presidenta, mujer y feminista. Parece mentira que en 2020 haya personas a las que les cueste utilizar terminología incluyente, y no solo el genérico masculino, que no nos designa a todas. Me parece una falta de respeto. La cuestión es clara: yo voy a pagarle con la misma moneda. Si tiene problemas para usar el género gramatical adecuado, no le importará que yo haga lo mismo.

P. ¿Se puede abordar la crisis sanitaria desde una óptica feminista?

R. Hay posiciones que son transversales. Poner énfasis en la desigualdad de género es siempre oportuno. Pero no solo el feminismo tiene su hueco en esta crisis, ahora resulta especialmente importante el criterio ecológico. No podemos gestionar una pandemia sin atender a su impacto sobre el medioambiente. ¿Qué planeta queremos dejar en herencia a nuestros hijos? En Getafe vamos a ratificar el protocolo NOx, que nos permitirá mantener a raya los niveles de dióxido de nitrógeno. Al hilo de esto, parece clave repensar la movilidad en su conjunto: esta semana empezamos a repintar las calzadas del municipio, para convertirnos en áreas 30 y acompasar los vehículos privados con el transporte público y la bicicleta.

P. La mosca negra ha vuelto a Perales del Río. Su mordedura en forma de sierra provoca una reacción local dolorosa que se agrava en el caso de los alérgicos. Algunos vecinos denuncian que durante el estado de alarma dejó de fumigarse la zona del río.

R. No es cierto. El Ayuntamiento ha funcionado adecuadamente pese a la pandemia. La situación está controlada. Incluso avisamos a la Junta de Villaverde, por donde trascurre otro tramo del río, para que también pulverizaran con biocida. Los parásitos no entienden de fronteras.

Más información

Lo más visto en...

Top 50