Las cotorras parlotean

Ya casi no se ven gorriones pero en algunas zonas las cotorras funcionan como despertador

Varias cotorras argentinas junto a una paloma en la Casa de Campo (Madrid).
Varias cotorras argentinas junto a una paloma en la Casa de Campo (Madrid).Carlos Rosillo

Cuando era pequeña no había debate acerca del esfuerzo titánico que suponían los deberes. Se hacían y ya. Cerrabas el cuaderno de matemáticas, abrías el de lengua y a continuación te ponías a leer, de forma frenética, ese libro de inglés que te habían mandado hace un mes pero no habías ni tocado. Si encima ibas a extraescolares, apañabas la agenda infantil de ministra ―daba igual que tuvieras 12 años― del mejor modo posible, aunque supusiera perder horas de juego y hasta de descanso....

Más información