OTRESColumna
i

Historias de internet

Larga vida a la vida social digital cuando sirve para estos menesteres

Nota I: el negging y los sándwiches vegetales sin atún, por favor. Cuando pienso en las aplicaciones de ligue, me imagino una sala pequeña parecida a una sala de fumadores en mitad de uno de los pasillos interminables de un aeropuerto, con las paredes de cristal empañadas por el aire cargado de la multitud de gente metida en ella. Solo se escucha una cacofonía de gritos al vacío, y entre versos, coros que se repiten, tipo Me gusta pasear por la orilla del mar coreado por lo que llama Elisa Coll Blanco “femilistos”, señoros cis guitarreros que tienen Wonderwall en bucle y q...

Más información