La crisis del coronavirus

Vox acude a la llamada de Ayuso y aportará “estabilidad” al Gobierno regional

La presidenta y el vicepresidente se han reunido en Sol con la formación de extrema derecha y con el socialista Ángel Gabilondo en una nueva ronda de contactos con la oposición

Rocío Monasterio, y la presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, en el edificio de la Puerta del Sol. En vídeo, la portavoz de Vox pide a la Comunidad de Madrid recortar en "chiringuitos" para ayudar a los madrileños.KIKE PARA (VÍDEO: ATLAS)

A Vox lo votaron 285.099 madrileños en las últimas elecciones autonómicas. Es la quinta formación en la Asamblea, con 12 diputados. La llave que permitió el Gobierno de coalición entre el PP y Ciudadanos. Y la que mantiene al PP en el poder en la región tras más de 25 años. “A ellos se lo debemos”, recuerda siempre la presidenta popular regional, Isabel Díaz Ayuso, que mantiene muy buena sintonía con la formación de Santiago Abascal y con la portavoz del grupo en la región, Rocío Monasterio. Por este motivo, la presidenta se impuso a su vicepresidente, Ignacio Aguado, de Ciudadanos, y ordenó este miércoles en el Consejo de Gobierno que sería Vox la primera formación en visitar la puerta del Sol para establecer una segunda ronda de contactos con los partidos de la oposición. La primera reunión fue el lunes y duró un día. Arrancó por una iniciativa propia del vicepresidente Aguado y a 200 metros del despacho que la presidenta ostenta en la Puerta del Sol. El de Ciudadanos logró el sí del eje de la izquierda: PSOE, Más Madrid y Unidas Podemos, que acudieron a la cita. Y el rechazo de Vox y del PP, su socio. Toda una declaración de intenciones. Otra brecha más en el Gobierno.

“Hemos venido aportar estabilidad al Gobierno”, dijo la portavoz de Vox, Rocío Monasterio, tras concluir la reunión que empezó con un choque de codos entre ella y la presidenta. “Hay que hacer reducción de gasto público. También en organismos o, como a mí me gusta llamar, chiringuitos”. La líder de la formación mantiene una línea directa con el consejero de Hacienda y hombre de confianza de Ayuso, Javier Fernández Lasquetty, que también estuvo presente. “No creemos en gastar más, creemos en gastar bien. A lo mejor tenemos que vender edificios o dejar de alquilar edificios públicos”, sugirió. También dio el sí a las 30 medidas que presentó el Gobierno el pasado 27 de mayo y que, según las previsiones del equipo de la presidenta, permitirá que la economía madrileña no pierda 1.000 millones de euros este año. El plan se suma a la anunciada reforma de la ley del suelo, que también cuenta con el visto bueno de Monasterio. “Nos parece bien”, dijo la portavoz, que acudió a la cita con carpeta blanca que llevaba por titular: “Informe de ajuste fiscal. Reducción del gasto público superfluo”.

Monasterio pisó la Puerta del Sol tras rechazar la primera reunión de Aguado. “No entendemos ni compartimos que el señor Aguado ejerza unas competencias que no le corresponden como vicepresidente de la Comunidad”, dijo el lunes. Aguado quiso restar importancia al asunto ese mismo día. “Lo mismo es que no le gusto como vicepresidente de la Comunidad”. Este jueves, ya sí, se sentaron los dos en la mesa porque la presidía la presidenta.

Tras Monasterio, entró en Sol el líder de la oposición y ganador de las pasadas elecciones con 37 escaños y el 27% de los votos, Ángel Gabilondo. El PSOE acudió a la cita contrariado tras las dos convocatorias de reuniones a las que había sido llamado. “Demuestra una falta de confianza entre ambos partidos”, dijo. “No nos satisface este plan. No resuelve con urgencia los problemas. No es un proyecto. A nuestro juicio lo que hay que hacer es una comisión de reconstrucción en el parlamento y ahí si estaremos de acuerdo”.

La segunda ronda de contactos de Ayuso concluirá, en principio, este viernes con la visita a Sol de Más Madrid y Unidas Podemos. Todo en un clima de tensión tras las palabras de la presidenta en el pleno del jueves. “Ustedes [Unidas Podemos] nos llevan a la miseria absoluta. ¿Me hablan de reconstrucción? En manos de Podemos la reconstrucción es imposible porque son amigos del odio y de la destrucción. Son peores que el virus”. Fuentes de Unidas Podemos aseguran que, pese a estas duras palabras, la formación no dará plantón a la reunión de este viernes prevista para las 17.30.

Una hora antes entrará Pablo Gómez Perpinyá, el portavoz de Más Madrid y la cuarta fuerza en la Asamblea que, tal y como aseguró en el pleno, rechazará las medidas del Gobierno madrileño. “Huelen a naftalina”, dijo. Ayuso entró al trapo y le contestó: “¿Usted pretende que me siente con usted?”. Así será porque está previsto en el orden del día de Sol a las 16.30.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Buscador: La desescalada por municipios

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- Pinche aquí para suscribirse a la newsletter diaria sobre la pandemia


Lo más visto en...

Top 50