NARCOTRÁFICO

La odisea para recuperar del mar 52 kilos de coca

La detención del polizón de un mercante, correo de la droga, y la intervención de un agente encubierto frustraron el plan de los narcos

La Marina de México asegura un cargamento de cocaína (Archivo).
La Marina de México asegura un cargamento de cocaína (Archivo).Cuartoscuro

Fue una operación arriesgada, propia de unos narcos aficionados para introducir en la ría de Pontevedra 52 kilos de cocaína, en mayo de 2017, pero finalmente los tres compinches acabaron detenidos y condenados. El plan era que Harbey P.C., colombiano, subiera como polizón del Cap Beatrice, un mercante atracado en Cartagena de Indias con bandera de Liberia, y antes de llegar a su destino, el puerto de Marín, tenía que arrojar al agua la droga, valorada en más de 1,5 millones de euros.

Las bolsas con 52 ladrillos de cocaína irían a recogerla una embarcación en un punto convenido previamente por sus dos socios gallegos. Pero días después de iniciar el viaje, Harbey fue descubierto por la tripulación en una de las tres grúas del mercante portacontenedores, por lo que ya no tenía escapatoria. El polizón fue detenido a bordo y la droga requisada.

Ese mismo día, la Guardia Civil preparó una estrategia: el plan de los narcos seguiría su curso con la intención de pillarlos `in fraganti´ cuando fueran a recoger la cocaína. Para ello, había que suplantar a Harbey por lo que intervino un guardia como agente encubierto para seguir informando vía telefónica a los otros dos compinches del polizón sin levantar sus sospechas. Así, los gallegos Leonardo C.C., y Rubén P.R., este último con antecedentes por narcotráfico, prepararon la recogida de la droga que, con la correspondiente autorización judicial, se coordinó por parte de la Guardia Civil como una entrega vigilada en plena ría de Pontevedra.

Minutos antes de las siete de la madrugada del 4 de mayo de 2017, se lanzaron al agua dos bultos, simulando que contenían la droga. Mientras tanto, Leonardo seguía dando las órdenes para la recogida del alijo creyendo que hablaba con Harbey y le dijo que Rubén ya salía a su encuentro. Este le lanzó un último mensaje por el teléfono móvil cuando estaba de camino: “Negro lánzate tú también al mar, que te recojo”.

En plena maniobra de aproximación para recoger el alijo, Rubén fue detenido. Tanto él como Harbey confesaron el plan durante su interrogatorio judicial, mientras que Leonardo logró huir. Un año después este fue arrestado, pero siempre negó su participación en los hechos. La investigación pudo confirmar que un mes antes de frustrarse la operación, Leonardo había viajado a Colombia.

La Audiencia de Pontevedra acaba de condenarles a penas que suman veinticinco años de prisión y al pago de elevadas multas, aunque no se pudo demostrar que los tres acusados formasen parte de una organización criminal con continuidad en el tiempo. La mayor condena de 10 años y nueve millones de euros de multa ha sido para Leonardo C.C., el supuesto organizador de la operación. Para Rubén P.R., la pena se ha fijado en 8 años y siete millones de multa, y la menor ha sido para el polizón colombiano, Harbey P.C., con siete años de prisión y multa de cuatro millones de euros.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50