El PP apoyará la reforma fiscal del Gobierno valenciano

El líder de los populares, Carlos Mazón, adelanta el voto a favor por ser un avance, aunque sea “insuficiente”

El presidente del PP valenciano, Carlos Mazón, en la sede de los populares, en Valencia, el pasado mes de diciembre.
El presidente del PP valenciano, Carlos Mazón, en la sede de los populares, en Valencia, el pasado mes de diciembre.Mònica Torres

El presidente del PP valenciano, Carlos Mazón, ha anunciado que los populares apoyarán la reforma fiscal presentada por el Gobierno valenciano (PSPV, Compromís y Podem). Mazón ha señalado que aunque la considera “insuficiente y testimonial”, la propuesta contará con los votos de los diputados del PP. “Vamos a apoyar todo lo que sea avanzar. Somos constructivos”, ha alegado.

La reforma fiscal presentada por el gobierno autonómico incluye una reducción del tramo autonómico del IRPF (Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas) para el próximo año, con efectos retroactivos al 1 de enero de 2022, que beneficiará las rentas medias y trabajadoras que ganan hasta 60.000 euros al año. Además, aumenta del 10% del mínimo personal y familiar del IRPF (las cantidades deducibles en el impuesto como cuantía mínima de supervivencia) hasta los 6.105 euros con carácter general. Para el próximo ejercicio, se incrementará la carga tributaria a las rentas más altas con el IRPF y subidas del 0,25% en el Impuesto del Patrimonio por encima de un millón de euros y de un punto en el de Transmisiones, por la adquisición de viviendas de más de un millón de euros. Los votos de los tres partidos de gobierno son suficientes para sacar adelante la reforma.

Donde sí serán necesarios los votos del PP será en la enmienda que los socialistas han anunciado que presentarán en el debate parlamentario del proyecto de Presupuestos para bonificar el impuesto de sucesiones al 99 % a todas las empresas familiares, iniciativa que rechazan tanto Compromís como Podem que lo consideran una deslealtad y “un regalo fiscal a los que más tienen”, mientras que ellos han defendido subir la carga tributaria a las rentas y patrimonios más altos.

El líder de los populares valencianos ha adelantado sus votos a favor respecto al decreto que recoge la medida fiscal del Botànic, pese a que, tal como ha dicho, “en el mejor de los casos supondrán un ahorro de 100 euros al año”, pero ha mantenido que reiterarán su propuesta que refleja no solo rebajas en el IRPF sino también en el impuesto de Patrimonio, con una bonificación del 100%, al igual que el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, que desaparecería en un 99% de los casos. Según el PP, las rebajas no implicarían menos financiación para los servicios públicos básicos porque su implantación elevaría la recaudación por el consumo y el aumento de la actividad.

El apoyo del PP a la reforma fiscal se limitará a esa medida. Carlos Mazón ha valorado los presupuestos presentados por la Generalitat valenciana y los ha calificado de “presupuesto de campaña”, “de desesperación electoral”, “agónicos”, “de vergüenza y burla”, adelantando así su enmienda a la totalidad. “Son unos presupuestos de precampaña de libro, que no se sostienen y suponen una vergüenza para la que está cayendo”, ha criticado, y ha hecho especial hincapié en la subida de “más de 3.000 euros al año” de los sueldos de los altos cargos, incluidos el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig. El jefe del Consell se ha defendido a este respecto y ha alegado que el valenciano es un Gobierno “marcado por la austeridad”. “Nos hemos adecuado a lo que se les va a subir a los funcionarios”, ha argumentado a la vez que ha calificado de “cínico” que la crítica venga “de quien cobra más que el presidente de la Generalitat”, en referencia a Mazón, que es presidente de la Diputación de Alicante y tiene un sueldo superior al del propio Puig.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS