El PP propone una rebaja fiscal para “despertar” la economía valenciana

Carlos Mazón estima que los contribuyentes se ahorrarían 1.530 millones de euros en impuestos

El presidente del PP valenciano, Carlos Mazón, durante la presentación de la propuesta fiscal del partido.
El presidente del PP valenciano, Carlos Mazón, durante la presentación de la propuesta fiscal del partido.Rober Solsona (Europa Press)

El PP valenciano, que preside Carlos Mazón, ha comenzado a esbozar la que será su alternativa electoral al Gobierno del Botànic. En sintonía con lo que ha hecho la presidenta de Madrid, la popular Isabel Díaz Ayuso, sus homólogos valencianos proponen una rebaja de impuestos que ahorrarán a los contribuyentes 1.530 millones de euros y que repercutiría, sobre todo, en las rentas medias y bajas. Según el PP, el 80% de los valencianos tendrán la menor carga fiscal de toda España.

Mazón ha justificado su propuesta de rebaja fiscal en la “pérdida progresiva de la competitividad valenciana”, más baja que la media española, en la excesiva presión impositiva que soportan los valencianos y en la baja productividad. “Tenemos que despertar la economía valenciana”, ha enfatizado el presidente del PP.

La formación conservadora insiste en que su propuesta no implicará menos financiación para los servicios públicos básicos porque se recaudará, en un escenario de recuperación económica, más por el consumo y el aumento de la actividad; concretamente, calculan, unos 1.600 millones de euros, con lo que la repercusión en la disponibilidad de recursos públicos sería neutra. El efecto sobre el déficit público valenciano será pequeño pero aun así lo rebajará en un 0,2%, estiman.

Más información

La reforma afecta al tramo autonómico del IRPF, que se rebaja, sobre todo, para los salarios más bajos, al impuesto de Patrimonio, que se bonifica en un 100%, al igual que el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, que desaparece en un 99% de los casos.

Para el tramo autonómico del IRPF, los populares lo simplifican y regulan por primera vez el mínimo personal y familiar, que solo tienen comunidades como Madrid, Baleares, Cataluña o La Rioja, aumentándolo hasta el máximo legal del 10%. Las rentas más bajas pagarán menos que en Madrid y las rentas altas un poco más que la comunidad de Díaz Ayuso. El ahorro para las rentas bajas llega hasta el 31% mientras en las rentas altas se sitúa en un 4%. Nadie pagará más del 50% de su renta con este modelo.

Para el impuesto sobre Patrimonio —la Comunidad Valenciana es la tercera donde más se paga—, el PP plantea bonificar el 100% de un tributo que, según el PP, solo se mantiene en España del conjunto de países de la UE. “Origina una doble imposición”, ha explicado el diputado Rubén Ibáñez, que recuerda que los expertos lo consideran además “una barrera de entrada a las inversiones del exterior”.

En el Impuesto de Sucesiones, los hijos menores de 21 años pasan de una bonificación del 75% actual al 99%, y en el caso de mayores, cónyuges y padres, el cambio es del 50% en vigor al 99%. Los hermanos y sobrinos, que carecían de bonificación, pagarían con la propuesta de los populares un 50%. En Donaciones, donde ahora no hay gratificación alguna, se aplicarán las mismas rebajas que en Sucesiones.

El impuesto de Transmisiones Patrimoniales se modula para incentivar la compra y venta de inmuebles y la actividad económica en general. Así, los inmuebles de menos de 250.000 euros tributarán al 6%, los que suban hasta 600.000 tributarán al 8% y los que excedan esa cifra abonarán un 9%.

“En el caso de la vivienda habitual habrá un tipo súper reducido del 3% para viviendas de hasta 150.000 euros para menores de 35 años y de hasta 180.000 para familias numerosas y personas con discapacidad”. “Además este tipo del 3% también se aplicará en compra-venta de inmuebles en municipios pequeños con riesgo de despoblación”, han detallado.

Por último, el presidente del PPCV ha anunciado que en los “actos jurídicos documentados se bajará el tipo general de 1,5% al 1% y el tipo de las hipotecas del 2% al 1%.

Ibáñez ha añadido que la propuesta de rebaja fiscal, que se presentará a partir del 3 de octubre a los agentes económicos para que hagan sus aportaciones, no será algo aislado. La formación prepara además un plan de reestructuración “profunda” del sector público autonómico para reducir “la grasa de la administración”. Según Mazón, el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, anunció en campaña electoral que tendría seis consejerías, “y ahora tiene doce”. “Y el número de cargos también ha pasado de 147 a 300″, ha denunciado.

A favor del fondo de compensación

El presidente de los populares valencianos se ha mostrado a favor del fondo de compensación que ayer martes reivindicaron conjuntamente en Sevilla el presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno, del PP, y el presidente Puig para las autonomías infrafinanciadas con el sistema en vigor hasta que se actualice y se las equipare a la media española.

Mazón ha vuelto a rechazar la imposición de una tasa turística en la Comunidad Valenciana y María José Catalá, portavoz del grupo parlamentario, ha tendido la mano al partido de Puig para sacar adelante cuestiones de carácter presupuestario o proyectos como la ampliación del puerto de Valencia, con la que los socios del Botànic de Compromís y Unides Podem no están de acuerdo.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción