Dimite el número dos de Mireia Mollà y denuncia una purga interna

El subsecretario de Agricultura, Alfons Puncel, dirige una dura crítica a Iniciativa y alega que se va para no avalar las formas “deporables” en la destitución de la consejera

La ya exconsejera Mireia Mollà, durante la presentación de la aprobación del anteproyecto de Ley del Cambio Climático y Transición Ecológica, en agosto de 2021.
La ya exconsejera Mireia Mollà, durante la presentación de la aprobación del anteproyecto de Ley del Cambio Climático y Transición Ecológica, en agosto de 2021.Ana Escobar (EFE)

El subsecretario de Agricultura, Alfons Puncel, ha anunciado este martes su decisión de presentar la dimisión de su cargo tras la destitución de la consejera Mireia Mollà que ayer fue apartada de su puesto por la vicepresidenta del Gobierno valenciano, su compañera de partido, Aitana Mas. Puncel ha publicado un duro escrito en su perfil de Facebook en el que denuncia una purga dentro de Iniciativa, uno de los tres partidos que forman la coalición Compromís y al que pertenecen él mismo, la propia Mollà y Mas y que está liderado por Mónica Oltra. “La dirección actual de mi partido ha optado por deshacerse de toda crítica”, señala.

Durante la tarde de este miércoles, también ha anunciado su dimisión la secretaria autonómica de Emergencia climática y Transición Ecológica, Paula Tuzón, que, a través de un mensaje en su perfil de Twitter, ha dicho que “la buena política ha de ser compartida, coherente y para la gente” y que, por ello, dimite.

Puncel se va, según ha publicado, no por una adhesión inquebrantable a Mireia Mollà “sino por razones éticas y estéticas”. “Por ética porque no hay razones o las que se dicen son despreciables y por estética porque las formas de proceder son deplorables”, señala en su escrito. “No quiero que con mi presencia avalar esas conductas”. El cese, según indica “aleja más a la ciudadanía, particularmente a la exigente ciudadanía de izquierdas, de la política, que lo que pide es todo lo contrario a purgas”.

Aitana Mas anunció este martes la destitución de Mireia Mollà después de que esta responsabilizara a Economía, en manos de Compromís, y a Territorio, en manos del PSPV, de la lentitud en la gestión administrativa de nuevos proyectos de campos fotovoltaicos. Fuentes de Compromís alegaron que este no ha sido el único desplante de Mollà y que sus deslealtades se habían convertido en habituales en los últimos cuatro meses. Sin embargo, para Puncel, el cese se ha ejecutado con “excusas autoconstruidas” y “por asuntos de partido”. Esos asuntos, según escribe, no son otros que “mediante pactos internos” garantizarse puestos de salida en las próximas elecciones “ante la evidencia personal de que fuera no tiene nada”. “Poco más se puede esperar de ciertas incapacidades morales e intelectuales de aquellos que se adhieren a la ‘política de la cancelación”, esgrime.

El hasta ahora subsecretario de Mollà critica también las formas ya que, según su versión, la destitución se produjo con “una llamada de Aitana Mas de 15 segundos y sin dar tiempo para pedir explicación razonable”. Según fuentes de la vicepresidencia, Mas intentó, infructuosamente, fijar un encuentro con Mollà que no le cogió el teléfono en dos ocasiones. A la tercera, la ya exconsejera de Agricultura contesto que estaba comiendo y que no podía acudir por lo que Mas decidió comunicarle el cese por teléfono.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS