Mazón exige a Arrimadas que explique la moción de censura de Orihuela

El líder autonómico del PP arropa al actual alcalde, quien califica a los cinco ediles de Ciudadanos que firman la iniciativa con el PSOE de clan de tránsfugas

El presidente del PP valenciano, Carlos Mazón (segundo por la derecha), este martes en Orihuela.
El presidente del PP valenciano, Carlos Mazón (segundo por la derecha), este martes en Orihuela.

El presidente del Partido Popular en la Comunidad Valenciana, Carlos Mazón, ha exigido este martes explicaciones a la dirección nacional de Ciudadanos sobre de la moción de censura que cinco concejales de la formación naranja han firmado con el PSOE y Cambiemos para hacerse con la alcaldía de Orihuela (Alicante). “No sabemos si hay sanción o ratificación” para estos cinco ediles por parte de la directiva de Inés Arrimadas, ha sostenido Mazón, que, según ha dicho, han activado “una moción de censura sin proyecto, sin prioridad, sin idea clara y a 11 o 12 meses de una convocatoria electoral”. A juicio del líder popular autonómico, los representantes de Ciudadanos y del resto de partidos implicados, en especial el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, “escurren el bulto” ante una iniciativa “que huele muy mal”.

En una comparecencia celebrada en Orihuela, Mazón ha querido mostrar la “unidad y la fortaleza” del PP en compañía de Víctor Valverde, presidente de la gestora del PP oriolano, de Toni Pérez, presidente provincial del partido, y de Emilio Bascuñana, actual alcalde del municipio alicantino, a quien Mazón apoya a una semana de la moción. “Pase lo que pase el día 25″, fecha en que está previsto el pleno que entregará la vara de mando a la socialista Carolina Gracia, tanto Bascuñana como su equipo de concejales “seguirán”. “Hasta el rabo todo es toro”, ha advertido Mazón.

Para acceder a la presidencia de la Diputación Provincial de Alicante, Mazón firmó un pacto con el partido de Arrimadas, “para la defensa del territorio, del trasvase Tajo-Segura, de una bajada de impuestos, para la libertad de los padres de elegir la educación de sus hijos, contra la imposición catalanista del Gobierno autonómico actual y en defensa del modelo turístico y en contra de la tasa”. Mazón ha interpelado a la dirección nacional de Ciudadanos en todos estos ámbitos, preguntándose si quieren pactar con quienes, en su opinión, defienden todo lo contrario. También duda de si “todo el PSOE ratifica la actitud de Ximo Puig de adquirir la alcaldía de Orihuela a toda costa” y de si Cambiemos, Los Verdes, Podemos y Compromís “están de acuerdo con juntarse con quienes han denunciado”.

Por su parte, Bascuñana, que sigue pendiente de juicio por, presuntamente, cobrar un salario de la consejería de Sanidad sin acudir a su puesto de trabajo, confía en que los ediles de Ciudadanos, que hasta ahora formaban parte de su equipo de Gobierno, “cambien de nombre, porque nunca han dejado de ser del CLR [Centro Liberal Renovador]”, partido cuyos integrantes se afiliaron a la formación naranja en 2015. Para el alcalde, estos cinco ediles firmantes del pacto con PSOE y Cambiemos, “son unos tránsfugas, un clan que no obedece a criterios de partido” y espera que desde los despachos de Ciudadanos “actúen con agilidad para expulsarlos”. “Hemos dedicado muchos esfuerzos”, ha argumentado el primer edil oriolano, “en que se mantuvieran en la legalidad”. En su ciudad, subraya, “el empleo público debe ser para todos, el sueldo igual para todos” y todas las actuaciones y protocolos urbanísticos “iguales para todos”. “Se ve que estos otros compañeros les permitirán lo que nosotros no les hemos permitido”, ha acusado el alcalde, sin concretar. El PP oriolano, ha insistido, “no cederá nunca a ningún chantaje”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS