Alicante

Imputado el alcalde de Orihuela por cobrar más de 200.000 euros de Sanidad sin ir a trabajar

La Fiscalía investiga a Emilio Bascuñana, del PP, por un presunto delito de apropiación indebida. El edil, médico de profesión, niega la acusación y asegura que hacía labores de asesoramiento

Emilio Bascuñana, alcalde de Orihuela, en su despacho del Ayuntamiento en una imagen municipal.
Emilio Bascuñana, alcalde de Orihuela, en su despacho del Ayuntamiento en una imagen municipal.GASPAR POVEDA GRAU

El alcalde de Orihuela (Alicante), Emilio Bascuñana (PP), deberá declarar ante la Fiscalía Anticorrupción de Alicante como investigado por una presunta apropiación indebida de fondos públicos. El ministerio público ha encontrado posibles indicios de delito en la labor desempeñada por Bascuñana para la dirección territorial de la Consejería de Sanidad en Alicante, por la que percibió más de 200.000 euros, sin que haya constancia de ningún informe suyo ni de que ocupara ningún puesto de trabajo, entre noviembre de 2007 y enero de 2014. La apertura del caso le ha costado un expediente informativo de su partido.

Más información

El asunto parte de un informe realizado por el gabinete que preside la consejera Ana Barceló en 2018. En él, según informó la propia Barceló en una comparecencia ante las Cortes valencianas, se consignaba que no constaba documento alguno en el que se especificaran las funciones que debía desempeñar Bascuñana, ni ninguno de sus informes. Sanidad tampoco halló evidencias de que el ahora primer edil oriolano hubiera ocupado algún despacho o incluso de que se hubiera pasado en alguna ocasión por la delegación territorial alicantina. En 2019, la consejería denunció el asunto ante la Fiscalía de Alicante y un año después, el caso pasó a la Fiscalía Anticorrupción, que acaba de citar a Bascuñana como investigado.

En su momento, el alcalde oriolano, médico de profesión, declaró que ejercía funciones de asesoramiento, colaboración, coordinación y apoyo desde su propio domicilio o desde otros lugares. También indicó que no realizaba los informes por escrito. Esta semana, tras conocerse su imputación, adelantada por el periódico Información, Bascuñana publicó un vídeo en una red social en el que asegura que la acusación es “una absoluta mentira, una falacia”. “Siempre he hecho lo que se me ha mandado” como funcionario de Sanidad, dice, “y he estado donde se me ha mandado”. El edil popular subraya que está “muy tranquilo” y confía en que el asunto pueda quedar “clarificado”.

Mientras llega la declaración de Bascuñana ante el juez, prevista en el plazo máximo de un mes, el Partido Popular le ha abierto un expediente informativo, tal como estipulan los estatutos del partido. No obstante, el coordinador del PP provincial de Alicante, Juan Francisco Pérez Llorca, confía en que el alcalde investigado pueda “explicarse y defenderse”. “Vamos a esperar que continúe un proceso judicial que acaba de iniciarse”, señala Pérez Llorca en un comunicado, en el que también adelanta que el PP “apoya y cree” en la inocencia de Bascuñana.

Por su parte, la portavoz socialista de Orihuela, Carolina Gracia, manifiesta que la situación judicial de Bascuñana “lo inhabilita para continuar” al frente del consistorio de la capital de la comarca de la Vega Baja, cuya “acción de gobierno” queda, a su juicio, “desestabilizada”. Bascuñana obtuvo la vara de mando en 2015 y en las últimas elecciones municipales, en 2019, logró volver a ser el candidato más votado, aunque con una pérdida considerable de sufragios. En la actualidad, el PP gobierna en Orihuela con el apoyo de Ciudadanos, partido que ha ofrecido su apoyo a su socio de gobierno, al menos, hasta que se aclare un asunto que, según el portavoz municipal de la formación naranja, José Aix, es una noticia “terrible” para la ciudad.


Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50