El alcalde de Valencia reclama de nuevo a la Generalitat que implante la tasa turística

La oposición critica la gestión de la coalición de gobierno en seguridad ciudadana, licencias o movilidad

El alcalde de València, Joan Ribó, en un pleno municipal.
El alcalde de València, Joan Ribó, en un pleno municipal.

El alcalde de Valencia, Joan Ribó (Compromís), ha pedido a la Generalitat en el debate del estado de la ciudad, que ha tenido lugar este jueves, que regule la tasa turística para poderla implantar en la ciudad lo más pronto posible, tras recordar que su implantación está prevista en el acuerdo de gobierno del Rialto, reeditado con los socialistas después de las elecciones locales de 2019.

“Evidentemente, la tasa turística no la pagamos los valencianos ni las empresas turísticas: la pagan solo los que disfrutan de nuestra ciudad haciendo turismo y utilizando nuestros servicios”, ha remarcado el alcalde, para garantizar que trabajarán con la intención de que el Consell la ponga en marcha “lo más rápidamente posible”. La recaudación de la tasa permitiría al Ayuntamiento de Valencia compensar los gastos producidos por la “presión” del turismo, mejorar la calidad de esta actividad y promocionar y proteger los aspectos singulares de la ciudad.

No es la primera vez que el regidor reivindica este impuesto. En septiembre de 2017 ya se manifestó partidario de una tasa turística flexible, que no se imponga a todos por igual. “No es lo mismo Valencia, que Canet d’En Berenguer, Benidorm o Torrevieja. El turismo tampoco es el mismo en cada uno de esos municipios; por tanto, creo que la aplicación debe tener en cuenta las peculiaridades de cada uno”, reivindicó entonces Ribó.

Como balance general, ha asegurado que la presión fiscal de Valencia es “razonable” y está en la media de las ciudades españolas, “muy lejos de algunas declaraciones tremendistas que se han oído” en la oposición, así como que las cuentas del consistorio están saneadas.

El regidor ha anunciado además que la campaña de bonos para incentivar el consumo en el comercio continuará durante el próximo año, tras inyectar en octubre hasta 1,7 millones de euros, y ha destacado que la evolución del coronavirus invita a “cierto optimismo sin dejar de lado la prudencia”.

La vicealcaldesa Sandra Gómez (PSPV) ha defendido la gestión de la pandemia: “Estoy orgullosa de cómo se han hecho las cosas”, ha dicho. “Proponemos una Valencia policéntrica, una ciudad donde todos los barrios cuenten y donde el código postal no condicione su futuro”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

En ese sentido, Gómez ha destacado la creación de un gran corredor verde para los barrios del sur de la ciudad, que empezará en el Parque Central y acabará en Vara de Quart. También el impulso del parque de Carolinas de Benimàmet, el parque de Desembocadura en Natzaret y otro en Benimaclet. Además este mes se aprobará el plan director de la ampliación del parque de Benicalap, con 70.000 metros cuadrados de zonas verdes.

María José Catalá, portavoz del PP, ha criticado la nueva imposición de Ribó con la tasa turística, “que va a significar un nuevo golpe para un sector que aún no se ha recuperado de la crisis de la covid y que es uno de los motores de la ciudad”.

La portavoz popular ha acusado al Gobierno local de aficionarse a los proyectos virtuales o macromaquetas pero “la voz más nítida que se va a escuchar hoy es la de los cinco barrios que se van a manifestar por la situación que están viviendo: suciedad, inseguridad, botellón...”. Según la concejala, ha echado de menos “la voz de un gobierno” y le ha parecido que “aquí cada uno ha venido a vender su libro, evitando los problemas graves de la ciudad”.

Catalá ha criticado el millar de personas que duermen en la calle, el cierre de comercios, o que se pierdan proyectos e inversiones “por puro sectarismo”. “¿Cómo va a entrar la gente de Valencia?, ¿Volando?”, ha añadido en alusión a la supresión de los carriles de circulación previstos en el bulevar de Federico García Lorca, dentro el Parque Central, lo que sobrecargará el tráfico en los accesos sur de la capital, por Malilla y San Vicente. Además ha pedido al Gobierno local una condena de la consejera Mónica Oltra (Compromís) por no proteger a una joven que sufrió abuso sexual cuando estaba en un centro de menores bajo su responsabilidad.

Fernando Giner, portavoz del grupo municipal de Ciudadanos (Cs), ha tildado al Ejecutivo del Rialto de “trilero” con la ecología y aficionado a los anuncios de futuribles, “olvidándose de los ciudadanos”. “Necesitamos proyectos tangibles porque cada tres meses trae un bulevar nuevo”, ha agregado Giner a la par que pedía una mejor coordinación con la Generalitat. “Son ustedes un campo de batalla y lo están pagando los valencianos en calidad de vida, atascos y suciedad. Necesitan coordinarse”.

El concejal Pepe Gosálbez, de Vox, ha rechazado “el cuento de esa Valencia que solo existe en su mente”, una “milonga” ante la que ha afirmado que una ciudad “sin Ribó” es posible, “una València limpia de catalanismo”

En el turno de réplica, Ribó ha insistido a Catalá en que la ciudad opina a través de encuestas y votaciones y ha respondido a las críticas sobre el modelo de movilidad de la capital que más le preocupa el problema del transporte metropolitano, el mal funcionamiento de las Cercanías de Renfe o que el PP disolviera hace muchos años la entidad metropolitana. “No le tenemos odio al coche pero en Glasgow se está celebrando una cumbre climática y tendremos que plantearnos otro tipo de movilidad. También les digo que los colapsos no podemos solucionarlos solo desde esta ciudad”.

El alcalde se ha referido a la buena salud de la coalición de gobierno local: “No se hagan ilusiones, acabaremos esta legislatura”, ha dicho; y ha replicado que Valencia es una ciudad segura y cuando la oposición compara cifras se ha de hacer bien. “No es buen método comparar los datos de 2021 con los de 2020, que estuvimos en parte confinados”.

Del botellón, Ribó ha asegurado que está muy paliado gracias a la actuación de contención de la Policía Local. “Estoy muy contento con su actuación porque lo han resuelto sin enfrentamientos con la gente. Aunque sé que hay que avanzar en el tema”, y ha insistido en que hay reuniones para mejorar los problemas de venta de drogas en los barrios de Orriols y Malva-rosa.

Sobre la firma

Cristina Vázquez

Periodista del diario EL PAÍS en la Comunitat Valenciana. Se ha ocupado a lo largo de su carrera profesional de la cobertura de información económica, política y local y el grueso de su trayectoria está ligada a EL PAÍS. Antes trabajó en la Agencia Efe y ha colaborado con otros medios de comunicación como RNE o la televisión valenciana À Punt.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS