_
_
_
_
_

La playa de vías del Parque Central de Valencia se convertirá en un corredor verde

El proyecto conectará los barrios del sur de la capital y se prolongará hasta el nuevo cauce del Túria

Figuración virtual del futuro bulevar García Lorca de Valencia.
Figuración virtual del futuro bulevar García Lorca de Valencia.Ayuntamiento de València

El futuro bulevar García Lorca, proyectado sobre la playa de vías del Parque Central de Valencia, se transformará finalmente en un corredor verde de 49.000 metros cuadrados de superficie y un kilómetro de longitud. El espacio se naturalizará y desaparecen los carriles previstos inicialmente para el tráfico rodado —solo habrá accesos de entrada y salida a los bloques de edificios en bucle—; las aceras serán de seis a 12 metros de ancho y habrá dos carriles bici bidireccionales en los laterales.

El Ayuntamiento ejecutará el corredor verde mientras se llevan a cabo las obras del canal de acceso ferroviario a la ciudad, que están previstas para finales de 2022 o principios de 2023 y costarán 400 millones de euros. El nuevo corredor conectará los barrios del sur y se prolongará hasta el nuevo y renaturalizado cauce del Túria.

El alcalde Joan Ribó, junto con la vicealcaldesa y concejala de Desarrollo Urbano, Sandra Gómez, y el concejal de Movilidad Sostenible, Giuseppe Grezzi, han presentado este martes la planta viaria y los planes de renaturalización del proyecto.

Ribó ha insistido en que el proyecto representa “un cambio en la forma de planificar la ciudad”, siguiendo la tendencia del Parc Lineal de Benimàmet, el Madrid Río, la Rambla de Sants en Barcelona o el Parque de Tilla Durieux, en Berlín. El primer edil ha señalado que la base del proyecto es el Plan de Movilidad Urbana, ya aprobado; el Plan Verde y de la Biodiversidad, en redacción en estos momentos, y el Plan de Movilidad Metropolitano que se presentará en breve.

Vista actual del bulevar García Lorca, con las vías del tren pendientes de soterrar.
Vista actual del bulevar García Lorca, con las vías del tren pendientes de soterrar.Ayuntamiento de València

La vicealcaldesa y titular de Desarrollo Urbano, Sandra Gómez, ha incidido en la oportunidad que suponen las obras del canal de acceso, que soterrarán todas las líneas de Cercanías y alta velocidad de entrada en la ciudad y permitirán derribar el puente de Giorgeta. Está previsto que los trabajos, con un presupuesto de 400 millones de euros —de los que el gobierno de España aportará el 50 %; el Ayuntamiento, 100.000 millones de euros, y la Generalitat, el resto—, se prolongan hasta el año 2027, en nueve fases.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La reurbanización del bulevar García Lorca se desarrollará en paralelo a la ejecución de estas fases y formará parte del corredor verde València Sud, que conectará el centro de la ciudad, desde el Parque Central, hasta el nuevo distrito innovador de Vara de Quart y el nuevo cauce del río Turia. El consistorio convocará un concurso de ideas para esta infraestructura, con la que los barrios del sur quedarán unidos en “la gran transformación urbana del sur de la ciudad que quedaba pendiente desde hace más de 40 años”.

El regidor Giuseppe Grezzi ha detallado el diseño de la planta viaria para la urbanización en superficie del bulevar García Lorca. La actuación tendrá una longitud de un kilómetro, desde el actual paso elevado en la intersección de las avenidas Giorgeta y Peris y Valero, que se eliminará, hasta el puente del Bulevar Sur. La sección comprende un jardín central, además de una acera y un carril bici en cada lateral.

En algunos de los tramos habrá vías de servicio y, en el resto, la acera estará unida con el jardín. Se crearán bandas multifuncionales destinadas a estacionamiento para personas con movilidad reducida, carga y descarga, contenedores de residuos urbanos y arbolado, que estarán conectadas con la calle San Vicente Martir y la carrera de Malilla. Se habilitarán igualmente conexiones transversales para el paso de peatones, bicicletas y vehículos de emergencia en diferentes puntos de la avenida, y desaparecerá la pasarela de peatones y bicicletas en la calle Pianista Empar Iturbi.

El Parque Central de Valencia abrió al público sus primeras 11 hectáreas en diciembre de 2018 tres décadas después de se incorporara como promesa al plan general urbano en los años 80 del siglo pasado. El proyecto completo ocupará 23 hectáreas de terreno en total pero para hacerlo posible es preciso que se soterre el ferrocarril, que parte en dos la capital. El jardín costará 73 millones de euros pero las obras ferroviarias que deben de liberar los terrenos superan los 3.000 millones de euros.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

C. Vázquez
Periodista del diario EL PAÍS en la Comunitat Valenciana. Se ha ocupado a lo largo de su carrera profesional de la cobertura de información económica, política y local y el grueso de su trayectoria está ligada a EL PAÍS. Antes trabajó en la Agencia Efe y ha colaborado con otros medios de comunicación como RNE o la televisión valenciana À Punt.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_