Los bomberos rescatan a un joven atrapado bajo el edificio derrumbado en Peñíscola y hallan el cadáver de un menor

La madre del superviviente permanece debajo de los escombros del piso que se hundió en la tarde del miércoles

Dos bomberos entre los escombros del edificio derrumbado en Peñíscola. En vídeo, un joven es rescatado con vida de entre los restos del piso. FOTO: VOST COMUNITAT VALENCIANA / VÍDEO: EUROPA PRESS

Los servicios de rescate han encontrado en la mañana de este jueves, después de 12 horas de búsqueda, el cuerpo sin vida de un menor de 14 años atrapado entre los escombros de un edificio de tres alturas que se derrumbó este miércoles en una urbanización de Peñíscola (Castellón). Es una de las tres personas, miembros de la misma unidad familiar, según fuentes del operativo, que quedaron sepultadas tras desmoronarse el inmueble. Las otras dos son una mujer, pareja del padre del adolescente fallecido, y el hijo de esta, un joven en la veintena que fue rescatado anoche con vida alrededor de cuatro horas después del accidente, tras ser localizado y responder a las llamadas de los bomberos, que pudieron sacarlo consciente. El superviviente respondió a las sucesivas llamadas, a voces y con golpes, de los bomberos, que retiraron los escombros a mano para acceder a él. Los equipos de emergencias siguen buscando a su madre, que según el joven, se encontraba en el mismo primer piso que él cuando se produjo el siniestro.

Andrés Martínez, alcalde de Peñíscola en un pleno. En vídeo, declaraciones de Martínez en una entrevista en la Cadena Ser este jueves.AYUNTAMIENTO DE PEÑÍSCOLA | VÍDEO: CADENA SER

El siniestro, cuyas causas se desconocen por el momento, se produjo antes de las ocho de la tarde del miércoles en un edificio de unos 20 apartamentos ubicado en la urbanización Font Nova de Peñíscola, alejada del casco urbano y que ha quedado bastante afectada. La localidad tiene una población censada de 7.683 habitantes que se dispara por encima de los 100.000 en verano.

Pasada la medianoche, el resplandor de cuatro potentes focos iluminaba el amasijo de cascotes mientras varias decenas de bomberos se afanaban en seguir retirando restos de paredes, techos y suelos desplomados. Fuera del perímetro de seguridad, a unos 300 metros, podía divisarse el dispositivo. En un momento determinado varios bomberos han estallado en abrazos. Habían encontrado al joven que llevaba horas respondiendo a voces bajo los escombros.

El cabo de bomberos Carlos Verchili, que es quien ha realizado la maniobra de rescate en primera línea, ha destacado la dificultad de la operación pero la enorme satisfacción por haberlo logrado. Visiblemente emocionado ha explicado que el chico estaba aprisionado del tórax para abajo, en un pequeño hueco y con la única posibilidad de mover un brazo. “Tras responder a nuestras llamadas, hemos intentado que no perdiera la consciencia. Al principio no teníamos contacto visual, solo a través de sus palabras o señales. Al final hemos llegado a él. Estaba rodeado de forjados y en una zona muy inestable”, ha relatado. Antes de lograr excarcelar el cuerpo del joven, los servicios médicos le han puesto una vía con sedante debido a su estado de shock y ante la necesidad de analgésicos. El suboficial del mismo cuerpo Enrique Egea ha asegurado además que nunca había tenido que actuar en un derrumbe de estas dimensiones.

Los bomberos rescatan con vida a una de las tres personas sepultadas.
Los bomberos rescatan con vida a una de las tres personas sepultadas.VOST COMUNITAT VALENCIANA

El rescatado fue trasladado en ambulancia al hospital de Vinaròs. El sonido de los cascotes retirados manualmente por los equipos de rescate prosiguió mientras los perros trataban de localizar a los otros dos desaparecidos.

Según el testimonio de testigos del derrumbe, todo sucedió en dos partes: un primer desplome al que siguió otro 15 minutos más tarde, lo que pudo permitir que algunas personas abandonaran la zona afectada antes del segundo colapso.

El president de la Generalitat, Ximo Puig se ha trasladado al lugar del derrumbe de un edificio en Peñíscola (Castellón). En vídeo, declaraciones de Puig,DOMENECH CASTELLÓ | VÍDEO: EFE

A Javier Ansoleaga el derrumbe de su apartamento le ha pillado fuera de casa. Ha sido su hermana la que lo ha llamado alertada por las noticias, ya que él y su familia no se habían enterado del desastre. Él mismo ha recordado cómo la semana anterior la ocupación del inmueble había sido mucho mayor que la de estos días. Tras enterarse de lo ocurrido acudió al lugar de los hechos donde comprobó, con estupefacción, las dimensiones del destrozo.

Los bomberos, entre los escombros del edificio.
Los bomberos, entre los escombros del edificio.VOST Comunitat Valenciana

El secretario autonómico de Seguridad y Emergencias, José María Ángel, que se ha trasladado a Peñíscola, ha reconocido la labor de los bomberos y su pericia, así como el trabajo sin descanso para la localización de los cuerpos. Para las labores de rescate se han movilizado seis dotaciones de bomberos, así como personal de las unidades de rescate y salvamento, de la unidad canina y de la unidad de maquinaria y logística. Según fuentes municipales, el accidente no se ha debido a ninguna explosión y el edificio apenas tiene 30 años, por lo que por ahora no se contempla ningún problema con el estado de la estructura o la cimentación relacionado con el paso del tiempo. Aun así, nueve familias, alrededor de 30 personas, tanto del edificio siniestrado como de otros colindantes, han tenido que ser realojadas en hoteles, en viviendas de familiares o en sus primeras residencias. Hasta el lugar también se han trasladado varios técnicos de estructuras del Ayuntamiento de Peñíscola con el fin de analizar la situación y ver si hay riesgo de derrumbe del resto del inmueble. La Guardia Civil también ha ayudado en las labores de rescate y averiguado qué propiedades del edificio estaban vacías y cuáles habitadas.


Las autoridades ruegan no acudir a la zona y dejar libres los accesos para el paso de los servicios de emergencias. Los perros de la unidad canina de Protección Civil también están colaborando en la búsqueda de más gente.

El alcalde de Peñíscola, Andrés Martínez, ha destacado la colaboración de los vecinos en la búsqueda de teléfonos de los inquilinos del edificio caído. “Es una desgracia”, ha afirmado Martínez.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción